<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Empresas | PUBLICADO EL 08 noviembre 2021

Presidente de Bancolombia no teme a nuevos competidores

  • Juan Carlos Mora, presidente de Bancolombia, tiene una mirada más conservadora sobre el crecimiento de la economía en 2022. FOTO Julio César Herrera
    Juan Carlos Mora, presidente de Bancolombia, tiene una mirada más conservadora sobre el crecimiento de la economía en 2022. FOTO Julio César Herrera
  • Juan Carlos Mora, presidente de Bancolombia, tiene una mirada más conservadora sobre el crecimiento de la economía en 2022. FOTO Julio César Herrera
    Juan Carlos Mora, presidente de Bancolombia, tiene una mirada más conservadora sobre el crecimiento de la economía en 2022. FOTO Julio César Herrera
Por alejandra zapata quinchía

Juan Carlos Mora consideró positiva la llegada de la oferta fintech al país y cree que la rivalidad es sana.

La banca, como el resto de la economía colombiana, está presentando cambios, incertidumbre y nuevos retos que la han obligado a adaptarse y actuar con más eficiencia y rapidez.

Y es que, precisamente, el aterrizaje este año al país de nuevas entidades financieras ha puesto a bancos tradicionales, como Bancolombia, a evolucionar para no quedarse atascado ante un panorama en el que los usuarios cuentan con una mayor oferta de productos y servicios bancarios, una competencia que se agita y un mercado que se ha vuelto más exigente.

Juan Carlos Mora, presidente de Bancolombia, habló con EL COLOMBIANO sobre cómo el banco ve la nueva competencia que está entrando al sistema financiero, cómo están trabajando frente a las caídas de la plataforma digital, y cuál es el estado actual de la relación Estado, Universidad y Empresa.

¿Cómo se están preparando tras la entrada en funcionamiento de las fintech y los neobancos?

“La competencia está muy animada. Hay unos nuevos jugadores entrantes que traen unas propuestas de valor y de productos que vienen a enriquecer esa oferta que hay en el mercado, y que los bancos tradicionales ya venimos también abordando. Yo creo que es positivo en la medida en que hay una mayor oferta, que va en línea de mejorar productos y condiciones para los clientes, así que bienvenida la competencia, que creo que es sana al final”.

¿Y los accionistas? ¿Ha habido movimientos?

“El capital de Bancolombia está distribuido, más o menos, así: un 25% son los fondos de pensión colombianos, ahí hay más de 16 millones de personas que tienen sus ahorros de pensión en ellos, lo que los convierte en inversionistas del banco. Después hay un accionista que es Grupo Sura, que tiene el 24%. Ya vamos aproximadamente en la mitad del capital. También hay un programa de ADR, que son nuestras acciones en Nueva York y que tienen alrededor del 14% del capital del banco. Tenemos un capital muy atomizado, con dos tipos de acciones: una ordinaria y una preferente. En últimas, se puede decir que no ha habido grandes cambios en el último año”.

¿Cómo están trabajando ante la caída reiterativa de la plataforma del banco?

“Lo primero que tengo que decir es que nos sentimos muy mal porque la plataforma haya tenido algunas dificultades en el pasado. Sabemos que eso causa unos efectos sobre los clientes que no son deseables, así que ofrecemos disculpas por esa situación. Desde que tuvimos unos problemas en septiembre, y que abordamos con prioridad, hemos trabajado intensamente en normalizar la situación y hoy la prestación de servicio es normal y no hemos tenido afectaciones desde ese momento. ¿Qué nos ha pasado? Hemos tenido un crecimiento muy importante en clientes y en demanda en lo digital, y una concentración de esto en unos momentos puntuales asociado a los pagos de quincenas. Todo esto ya lo hemos abordado con toda celeridad, entendiendo lo importante que es que nuestra plataforma esté disponible y creemos que las medidas que hemos tomado permitirán que no tengamos esas afectaciones a futuro. Garantizar que no nos vamos a caer nunca es imposible, es una plataforma digital y puede suceder, pero sí creemos que si en algún momento tenemos alguna interrupción van a ser muy pequeñas, que no van a tener un efecto material sobre nuestros clientes”.

¿Cómo está en este momento la relación Estado, Empresa y Universidad?

“Yo soy un convencido de que esa relación es una tríada virtuosa, que genera muchas cosas positivas para la sociedad. Nosotros somos unos abanderados de eso. De hecho, presidimos el Comité Universidad, Empresa, Estado de Medellín. Los tres tenemos programas conjuntos, nos reunimos una vez al mes para mirar cómo está esa evolución y ese trabajo compartido, así que entiendo que en algunos momentos podemos tener visiones distintas pero estas no deberían impactar a ese objetivo de largo plazo que tenemos de que la ciencia, la tecnología y la innovación sean la base de desarrollo de nuestra región”.

Hablando ya de la Ley de Borrón y Cuenta Nueva, ¿cómo los afecta?

“Esta Ley introduce unos cambios que nos quita información. Pero hay una concepción de que el solo hecho de que a una persona no esté en la lista ya le podemos prestar y eso no es necesariamente así. Nosotros incluimos otra serie de elementos adicionales. En el caso de Bancolombia, alrededor de 300.000 clientes van a tener un cambio en ese reporte en la central, pero eso no quiere decir que van a tener inmediatamente un acceso al crédito. Todo dependerá de muchas otras condiciones. Las políticas de los bancos son mucho más dinámicas. El impacto real no lo veo ni negativo ni positivo”.

¿Y sobre la eliminación del 4x1.000? ¿Cómo lo ve?

“Siendo un impuesto regresivo, lo que busca es promover el uso del efectivo por lo que es ineficiente. Estoy de acuerdo con que haya un proceso de desmonte, pero debe haber un sustituto. En la situación fiscal que tiene hoy el país, con un déficit tan alto, no se puede prescindir simplemente del ingreso y ya. Las dudas que deja es con cuáles otros ingresos se podría sustituir”.

Retomando la pandemia, ¿cómo ha evolucionado el retorno de los créditos?

“En la pandemia entramos en una situación de cómo ayudar, apoyar y reestructurar a los que necesitaran. Entendíamos que el riesgo era más alto porque la actividad económica se había casi que detenido. Estábamos más en un tema de entregar el capital para la situación particular que estábamos viviendo. Ya este año que termina el Programa de Apoyo a Deudores, y que ya vamos retomando a una actividad económica más normalizada, nos pusimos en un modo de más crecimiento y una mirada hacia el futuro. Lo que hemos notado es que los clientes del banco están pagando mejor de lo que esperábamos, obviamente habrá algunos que necesitarán unos pedidos adicionales o que van a tener alguna dificultad para pagar, pero eso es parte del proceso. Ahora estamos enfocados es en cómo apoyar el crecimiento económico, sobre todo en líneas asociadas a lo ambiental, social y de gobierno corporativo, en las cuales ya este año hemos desembolsado $26,4 billones”.

¿Cuáles son las expectativas para 2022?

“El 2022 lo vemos con optimismo. Claro, será un año con un menor crecimiento que este 2021, pero habrá una actividad económica positiva. Vemos que la confianza de los empresarios está alta, que están realizando inversiones y creando proyectos. Nuestra visión es que la economía crecerá alrededor del 3,6% o 3,7% el año entrante. La visión del Banco de la República es más optimista, lo cual celebramos, pero la nuestra es un poco más conservadora porque creemos que algunos elementos, sobre todo internacionales van a tener un efecto por lo que está sucediendo alrededor de la logística, de los precios y de la disponibilidad de algunos productos en el mundo. Ahora, todo eso se dará en un contexto de un periodo electoral que incluye la elección de Congreso y de Presidente de la República, lo que genera incertidumbre, pero no creemos que vaya a tener un efecto material sobre el crecimiento económico que estamos viendo. Claro está, se pueden demorar algunas inversiones mientras se tiene claridad de qué suceda en las elecciones”

$943
mil millones son las utilidades reportadas por Bancolombia en el tercer trimestre de 2021.
3,7%
es el crecimiento de la economía que prevé Bancolombia para 2022.

Contexto de la Noticia

Paréntesis la reforma y los impuestos a los bancos

En la Ley de Inversión Social quedó estipulada una sobretasa a los bancos del 3%, que irá hasta 2025. Con esta se espera recaudar alrededor de unos $392.000 millones en los próximos cuatro años. Juan Carlos Mora, presidente de Bancolombia, ve esto como una contribución, por parte de la banca, a que las finanzas del Estado se normalicen o busquen una senda de reducción del déficit fiscal; sin embargo, apuntó que esta debe ser de carácter temporal.

“Aceptamos esa sobretasa y hacemos nuestra contribución. Eso sí, hacemos énfasis en que debe ser temporal, porque no debe haber un impuesto dirigido a un sector de manera permanente, no tiene ningún sentido”, expresó Mora.

Alejandra Zapata Quinchía

Periodista de la Universidad de Antioquia. Me gustan los temas sobre justicia ambiental, territorio y comunidades. Mi pasión: conocer historias y contarlas.