<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Paz y derechos humanos | PUBLICADO EL 10 diciembre 2021

Estado reconoció falta de garantías judiciales en presunto homicidio de niño de 14 años a manos del DAS

  • La CIDH celebró que la familia y el Estado hayan podido llegar a un acuerdo FOTO AGENCIA EFE
    La CIDH celebró que la familia y el Estado hayan podido llegar a un acuerdo FOTO AGENCIA EFE
  • La CIDH celebró que la familia y el Estado hayan podido llegar a un acuerdo FOTO AGENCIA EFE
    La CIDH celebró que la familia y el Estado hayan podido llegar a un acuerdo FOTO AGENCIA EFE
El Colombiano

En 1989, el niño Franklin Bustamante, de catorce años, fue asesinado en Medellín, presuntamente por agentes del desaparecido Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), pero su caso no avanzó en la justicia, a pesar de los esfuerzos de su familia. 22 años después, el Estado colombiano reconoció, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), su responsabilidad en la violación de los derechos a las garantías judiciales y a la protección judicial, consagrados en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, debido a la falta de investigación efectiva de lo ocurrido.

Cronología del caso

La familia del niño le dijo a la Comisión, que el 28 de julio de 1989 Franklin estaba discutiendo con un compañero en el parque Berrío de Medellín, cuando dos agentes del DAS se bajaron de una camioneta, lo amenazaron y arrodillaron. Uno de ellos, aseguran, le disparó y, de inmediato, se dio a la fuga con su compañero.

Después de lo sucedido, vino un camino de años en la justicia colombiana que no llevó a nada.

Primero, en 1991 el caso fue archivado por un juzgado de Medellín, aunque la familia aseguraba que había testigos presentes que prefirieron no declarar por temor a los agentes. Ese mismo año, la mamá de Franklin instauró una queja disciplinaria ante la Procuraduría regional, que también terminó archivándose.

A pesar de lo anterior, la familia también recurrió al Tribunal Administrativo de Antioquia, ante el cual instauró una demanda de reparación directa, que habría sido rechazada ocho años después, por considerar que “no se habría hallado acreditada la falla del servicio, ni se habría comprometido el actuar del DAS en los hechos aducidos en la demanda”. Aún habiendo apelado, el Consejo de Estado confirmó dicha decisión.

Más adelante, en 2019, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) admitió la petición de la familia con respecto a la presunta violación de los derechos a la vida, integridad personal, garantías judiciales, derechos del niño y derecho a la protección judicial. El Estado colombiano y la familia llegaron a un acuerdo en 2021, y el primero reconoció su responsabilidad en cuanto a la violación de los derechos a las garantías judiciales y protección judicial, pues le faltó diligencia en la investigación de los hechos sucedidos en torno a la muerte de Franklin Bustamante.

Además, el Estado tendrá que indemnizar a la familia y publicar el informe de la CIDH sobre el caso.

En ese sentido, la CIDH celebró el acuerdo alcanzado entre las partes, después de tantos años que pasó la familia buscando respuestas sobre el homicidio del menor : “La CIDH valora los esfuerzos desplegados por ambas partes durante la negociación del acuerdo para alcanzar una solución amistosa, que resultó compatible con el objeto y fin de la Convención”.

Si quiere más información: