<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Forjadores | PUBLICADO EL 27 noviembre 2022

En Codiscos
vendían discos y luego los grabaron

  • En sus siete décadas de existencia, Codiscos pasó de los vinilos a los cassettes y los CD. Hoy tiene una fuerte apuesta por la producción de contenido digital. FOTO Archivo
    En sus siete décadas de existencia, Codiscos pasó de los vinilos a los cassettes y los CD. Hoy tiene una fuerte apuesta por la producción de contenido digital.
    FOTO Archivo
  • En Codiscos vendían discos y luego los grabaron
  • En Codiscos vendían discos y luego los grabaron
  • En Codiscos vendían discos y luego los grabaron
  • En sus siete décadas de existencia, Codiscos pasó de los vinilos a los cassettes y los CD. Hoy tiene una fuerte apuesta por la producción de contenido digital. FOTO Archivo
    En sus siete décadas de existencia, Codiscos pasó de los vinilos a los cassettes y los CD. Hoy tiene una fuerte apuesta por la producción de contenido digital.
    FOTO Archivo
  • En Codiscos vendían discos y luego los grabaron
  • En Codiscos vendían discos y luego los grabaron
  • En Codiscos vendían discos y luego los grabaron
Sebastián Ramírez Torres

La historia de Codiscos es el recuento de los últimos 70 años de la industria musical colombiana. Las voces que pasaron por sus micrófonos son al mismo tiempo las que más sonaron en fiestas, cumpleaños, bautizos, matrimonios, reuniones de amigos despechados y, en fin, en todos los rincones del país donde invitaran a pasar a la música.

Codiscos –inicialmente conocida como Compañía Colombiana de Discos– hizo su aparición en la industria musical en julio de 1950. Las primeras oficinas, junto al estudio de grabación, se levantaron en el Edificio Roca, ubicado en el mítico Paseo Junín del centro de Medellín. La fábrica, mientras tanto, siempre ha estado en el sector de Guayabal.

Fueron Alfredo Díez Montoya y sus hermanos quienes le dieron vida al proyecto musical que más tarde se convertiría en una disquera insignia para Colombia y Latinoamérica.

Inicialmente una de sus líneas de negocio fuertes era la venta de discos a nivel internacional. “La trayectoria de Codiscos es de 72 años. Y los primeros diez años fueron de distribución de grandes sellos internacionales, quizás los más importantes de ese momento”, aseguró Álvaro Picón, vicepresidente artístico de Codiscos.

De hecho, fue la empresa colombiana que representó a la histórica firma Capitol Records, que tuvo entre su nómina a gigantes de la música como Yma Súmac, Frank Sinatra y Nat King Cole. También distribuyó productos de otras disqueras enormes como Warner, Emi y Odeón.

Pero fue en los años 60 que Codiscos subió la apuesta y decidió impulsar el talento colombiano, una iniciativa que más tarde les haría cosechar múltiples éxitos. Entre los primeros artistas que firmaron con ellos había varios que eran genios de los instrumentos de cuerdas como la agrupación Garzón y Collazos.

Ya en 1968 lanzaron uno de los álbumes más importantes de la música colombiana y de los ritmos de la Costa Caribe: “Romance Vallenato”, un disco de un joven cantante alegre y diestro intérprete del acordeón llamado Alfredo Gutiérrez. Su talento cogió vuelo nacional porque ganó el Festival Vallenato en tres ocasiones distintas.

No fue él, sin embargo, el único gigante de la música que hizo carrera en Codiscos. También firmaron con la disquera otras figuras que aún hoy siguen sonando en casas, tiendas y fiestas, como Alci Acosta, Julio Jaramillo y el mismo Diomedes Díaz.

“Es la constancia, el trabajo serio y la dedicación lo que hizo que estos artistas lograran lo que soñaron, consolidar una canción, convertirse en figuras exitosas, llegar a sus fanáticos”, dijo Picón.

Durante la transformación de la industria musical, Codiscos fue abriendo nuevas lineas de negocio, sobre todo porque la distribución de la música dejó de ser análoga y llegó la era digital.

Así fue como consolidaron nuevas apuestas a través de plataformas como YouTube. Allí trabajaron de la mano de artistas como Jay Álvarez, Nicky Jam y Wolfine, que se convirtieron en gigantes del género del reggaetón capaces de conseguir millones de visualizaciones con sus canciones.

En Codiscos <br />vendían discos y luego los grabaron

Alfredo Díez Monoya fue el visionario que creó Codiscos en 1950 de la mano de las grandes orquestas de música caribeña que revolucionaban los sonidos colombianos. Uno de los momentos más importantes que tuvo con la compañía fue en 1994, cuando vendieron millones de discos compactos. Codiscos se ha caracterizado por estar a la vanguardia. En 2008, por ejemplo, llegaron a las plataformas de streaming. Hoy comanda la empresa Alfredo José Díez, hijo del fundador.

Alfredo Gutiérrez - Músico

En Codiscos <br />vendían discos y luego los grabaron

Fue uno de los artistas vallenatos que más éxito consiguió tras lanzar el álbum “Romance Vallenato” con Codiscos.

Nicky Jam - Reggaetonero

En Codiscos <br />vendían discos y luego los grabaron

De la mano de Codiscos se ha convertido en uno de los artistas del género urbano más existoso en Colombia y el mundo.

Sebastián Ramírez Torres

Iba a ser médico, pero me volví periodista. Me gusta debatir y hablar mucho y de todo. Creo que la información es un patrimonio inmaterial y público.

Si quiere más información:

.