<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Política | PUBLICADO EL 28 enero 2022

Crisis en la Centro Esperanza: Ingrid amenaza con irse

La precandidata condicionó su estadía: ella o las maquinarias. Volvió a enviar pullas a Alejandro Gaviria.

  • Ingrid Betancourt, precandidata del recién resucitado Verde Oxígeno, exigió que la Coalición Centro Esperanza tome una posición en bloque en contra de recibir apoyos de maquinarias políticas. FOTO COLPRENSA
    Ingrid Betancourt, precandidata del recién resucitado Verde Oxígeno, exigió que la Coalición Centro Esperanza tome una posición en bloque en contra de recibir apoyos de maquinarias políticas. FOTO COLPRENSA
  • Alejandro Gaviria reunido con Germán Varón Cotrino (a la izquierda) y Miguel Ángel Pinto (a la derecha). FOTO REDES SOCIALES
    Alejandro Gaviria reunido con Germán Varón Cotrino (a la izquierda) y Miguel Ángel Pinto (a la derecha). FOTO REDES SOCIALES
  • Ingrid Betancourt, precandidata del recién resucitado Verde Oxígeno, exigió que la Coalición Centro Esperanza tome una posición en bloque en contra de recibir apoyos de maquinarias políticas. FOTO COLPRENSA
    Ingrid Betancourt, precandidata del recién resucitado Verde Oxígeno, exigió que la Coalición Centro Esperanza tome una posición en bloque en contra de recibir apoyos de maquinarias políticas. FOTO COLPRENSA
  • Alejandro Gaviria reunido con Germán Varón Cotrino (a la izquierda) y Miguel Ángel Pinto (a la derecha). FOTO REDES SOCIALES
    Alejandro Gaviria reunido con Germán Varón Cotrino (a la izquierda) y Miguel Ángel Pinto (a la derecha). FOTO REDES SOCIALES

La crisis en la Coalición Centro Esperanza ayer dio un nuevo giro con el condicionamiento que hizo Ingrid Betancourt para quedarse: se cancelan las alianzas con políticos cuestionados o se va.

La precandidata llamó a los miembros de la coalición a tomar una postura en bloque al respecto, menos de dos días después del choque público con el exministro de Salud, Alejandro Gaviria, que sacó a la luz las ya obvias tensiones en esa unión política.

Para ella no es negociable recibir el apoyo de congresistas u otras personas parte de maquinarias “que llevan a la corrupción”, lanzando una clarísima pulla al exrector de los Andes, a quien sin mencionar, cuestionó una vez más por su cercanía con Germán Varón Cotrino y Miguel Ángel Pinto. Ambos políticos traerían un importante caudal de votos a la coalición de oposición tras sumarse a la campaña de Gaviria, pero cargan con mala reputación no acorde con los principios que dice promover la Esperanza.

“Si la Coalición de la Esperanza no prohíbe el ingreso de maquinarias, con mucho dolor yo me retiro de la coalición”, pronunció Betancourt este jueves, después de la rueda de prensa en la que lanzó sus amenazas.

Varón Cotrino es una de las caras visibles de Cambio Radical –muy cercano a Germán Vargas Lleras–, con cinco periodos en el Congreso. Actualmente es senador de la República y en la elección de 2018 obtuvo 64.457 votos que mucho le servirían a Gaviria, quien no logra subir en las encuestas y ha sido opacado por su coequipero Sergio Fajardo e incluso por la misma Ingrid Betancourt, recién lanzada a la carrera.

No obstante, su pertenencia a uno de los partidos con más congresistas acusados de corrupción, y el apoyo de miembros de ese partido al Gobierno de Iván Duque no gustó en la colectividad y provocó críticas desde la opinión pública. “Nos honra con su presencia, compartimos los mismos valores, la misma visión del cambio social, la misma visión de lo que necesita nuestro país. Ese conocimiento, esa decencia básica, esa honestidad, bienvenido a nuestra campaña”, dijo Gaviria al recibirlo en su campaña el pasado 24 de enero.

Pinto, por su parte, hace parte del Partido Liberal, escindido por cuenta de la ruptrua entre el exmnistro y el expresidente César Gaviria, líder de la colectividad, en noviembre del año pasado. En la pasada elección sumó 84.068 votos, siendo uno de los mas votados del partido. Sin embargo, es allegado del exgobernador de Santander Didier Tavera –hoy director de la Federación Nacional de Departamentos–, investigado por presunta corrupción en un contrato del Plan de Alimentación Escolar (PAE) durante su gestión entre 2016 y 2019.

A pesar de lo anterior, Alejandro Gaviria dijo a su llegada a través de Twitter: “bienvenido, seguimos en la lucha”, abriéndole los brazos a otra alianza polémica.

Fue por cuenta de estos nuevos lazos que Betancourt, sin importar que se encuentra en la misma orilla de Gaviria, lo increpó públicamente en el debate de Semana y El Tiempo del pasado 25 de enero.

Le manifestó, con micrófono en mano, su preocupación por las alianzas formadas por él en los últimos días: “Alejandro, tú y yo hicimos un acuerdo, que lo firmamos en el cónclave, de que no íbamos a traer a la coalición a ninguna maquinaria. Tú has aceptado el apoyo de gente que a mí me preocupa muchísimo”.

El exministro respondió llamándola hipócrita y oportunista, y aprovechó para increparla sobre los candidatos de su partido en las listas al Senado y Cámara de Representantes.

La discusión siguió por unos minutos, terminando con un “perdón” de Gaviria a los auditores, y mostrando la verdadera cara de lo que por estos días se vive en la Centro Esperanza, que ha tratado de venderse como el cambio, pero cada vez produce más confusión en el electorado.

Además, a las críticas se sumaron Sergio Fajardo y Jorge Enrique Robledo, quienes también advirtieron del riesgo de ese tipo de alianzas, tanto por el “clientelismo” que inevitablemente acarrean, como por su cercanía con el Gobierno Duque.

En ese sentido, Robledo invitó a “no caer en la trampa del Partido Liberal de César Gaviria y el Cambio Radical de Germán Vargas Lleras”.

Después del encontronazo ante miles de usuarios de redes sociales que veían en vivo el desgarro de la coalición y de la suma de críticas públicas de otros miembros e la Esperanza, hubo dos reuniones en las que no se llegó a ninguna conclusión concreta y sí aumentaron las tensiones que, nuevamente, salieron a la luz.

Por ahora, no es claro cómo reaccionará a las peticiones de Ingrid Betancourt la coalición en la que abundan los candidatos pero no la intención de voto, pues demasiada pluralidad no pareciera estar dando frutos en el electorado.

Sin embargo, a Betancourt se la ha señalado de no reaccionar de la misma manera ante la presencia de Juan Fernando Cristo y Carlos Amaya en la coalición, a quienes se les señala de tener prácticas clientelistas en Santander y Boyacá, respectivamente. Sería reflejo de la política tradicional criticada por la precandidata.

La implosión en la colectividad se avecina, pues todo apunta a que Gaviria no dará el brazo a torcer ante las pretensiones de Betancourt

Contexto de la Noticia

Paréntesis gaviria no darÍA el brazo a torcer

El exministro de Salud y exrector de los Andes, Alejandro Gaviria, no tiene pensado retractarse de sus alianzas y en cambio sí piensa consolidarlas para crecer en las encuestas, ganar en la consulta y las presidenciales. Por ese motivo, la temperatura en la Centro Esperanza no tendería a disminuir sino todo lo contrario, generando un escenario de crisis aún peor entre los siete precandidatos de la colectividad “alternativa” de centro. Si las cosas se mantienen como están, Alejandro Gaviria se negará a las peticiones de Betancourt, pues necesita los votos de esas maquinarias para ganar caudal electoral. En este momento en las encuestas sigue estando muy por debajo de Fajardo, de la coalición, pero también de contendores como Gustavo Petro y Rodolfo Hernández. Aunque todavía faltan algo menos de dos meses para la primera vuelta, el próximo 4 de febrero, la Centro Esperanza deberá presentar el listado definitivo de quienes irán a la consulta del 13 de marzo.

Pía Wohlgemuth

Comunicadora social y periodista de la Pontificia Universidad Javeriana.

.