<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 27 noviembre 2021

¿Símbolos de la memoria están condenados al olvido?

El derribo y ataque a dos monumentos en Antioquia atiza el debate sobre el objetivo de estos símbolos.

  • ¿Símbolos de la memoria están condenados al olvido?
  • 1. Fuente de la vida, escultura instalada en honor a las víctimas de los 12 apóstoles en Yarumal. 2. Monumento en memoria de los niños masacrados por el F2 en 1992. FOTO JULIO CÉSAR HERRERA
    1. Fuente de la vida, escultura instalada en honor a las víctimas de los 12 apóstoles en Yarumal. 2. Monumento en memoria de los niños masacrados por el F2 en 1992. FOTO JULIO CÉSAR HERRERA
  • ¿Símbolos de la memoria están condenados al olvido?
  • 1. Fuente de la vida, escultura instalada en honor a las víctimas de los 12 apóstoles en Yarumal. 2. Monumento en memoria de los niños masacrados por el F2 en 1992. FOTO JULIO CÉSAR HERRERA
    1. Fuente de la vida, escultura instalada en honor a las víctimas de los 12 apóstoles en Yarumal. 2. Monumento en memoria de los niños masacrados por el F2 en 1992. FOTO JULIO CÉSAR HERRERA

El busto que desde hace 11 años honraba en el parque de Ituango la memoria de Jesús María Valle, cuya defensa de los derechos humanos le costó la vida en 1998, fue desmontado hace dos semanas ante el desconcierto de pobladores y la promesa del alcalde Mauricio Mira de construir un nuevo monumento que sí represente la memoria del abogado pues, según dijo, el actual parecía más una ridiculización que un homenaje.

En medio de la indignación por el hecho, líderes sociales y activistas señalaron que...

SI YA ESTÁS REGISTRADO

Iniciá sesión con tu correo y contraseña

¿QUERÉS SER UN SUSCRIPTOR?

TENEMOS PLANES DESDE

$14.900,

Seleccioná el que más te convenga:

SUSCRIPCIÓN

DIGITAL

SUSCRIPCIÓN DIGITAL

+

IMPRESO

>
COMPRA AQUÍ TU SUSCRIPCIÓN

9 razones más para compartir tus datos con EL COLOMBIANO

  • 1Te damos contenidos exclusivos y profundos: acceso ilimitado a nuestra información, con análisis y claridad para que conozcas y entiendas lo que ocurre en tu entorno. Además, no te quedarás con una versión de los hechos, descubrirás otras perspectivas.
  • 2Serás parte del Club Intelecto: vivirás un mundo de experiencias, físicas y virtuales, que alimentarán tus cinco sentidos y tus ideas, y por supuesto podrás disfrutar de miles de alianzas con comercios, actividades y eventos en el Valle de Aburrá.
  • 3Tendrás mejores argumentos en tus conversaciones: serás parte de la comunidad de líderes que entiende lo que pasa en la ciudad y el mundo. Recibirás un antídoto a la confusión y los rumores que abundan.
  • 4Infórmate sin obstáculos: no tendrás publicidad invasiva, aquella que se atraviesa en el contenido cuando tratas de leer un artículo. Una experiencia de navegación pensada en tus necesidades y más limpia.
  • 5Sin cláusulas de permanencia: estamos tan seguros de nuestra calidad, que podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento, aunque sabemos que no lo harás.
  • 6Recibirás la llave de nuestro archivo: podrás ingresar a la versión digital de las ediciones impresas y consultarlas hasta un año atrás..
  • 7Te escuchamos para mejorar tu experiencia: trabajamos todos los días para que cuando te quieras informar con EL COLOMBIANO, tu relación sea más útil, intuitiva, cercana y sorprendente.
  • 8Estaremos a tu lado cuando te levantes: recibirás un mensaje cada mañana, en tu correo electrónico, que te permitirá tener a la mano información seleccionada con criterio periodístico y empezar el día bien informado.
  • 9Conocemos a Antioquia, mejor que Google: sabemos qué les interesa (y qué no) a las personas que habitan o se interesan por Antioquia y los mantenemos al tanto de todo lo que ocurre en la región y por qué.
Juan Felipe Zuleta Valencia

Soy periodista porque es la forma que encontré para enseñarle a mi hija que todos los días hay historias que valen la pena escuchar y contar.

.