<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Columnistas | PUBLICADO EL 24 octubre 2021

El futuro es aterrador, dicen los jóvenes

Por JUAN JOSÉ HOYOSredaccion@elcolombiano.com.co

La mayoría de los jóvenes de hoy piensan que el futuro de la humanidad es aterrador. La ansiedad provocada por el cambio climático está afectando sus vidas cotidianas hasta tal punto que ha cambiado su forma de jugar, comer, estudiar y hasta dormir. Casi la mitad de los jóvenes dicen que ahora tienen dudas sobre si vale la pena tener hijos.

Más de la mitad piensa que los gobiernos de sus países están traicionándolos a ellos y a las futuras generaciones al evadir su responsabilidad para tomar medidas que contengan el desastre ambiental.

Estas son algunas de las conclusiones de una investigación financiada por la organización no gubernamental Avaaz, en la que científicos de cinco universidades consultaron a 10.000 jóvenes entre los 16 y 25 años en Estados Unidos, India, Reino Unido, Francia, Australia, Finlandia, Portugal, Brasil, Filipinas y Nigeria.

Más de 7 de cada 10 jóvenes encuestados cree que “el futuro es aterrador”. Más de la mitad dijo que cree que la humanidad está condenada y difícilmente sobrevivirá a los daños causados por el cambio climático.

Las dos terceras partes de los jóvenes dijeron sentirse tristes, asustados y ansiosos. Este porcentaje se eleva al 81 % en los jóvenes que viven en países donde el cambio climático ha causado más estragos, sobre todo en territorios costeros de los océanos Pacífico y Atlántico.

Un 81 % de los jóvenes también culpó a las últimas generaciones de haber fallado en cuidar el planeta en que vivimos. Más de la mitad dijo que por esta razón tendrá menos oportunidades que las que disfrutaron sus padres.

Los científicos que evaluaron la encuesta advirtieron que casi el 60 % de los jóvenes que respondieron sus preguntas dijeron que se sentían extremadamente preocupados. “Para los jóvenes el problema es diferente; para nosotros, la destrucción del planeta es un asunto personal”, dijo un muchacho de 16 años. “Crecí con miedo de ahogarme en mi propia habitación”, dijo Mitzi Tan, otro joven de 23, nacido en Filipinas, un país amenazado cada año por los tifones y las inundaciones.

En la investigación participaron, entre otras, la Universidad de Bath, en Inglaterra, la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford y la Universidad de Helsinki.

Los resultados fueron calificados como alarmantes por organizaciones como la ONU. Los psicólogos que han estudiado los resultados de la investigación dicen que la ansiedad que sienten los jóvenes frente a los desastres del clima no solo los afecta a ellos: la ansiedad climática la sienten personas de todas las edades en la mayor parte de los países del gl obo terrestre.

Los expertos definen la ansiedad climática como “la preocupación, la frustración, el dolor e incluso la ira asociados a la realidad de la crisis climática y al constante fracaso de los gobiernos a la hora de actuar con la urgencia que se requiere”.

Los autores de la investigación sostienen que los jóvenes se sienten traicionados por sus líderes y están asustados por el futuro. “Estos son sentimientos incómodos y difíciles, pero son una respuesta perfectamente normal frente a la destrucción del mundo natural y a la inacción política” de los gobiernos.

Las tasas de ansiedad y preocupación tienden a ser más altas entre los jóvenes de los países en desarrollo, como Brasil, Nigeria y Filipinas. Por ejemplo, en Brasil, casi la mitad de los jóvenes entrevistados (48%) dijo que siente dudas acerca de tener hijos cuando piensa en el cambio climático.

¿Qué pensar de un mundo donde los jóvenes -que son su principal fuerza renovadora para el futuro- están perdiendo la esperanza?

.