<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Economía | PUBLICADO EL 21 septiembre 2022

Conciertos en 2022 ya superan las cifras prepandemia

Según Tuboleta, los espectáculos que ha acompañado han crecido 45% frente a 2019 y puede aumentar.

  • Maluma logró un aforo de 52.000 personas en el Atanasio Girardot cuando realizó su concierto en mayo. FOTO carlos velásquez
    Maluma logró un aforo de 52.000 personas en el Atanasio Girardot cuando realizó su concierto en mayo. FOTO carlos velásquez
  • Medellín y Bogotá lideran la atracción de grandes artistas en 2022. FOTO juan antonio sánchez
    Medellín y Bogotá lideran la atracción de grandes artistas en 2022. FOTO juan antonio sánchez
  • Maluma logró un aforo de 52.000 personas en el Atanasio Girardot cuando realizó su concierto en mayo. FOTO carlos velásquez
    Maluma logró un aforo de 52.000 personas en el Atanasio Girardot cuando realizó su concierto en mayo. FOTO carlos velásquez
  • Medellín y Bogotá lideran la atracción de grandes artistas en 2022. FOTO juan antonio sánchez
    Medellín y Bogotá lideran la atracción de grandes artistas en 2022. FOTO juan antonio sánchez
Conciertos en 2022 ya superan las cifras prepandemia
Por juan c. quiceno ramírez
45%
creció frente a 2019 el acompañamiento de Tuboleta a los diferentes conciertos.

Hasta antes de la reina del pop, Madonna, nadie en Colombia había logrado la hazaña de agotar boletería en 16 horas. En 2012, la página oficial de Tuboleta colapsaba ante la multitud de fanáticos que querían verla en el Atanasio Girardot de Medellín.

La industria de los espectáculos venía madurando a buen ritmo, los empresarios estaban invirtiendo para traer grandes artistas. Los amantes del rock, por ejemplo, recuerdan que Ozzy Osbourne había visitado el país en 2011 y 2013.

Y la lista de gigantes que llegaron a ofrecer su show podría ser más larga. Pero en marzo de 2020 llegó la pandemia de la covid-19 y hubo una parálisis total de la economía.

El encierro al que estuvo sometida la población, a juicio de los expertos, parece ser el causante de que ahora los conciertos agoten taquilla, especialmente en Bogotá y Medellín, ciudades que compiten por la atracción de las estrellas locales e internacionales.

En la capital del país, solo entre el viernes 16 y el domingo 18 de septiembre, se presentaron Silvestre Dangond, Ricardo Arjona, Coldplay y Dua Lipa. Entre estos dos últimos, según cifras de los organizadores, se vendieron 84.000 y 29.000 entradas, respectivamente.

Si a eso se suman otros dos eventos como Jazz al Parque y la presentación de la filarmónica de Bogotá, se vendieron más de 200.000 boletas por un monto total de $4.500 millones en tres días; una demanda que da cuenta del apetito que tiene el público colombiano por asistir a estos espectáculos.

La reactivación económica tras el golpe de la pandemia, va de la mano con esta industria, pues según la Alcaldía de Bogotá, Dua Lipa y Coldplay jalonaron una ocupación hotelera del 85%, equivalente a 17.227 habitaciones e hicieron sonar las cajas registradoras de estos negocios.

En lo que va de 2022, se pueden contabilizar hasta 38 grandes conciertos programados que, aparte de brindar entretenimiento, también han dejado unas entradas monetarias nada despreciables a las ciudades anfitrionas.

La cadena virtuosa

En palabras coloquiales, los paisas recuerdan que Maluma la rompió en mayo con el concierto que ofreció en el Atanasio Girardot; ‘Juancho’ le metió 52.000 personas al estadio y también agotó la boletería en tiempo récord.

Pero más allá de eso, su paso por esta tierra generó el ingreso de unos US$15 millones a la ciudad, representados en la ocupación hotelera, gasto en transporte, restaurantes y comercio.

Karol G tampoco se quedó atrás: muchos de los que querían verla en Medellín se quedaron sin boleta y la cantante decidió habilitar una segunda fecha. En ambas hubo lleno total y alcanzó un aforo superior a las 80.000 personas. Además, le dejó a Medellín una facturación cercana a los US$7 millones.

No cabe duda, los conciertos son un motor para la generación de riqueza y la gente pide más. Edgar Berrío, empresario y organizador de espectáculos como Leyendas Vivas de la Salsa, comentó que, es casi imposible encontrar una fecha disponible en los grandes escenarios de la capital antioqueña, lo que da cuenta de una agenda totalmente copada para los últimos cuatro meses de 2022 (ver módulos).

En su caso, cuando alquila La Macarena debe contratar de manera directa, mínimo, a 600 personas para atender la logística, sonido y luces, eso sin contar la generación de valor indirecta con la venta de alimentos y bebidas.

¿Las boletas más caras?

No todo en medio del alto consumo de espectáculos musicales ha sido color de rosa. Hay que mencionar que muchos asistentes al concierto de Dua Lipa no salieron contentos con la logística ni con la locación.

En redes sociales criticaron el sonido y denunciaron que transeúntes comunes tenían mejor perspectiva de la tarima que quienes habían pagado las entradas.

A partir de ahí, muchos empezaron a preguntarse si teniendo en cuenta la calidad logística, los precios de las boletas en Colombia no son muy elevados en comparación con otros países de América Latina.

Para ilustrar las diferencias de precios, este diario revisó las tarifas de los conciertos que ofrecerá Bad Bunny en el vencindario latino y encontró que la presentación en Medellín tiene boletas más asequibles frente a otras ciudades anfitrionas, pero sus palcos exceden a las áreas exclusivas de los vecinos en Latinoamérica.

A la Tasa Representativa del Mercado (TRM) vigente ayer en Colombia ($4.415), las entradas más económicas para ver al cantante boricua en el Atanasio (el próximo 18 de noviembre) quedan en US$17,2 ($76.000). Mientras que el palco para 10 personas asciende a US$5.602 ($24.730.000), es decir, US$560 por persona.

Las tarifas para las fechas en Ciudad de México, indican que las entradas más económicas van desde US$25,22 y las más exclusivas llegan hasta los US$422. Al repetir este ejercicio, en Buenos Aires la tarifa es así: la más económica US$31,11 y la más cara US$82,95; mientras que en Lima van de US$45,10 a US$175.

Si hace la comparación en terreno roquero, la tarifa del Estéreo Picnic para 2023 en Colombia totaliza $1.055.000 (US$239). Mientras que el Lollapalooza, un símil internacional de este evento, vale US$103,71 en Argentina y US$119,84 en Chile.

Frente a ello, Edgar Berrío explicó que hay muchos factores que pueden hacer la diferencia entre Colombia y los demás países de la región. Entre ellos, la carga de impuestos a la boletería, toda vez que cada entrada que pase las tres Unidades de Valor Tributario (UVT), o sea de $114.012, debe desembolsarle 10% a la Nación. Además, el empresario debe pagarle visa de trabajo a los cantantes extranjeros y a sus equipos, documento que actualmente oscila entre $800.000 y $1.000.000 y dichos equipos usualmente son numerosos

22
millones de dólares le dejaron los conciertos de Maluma y Karol G a Medellín.
46%
menos frente a México valen las entradas baratas en Medellín para Bad Bunny.
Infográfico

Contexto de la Noticia

radiografía De los últimos en reactivarse

Cuando llegó la pandemia en marzo de 2020, el sector del entretenimiento y de los espectáculos fue de los primeros en interrumpir actividades y fue uno de los últimos en retomar operaciones dado el alto riesgo de contagia que existía entre los tumultos humanos. En Colombia, los empresarios del sector califican a 2020 y 2021 como años desérticos para su industria, pero las perspectivas de cara al año entrante son favorables. No obstante, coinciden en que el país necesita mejores escenarios para albergar a los grandes espectáculos. Además de una revisión en la carga tributaria.

Cifras y sucesos de la industria en lo que va corrido de 2022

Un crecimiento récord en el negocio
Si bien no existe un dato consolidado oficial sobre el aumento en la realización de conciertos en Colombia, Sofía Higuera, gerente general de Tuboleta, explicó que en el caso de esta empresa hay un crecimiento del 45% versus 2019 en cuanto a la cantidad de espectáculos musicales que han atendido. Y recordó que ese año de comparación había marcado un récord para la industria. Pese a las críticas que emergieron por la logística tras el concierto de Dua Lipa en Bogotá, la gerente de Tuboleta manifestó que no solo ha crecido el aforo, también la calidad de los eventos.

El Jamming de Ibagué lo cancelaron
Una de las noticias lamentables del año para el área de los espectáculos musicales fue la cancelación del Jamming Festival en Ibagué, un evento en el que, inicialmente, se ofrecieron 94 artistas de diversos géneros como rock, reggae, rap y salsa. Como varios artistas se quitaron, los organizadores le comunicaron al público que la decisión era cancelar el toque para evitar que se desplazaran. Según cálculos de la Cámara de Comercio de Ibagué, se esperaban 150.000 visitantes con un gasto promedio de $500.000 por persona, por lo que las pérdidas se calcularon en $75.000 millones.

No necesariamente colombia es más cara
La inconformidad de los asistentes al concierto de Dua Lipa causó que se cuestionaran las tarifas de Colombia frente a otros países de la región y muchos usuarios calificaron como costosas las boletas en relación con la calidad logística. Sin embargo, Andrea Valencia, vicepresidente de TBL-Live, afirmó que no necesariamente es más caro el precio en Colombia y apuntó que todo depende de si un artista está de gira o no o si hay que hacer adecuaciones extras al espacio. Aunque sí señaló que en este país se termina pagando una tasa de 30% en impuestos, mientras en Chile es máximo el 8%.

Los artistas que vendrán y las expectativas del negocio

Lo que le queda al público en medellín
En la capital antioqueña todavía están pendientes las presentaciones de Jorge Drexler (octubre 1), Andrés Calamaro (octubre 22), Sebastián Yatra (octubre 30), Bad Bunny (noviembre 18), Camilo (diciembre 2) y Juanes y Morat (diciembre 17). Capítulo especial para Daddy Yankee, quien ante la alta demanda del público paisa brindará tres fechas los días 14,15 y 16 de octubre, conciertos que hacen parte de su gira despedida, motivo por el cual los asistentes buscan con más afán una entrada. Con todos estos shows se esperan buenos ingresos económicos para la ciudad.

A bogotá también le queda agenda
Para el cierre de 2022, en la capital del país están programados varios artistas de primer nivel. El ciclo de clausura empieza con Guns N’ Roses (octubre 11 y 12), Juan Fernando Velasco (octubre 13), Carlos Vives (octubre 21 y 22), Sebastián Yatra (octubre 28), Andrés Calamaro (noviembre 3), Ricky Martin (noviembre 24), Juan Luis Guerra (noviembre 25), Harry Styles (noviembre 27) y Carla Morrison (noviembre 28). Las perspectivas de los organizadores apuntan a un aforo completo para cerrar el año con un crecimiento vigoroso frente a 2019, último año de normalidad antes de la pandemia.

Voces románticas en La Macarena
Hay un evento más en Medellín que merece ser destacado. Se trata del concierto que ofrecerá Daniela Romo en La Macarena el próximo 19 de noviembre, organizado por Melodía para Dos. Es la primera vez que la cantante mexicana se presentará en un concierto masivo en el país. Según los organizadores, solo había cantado en reinados y algunos programas de televisión. Junto a ella estará otra leyenda de la música romántica, el también mexicano Emmanuel, quien no ofrecía un show en Colombia desde 1989. Junto a ellos dos, también estará en escena el venezolano Ruddy Márquez.

Juan Camilo Quiceno Ramírez

Soy afortunado por que me gano la vida haciendo lo que amo. Fanático de la salsa brava y los timbales. Amo a mi familia.

Si quiere más información:

.