<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Colombia | PUBLICADO EL 11 enero 2020

Mabel, la voz y el rostro del naciente Minciencia

La científica e investigadora Mabel Torres fue designada para ocupar este naciente cargo. Le contamos cuáles son sus desafíos y planes en el país.

  • Torres, quien empezará a operar como ministra en 19 días, dice que se enfocará en tener “una pluralidad de voces” en la construcción de las políticas de ciencia, e innovación. FOTO Colprensa
    Torres, quien empezará a operar como ministra en 19 días, dice que se enfocará en tener “una pluralidad de voces” en la construcción de las políticas de ciencia, e innovación. FOTO Colprensa
  • Torres, quien empezará a operar como ministra en 19 días, dice que se enfocará en tener “una pluralidad de voces” en la construcción de las políticas de ciencia, e innovación. FOTO Colprensa
    Torres, quien empezará a operar como ministra en 19 días, dice que se enfocará en tener “una pluralidad de voces” en la construcción de las políticas de ciencia, e innovación. FOTO Colprensa
Por RICHARD AGUIRRE FERNÁNDEZ

Una mujer, negra y de una comunidad pobre como el Chocó es la primera ministra del recién creado Ministerio de Ciencia, que operará desde el 24 de enero.

Es Mabel Torres, de 47 años, bióloga química y magíster en microbiología de la U. del Valle; doctora en ciencias biológicas y PhD en sistemática de hongos de la U. de Guadalajara, México.

Señala que el presidente Iván Duque envía un mensaje de inclusión, teniendo en cuenta “los tres estereotipos que represento”, aunque asegura que el más poderoso es el de la superación, pues Torres se formó fuera del país y regresó al Chocó para compartir el conocimiento adquirido.

EL COLOMBIANO dialogó con ella sobre los retos, cómo recibe las críticas y cómo encarar un ministerio que ya está integrado por funcionarios que vienen de lo que era Colciencias y no con un equipo de trabajo propio.

¿Cómo llega?

“Fue una sorpresa. No era algo que se hubiera hablado, pero el presidente me dijo que durante mis intervenciones en la Misión de Sabios había cosas que lo conectaron con su visión por la transformación social. Lo inspiró mi historia de vida: una líder científica, social y emprendedora”.

¿Cuáles serán las prioridades que tendrá?

“Intentar hacer inversiones inteligentes en sectores prioritarios de investigación y que sean articuladas con las regiones. Las ciudades tienen muchos rezagos en investigación y las inversiones todavía no alcanzan lo que deseamos para tener más impacto, pero hay que aplaudir que se aprobó el 10 % de las regalías en el bienio, lo que nos dará un poco de aire para trabajar”.

¿Y cómo articularse con las regiones?

“Tienen múltiples retos en materia de infraestructura y logística tecnológica, entonces debemos encontrar ese camino para tener productos con valor agregado, en los que la ciencia, la tecnología e innovación y el conocimiento ancestral y estas otras formas de producción del conocimiento puedan aportar para mejorar la dinámica económica y reconstruir el tejido social. Es un reto de la Misión de Sabios, que planteó que Colombia debe ser un país con más desarrollo humano, equitativo y productivo”.

Hay otra tarea que
tiene que ver con crear o fortalecer la cultura de la ciencia en el país, ¿cómo será la apuesta?

“Debemos articularnos para que desde los colegios, Colombia empiece a crear ese sueño de innovación. Voy a estar concentrada en cómo lograr que nuestros niños y jóvenes mejoren las prácticas desde los colegios. No es mi competencia directa en educación, pero sí vamos a trabajar coordinados con otros ministerios y despachos”.

¿Cómo implementar
las recomendaciones de la Misión de Sabios, de la cual usted hizo parte?

“Con los ocho focos de trabajo vamos a hacer que las universidades también se articulen al sector productivo. Lo que hará que Colombia crezca es que podamos leer este marco global de las necesidades desde diferentes áreas”.

¿Tiene algún temor, sobre todo por su nula experiencia en política?

“No. Con las estrategias y propuestas vamos a buscar aliados en los congresistas, porque la ciencia y el desarrollo necesitan de una política articulada. Los legisladores son los que nos tienen que apoyar en esto y espero tener feeling para lograr los objetivos de conseguir las inversiones, pero también sacar adelantes las políticas necesarias”.

El temor de científicos e investigadores era que con el Ministerio de Ciencia solo se cambiará el letrero de Colciencias, y las cosas continuaran igual que antes, ¿tiene ese temor?

“Al principio sí. Siguen las limitaciones, pero para el bienio se está haciendo un esfuerzo con el 10 % de regalías para investigación, y el 2 % para ambiente y bioeconomía. Tenemos una puerta de entrada, pero con los recursos de ahora, podemos invitar a la cooperación para que los temas de la Misión de Sabios sean priorizados para crecer mucho más rápido”.

Hay quienes le cuestionan la mezcla de ancestralidad y ciencia que usted ha realizado, por considerar que no es ciencia lo que hace... ¿cómo lo analiza?

“La política de apropiación social, que será parte del insumo del Minciencia, fue un diálogo con sabedores ancestrales, creamos una mesa de expertos, y logramos articular y transversalizar el conocimiento ancestral. Esto nos permite tener relaciones armónicas entre los seres humanos y reconciliar las relaciones que estaban divorciadas por ese estatus que le damos a la ciencia y no valorar la ancestralidad. Lo ancestral no es ciencia, pero produce conocimiento”.

Usted llega a un despacho en el que ya está todo armado, ¿no le parece que tiene poco margen de maniobra?

“Tenemos que evaluar el equipo y sacar lo mejor de cada uno, pero uno necesita un equipo de personas cercanas. Tenemos que reorganizar a la gente que viene de Colciencias y ahí está el tacto para acomodar. Sí es preocupante, pero no tanto, porque me concentraré en ver cuáles son los activos que hay para lograr las metas”.

Llama la atención su posición sobre dos aspectos que promueve el actual gobierno: fracking y glifosato, ¿cómo va a mover las fuerzas desde el Ministerio?

“Son temas que a todos nos preocupan y en las carteras que corresponde están trabajando con rigor. Desde el Ministerio lo que haremos son investigaciones para que cada vez más las economías del país estén basadas en modelos de sustentabilidad que meramente extractivos. Desde ahí voy a trabajar, es lo que me corresponde”.

$390
mil millones, el presupuesto del Minciencia para empezar a funcionar.
en definitiva

La ministra, consciente de los pocos recursos con los que arranca este despacho, señala que se enfocará en gestionar más presupuesto y trabajar con las regiones del país.

Contexto de la Noticia

Paréntesis ¿Hubo cuentas políticas?

La ministra señaló que no tiene relación política y que su nombramiento se dio por estricta orden del presidente. La misma pregunta se le planteó al senador liberal Iván Darío Agudelo, quien promovió la creación de este ministerio, y señaló que este nombramiento no tiene ningún cálculo. “Este Ministerio es un proyecto que tuvo respaldo por todas las expresiones políticas del Congreso, y el nombramiento no tuvo ninguna consideración política, porque la ciencia está por encima de cualquier posición política o personal”.

Richard Aguirre Fernández

Periodista de la Universidad del Quindío. De Calarcá.

.