<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

“Yo no hago la carrera de mi papá, estoy haciendo la mía”: Sebastián Montoya

Sebastián Montoya explica cómo ha sido su proceso en la F-3, de qué manera lleva el legado de su padre y cuándo saltará a la F-1.

  • Sebastián Montoya empezó en el kartismo estadounidense a los 13 años. Ha pasado por F-4 francesa, F-Regional Europea y ahora F-3. FOTO red bull
    Sebastián Montoya empezó en el kartismo estadounidense a los 13 años. Ha pasado por F-4 francesa, F-Regional Europea y ahora F-3. FOTO red bull
09 de agosto de 2023
bookmark

Sebastián Montoya es sinónimo de esperanza para Colombia. Su apellido ha resonado en el mundo, pues lo realizado por su padre Juan Pablo en el circuito mundial hace que millones de compatriotas sueñen con volver a tener un representante en la cúspide de este deporte.

Actualmente, Sebas compite para el equipo Hitech Racing en la F-3, penúltimo peldaño a la máxima categoría.

Aunque ha sido una temporada difícil, al principio de año hizo sonar el himno nacional tras quedar segundo en el GP de Australia. A falta de una jornada para finalizar su primera temporada en la F-3, el automovilista de 18 años dialogó con EL COLOMBIANO e hizo un balance de su proceso para llegar a la Fórmula-1 y lo que significa tener a un mentor como su padre.

¿Cómo ha sido su camino y llevar el legado de su padre?

“Empecé en karts desde que estaba chiquito y al principio no me gustaba porque el carro iba muy despacio, con los años me empezó a atraer más la velocidad. En un inicio yo no entendía lo que significaba mi papá en el mundo del automovilismo. Lo veía como el padre cansón que me levantaba todas las mañanas para ir al colegio. Es muy exigente con todo, si yo siento que hice algo bien, para él en realidad no lo estaba haciendo tan bien. Me exige mucho, pero si uno quiere estar en la F-1 tiene que codearse con los mejores del mundo y como él me está formando sé que lo voy a lograr”.

¿Se siente bien en la F-3, son los resultados que esperaba?

“La velocidad que he tenido este año me ha cogido de sorpresa: vamos muy rápido a muchos sitios, en la última casi me gano la pole, pero cuando iba primero choqué contra un muro; he sido el que más pasa adelante, el que más remonta y sería bueno repetir un año así porque todavía hay bastante para aprender”.

¿Estás listo para dar el salto a una categoría superior?

“Me falta aplicar todo lo que aprendo, uno tiene tan poquito tiempo en pista que es mejor quedarse un año más, pelear por el campeonato y después entrar a F-2 para rematar”.

¿Es difícil llevar sobre sus hombros el éxito que tuvo su padre?

“No porque yo no estoy haciendo la carrera de mi papá, yo estoy haciendo la mía. Obviamente, yo lo veo a él como un referente, somos muy competitivos. El día que yo haga más de lo que él hizo, ahí podré decir que le gané”.

¿Tener un referente tan cerquita es chévere?

“Mi situación es única por lo que no hay muchos pilotos que han tenido a un padre en la F-1 o han corrido junto a él. Es una ventaja buena para mí porque así obtengo mayor experiencia en mi día a día”.

¿Cómo ha sido el proceso esta temporada en la F-3?

“Sabía que el nivel de la categoría es muy alto y con la llegada de los pilotos nuevos creo que le hemos subido aún más. Me satisface ser uno de los más rápidos, eso me da mucha confianza. Lo que la gente no se da cuenta es que nosotros solo damos tres o cuatro vueltas en pistas que no conocemos y después tienes que salir y hacer la vuelta de tu vida para quedar entre los 12 primeros. Hay muchas cosas que son aprendizaje, aunque cause mucho estrés, porque uno quiere estar adelante. Ha sido un año que me ha servido para creer en mí”.

¿Cuáles fueron las sensaciones en Spa donde arrancó de 21° y finalizó 6°?

“Muy estresante, aunque Spa es una de las pistas en las que más me siento cómodo. Esta vez fue complicado manejar el carro y sacarle el potencial, la pista estaba seca y uno hacía tres curvas y daba la sensación que estaba empapada. Le dije al ingeniero que hicieramos una estrategia diferente a los otros y obtuve una mejor posición. Eso me da confianza para entrar con toda para la última carrera, luego de este receso”.

Está en el puesto 15 de la Fórmula-3

A falta de una fecha para el final de temporada, Sebastián Montoya, piloto júnior de la escudería Red Bull, se ubica 15º en la general con 37 puntos. Ha sumado en siete de las ocho carreras.

La última válida será en el Autódromo Nazionale di Monza, en Italia, el 26 de septiembre, donde espera cerrar con broche de oro.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD