<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

La pobreza en Medellín: un desafío inaplazable

Medellín requiere un plan de choque contra la pobreza. La ciudad cuenta con recursos significativos, y es hora de utilizarlos de manera efectiva y con una clara priorización en la que debemos participar activamente desde la ciudadanía..

22 de noviembre de 2023
bookmark

Por Daniel Duque Velásquez - @danielduquev

La lucha contra la pobreza debería ser lo más importante en la agenda del nuevo gobierno. La realidad es que, a pesar de tener un gran potencial institucional, miles de familias luchan diariamente para satisfacer sus necesidades básicas. Las estadísticas hablan por sí solas, y es urgente que tomemos medidas decisivas para abordar este desafío.

Según la última Encuesta de Percepción Ciudadana de Medellín Cómo Vamos, el 28% de los hogares reportan que al menos un miembro de su familia no tiene tres comidas diarias. Esto es inaceptable en una ciudad próspera como la nuestra que para este año tuvo un poco más de 8 billones de pesos de presupuesto.

El problema de vivienda también es preocupante. Según el informe de calidad de vida de Medellín Cómo Vamos del 2020, cerca de 40 mil hogares tienen déficit cuantitativo de vivienda; teniendo en cuenta la profundización de los problemas de gentrificación, la baja construcción de vivienda de interés social de los últimos dos gobiernos, y el crecimiento del turismo en la ciudad, la cifra es mucho mayor. Todo esto sin contar el déficit cualitativo, es decir, el que viven aquellas familias que habitan viviendas sin condiciones mínimas, como por ejemplo el acceso a servicios públicos domiciliarios, baños con inodoros, etc.

Es imperante un nuevo acuerdo sobre lo fundamental en Medellín, y ese acuerdo tiene que tener a la erradicación de la pobreza como pieza central. No es justo que en Medellín haya gente que se acueste con hambre, o que no tenga un techo digno donde pasar la noche, porque tenemos los recursos y las capacidades para cambiar esa realidad.

Medellín requiere un plan de choque contra la pobreza. La ciudad cuenta con recursos significativos, y es hora de utilizarlos de manera efectiva y con una clara priorización en la que debemos participar activamente desde la ciudadanía.

Explorar mecanismos como las transferencias monetarias para las familias en pobreza extrema, es esencial. Programas como Medellín Solidaria, que brindan seguimiento riguroso a estas familias y las empoderan para superar su situación, deben ser retomados y fortalecidos.

De igual forma, es fundamental la creación de un observatorio de vivienda que integre a la Alcaldía de Medellín, la academia, el gremio de la construcción, las cajas de compensación familiar y el sector solidario, para que de manera conjunta estudien a profundidad el tema y tomen decisiones que permitan aliviarlo. Además de esto, hay que retomar los proyectos urbanos integrales con referentes exitosos como el de la comuna 13 y Moravia, y aprendiendo de los errores. Estas acciones bien encaminadas, mejorarían sustancialmente la calidad de vida de miles de familias, pero además podrían ser una estrategia efectiva para enfrentar otros desafíos como la adaptación al cambio climático, que requiere sin duda vivienda segura para todas las familias.

Medellín merece un futuro mejor, y es responsabilidad nuestra, como ciudadanos, exigir un enfoque decisivo en la lucha contra la pobreza. La tarea es colosal, pero el compromiso es ineludible. Ha llegado el momento de actuar y construir una Medellín más justa y solidaria. Medellín tiene con qué lograrlo.

Sigue leyendo

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*