<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Economía | PUBLICADO EL 13 diciembre 2021

Mínimo de $1 millón, ¿qué traería para la economía?

  • Según el presidente Iván Duque, este aumento del salario mínimo estimularía la demanda agregada del país. FOTO julio césar herrera
    Según el presidente Iván Duque, este aumento del salario mínimo estimularía la demanda agregada del país. FOTO
    julio césar herrera
  • Según el presidente Iván Duque, este aumento del salario mínimo estimularía la demanda agregada del país. FOTO julio césar herrera
    Según el presidente Iván Duque, este aumento del salario mínimo estimularía la demanda agregada del país. FOTO
    julio césar herrera

En medio de las conversaciones entre empresarios y trabajadores para llegar a un consenso sobre la definición del salario mínimo para el próximo año en Colombia, tal y como lo anunció EL COLOMBIANO, el presidente Iván Duque confirmó que el Gobierno le apuesta a llegar a un incremento histórico del 10,07%, lo que equivaldría a millón de pesos sin auxilio de transporte.

El mandatario confirmó el anuncio durante la inauguración de la sede del Hotel Escuela del Sena en San Andrés, donde también dijo reconocer la dureza que soportaron los trabajadores y los empresarios durante la pandemia, y destacó que, gracias a la buena marcha de la economía y su dinámica recuperación, hay voluntad para lograr un incremento significativo en el ingreso.

Esta cifra es el resultado de las conversaciones que ha tenido Duque por tres meses con líderes gremiales como Bruce MacMaster, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi); Jaime Alberto Cabal, presidente del Consejo Gremial; y Julián Domínguez, presidente de Confecámaras.

Las reacciones

La propuesta del presidente fue catalogada como “importante y sorprendente” por las centrales obreras. Sin embargo, para Francisco Maltés, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), se hace necesario que el Gobierno tome medidas frente a la subida de precios de los alimentos y el transporte con miras a proteger el incremento del salario.

“Este año el crecimiento económico se ha soportado en los pocos ahorros que los colombianos pudieron hacer durante el confinamiento y por las remesas que envían quienes están trabajando en el exterior. Los hogares se gastan el 50% de su salario en alimentos y transporte, por tal razón requieren un aumento muy importante para recuperar el poder adquisitivo”, anotó Maltés.

Por su parte, Percy Oyola, presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT), calificó como “sorprendente” el pronunciamiento del Gobierno. “Todavía hay una serie de aspectos que son necesarios abordar, que tienen que ver con los controles de tarifas de servicios públicos, alimentos y transporte, pero es muy interesante que el Gobierno haya tomado la iniciativa”, expresó Oyola.

Por el lado de los empresarios, la propuesta de Duque fue bien recibida. Mac Master, presidente de la Andi, afirmó que coincide con el Gobierno y que si bien es cierto que se tendrán que cuidar otras variables como competitividad, inflación, empleo e informalidad, consideró que “la solidaridad en un momento tan extraordinario como el que estamos viviendo se impone sobre cualquier otra racionalidad”.

Y agregó que espera que esa propuesta conduzca a que se llegue a un consenso con los representantes de los trabajadores.

Las implicaciones

Un consumidor con más dinero en su bolsillo estimula el consumo y la actividad empresarial; sin embargo, según Raúl Ávila, docente de Economía de la Universidad Nacional, el efecto sobre el consumo tendría lugar a corto plazo, ya que el coste aumentado de la mano de obra acabaría por trasladarse a los precios (generando inflación), y podría mermar el poder adquisitivo de los sectores de renta baja.

Y es que cabe recordar que un aumento del orden del 10,07% es muy superior a la inflación proyectada para este año, que sería del 5,3%.

“Un aumento tan por encima de la inflación trae consecuencias para la generación de empleo formal, porque pagar un salario mucho más elevado implica para un empleador promedio gastar más ingresos para pagar nómina y demás. Adicional, todo subiría también de precio: los arrendamientos, servicios públicos, pensiones en colegios, etc. El costo de vida se elevaría significativamente”, indicó Ávila.

Por el contrario, para Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, la inflación tiene un efecto regresivo en la adquisición de bienes y servicios, sobre todo de las clases más populares, pero considera que este aumento no es desproporcionado.

“Yo creo que la inflación está ligada a todo el proceso de reactivación y a algunos déficit en el control de la economía a nivel central, pero no sé hasta qué punto se podrá ligar un aumento de 92.000 pesos para el mínimo como el causante de una inflación descontrolada en un país en el que el 50% de las personas ganan menos del salario mínimo”, apuntó Jaramillo.

Así, se espera que este lunes se escuchen las diferentes posiciones y análisis de expertos y académicos, y que gremios y centrales obreras pongan sus propuestas sobre la mesa (Ver Qué sigue).

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? los expertos
que participarán

Este lunes se llevará a cabo la presentación de las perspectivas de expertos invitados por los miembros de la Comisión Permanente de concertación de Políticas Salariales y Laborales tanto del sector gremial como del sector sindical.

Entre los expertos se encuentran Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo; Mauricio Santamaría, presidente de Anif; Marcela Eslava, docente de la Universidad de los Andes; Percy Oyola, presidente de la CGT; Santiago Montenegro; presidente de Asofondos, entre otros.

Alejandra Zapata Quinchía

Periodista de economía y negocios. Egresada de la gloriosa Universidad de Antioquia.

.