<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 28 abril 2022

Los motivos que hundieron la revocatoria de Daniel Quintero

Revocadores no comprobaron que $25 millones registrados como donación, en realidad eran un gasto.

  • César Augusto Abreo, Magistrado del CNE - Pedro Felipe Gutiérrez Sierra, Magistrado del CNE - Daniel Quintero, Alcalde de Medellín
    César Augusto Abreo, Magistrado del CNE - Pedro Felipe Gutiérrez Sierra, Magistrado del CNE - Daniel Quintero, Alcalde de Medellín
  • Oficio presentado por contadora del comité revocador.
    Oficio presentado por contadora del comité revocador.
  • César Augusto Abreo, Magistrado del CNE - Pedro Felipe Gutiérrez Sierra, Magistrado del CNE - Daniel Quintero, Alcalde de Medellín
    César Augusto Abreo, Magistrado del CNE - Pedro Felipe Gutiérrez Sierra, Magistrado del CNE - Daniel Quintero, Alcalde de Medellín
  • Oficio presentado por contadora del comité revocador.
    Oficio presentado por contadora del comité revocador.

La forma como quedó registrado un aporte de una fundación a la revocatoria contra el mandato del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, fue el punto por el cual el Consejo Nacional Electoral (CNE) se abstuvo de certificar los estados contables del comité promotor de esa iniciativa, lo que finalmente la enterró. La clave pasó por determinar si una parte de ese recurso provenía de una donación, hecho que no se certificó.

Por esa razón, el CNE abrió dos cargos contra el comité de la revocatoria. El primero, porque no figuran en los estados contables la totalidad de los aportes en dinero o en especie que cada persona natural o jurídica realizó durante la campaña; y el segundo, porque se reflejó una presunta violación de topes en la recolección de apoyos.

Por estos cargos deberán responder los miembros del comité Andrés Felipe Rodríguez Puerta, Jorge Alejandro Posada Jaramillo, Luis Alfonso García Carmona, Jaime Gonzalo Torres Ojeda y Julio Enrique González Villa, además del contador de la campaña de revocatoria Raúl Bautista Quiroga.

Mientras el proceso avanza, los representantes de la iniciativa pueden recurrir a una medida cautelar, aunque ya no será posible que se puedan convocar a las urnas a los ciudadanos antes del 30 de junio.

Pero, qué errores puntuales fueron los que desencadenaron la decisión. Conversamos con el magistrado del CNE, Pedro Felipe Gutiérrez, al respecto e incorporamos la respuesta puntual que el movimiento revocador entregó.

¿Donación o gasto?

Según Gutiérrez, hubo una donación en la cual se superó el tope máximo, que estaba cercano a los $23 millones por persona. Contó que hubo una contribución de una fundación por $47 millones, lo que violó el tope establecido.

Cuando el CNE alertó de esta anomalía, los promotores presentaron un nuevo informe, pero, según el magistrado, la argumentación fue insuficiente. “Inicialmente, el comité de la revocatoria reportó esos $47 millones por parte de esa fundación, pero luego hizo la corrección contable, que es permitido, señalando que se equivocaron haciendo el reporte. Dijeron que de esos $47 millones, $25 millones correspondían a un gasto y no a una donación”, argumentó Gutiérrez, quien salvó su voto frente a la ponencia del magistrado César Abreo.

Pero al revisar los extractos bancarios, en el CNE encontraron la presunta irregularidad de violación de topes, argumentando que los dineros fueron presentados como una donación y no como un gasto. “Hay una partida de $10.300.000 y otra de $14.700.000 que van para el pago de un proveedor”, sostuvo Gutiérrez.

Nos remitimos a un oficio que la contadora del comité revocador les envió a los magistrados del CNE, para explicar la respuesta de la contraparte a esta recriminación. Dentro de los ingresos reportaron donaciones en dinero por $147.871.692, más ayudas en especie valoradas a su precio comercial en $53.814.811, para un total de $201.900.482. Dentro de los donantes está la Corporación Medellín Cuenta Conmigo, que entregó $22.803.938 en especie.

Dentro de los gastos, que es donde está el quid del asunto, se encontraban dos pagos hechos a Carlos Alberto Pradilla Soto, por “suministro de personal para encargarse de la recolección de firmas”, los cuales se desembolsaron en dos contados: uno el 31 de julio de 2021, por $14.700.000 millones; y otro el 4 de agosto de 2021, por $10.300.000, los dos pagos que mencionó el magistrado Gutiérrez.

Señaló la contadora que en un oficio entregado al CNE por el abogado Alfonso Portela, apoderado de Quintero ante ese organismo, este dijo que los $25 millones pagados a Pradilla Soto correspondían a una donación de la Corporación Medellín Cuenta Conmigo, hecho que no era cierto porque el pago se hizo desde la cuenta única de la campaña, en donde estaban todos los recursos provenientes de varias donaciones.

“La falacia consiste en indicar que los $25 millones pagados por la cuenta bancaria de la campaña eran una sola donación de parte de la Corporación Medellín Cuenta Conmigo. Las donaciones hechas fueron de $22.803.938 millones y por lo tanto no excedieron el tope del 10% que podía ser donado a la campaña y que no hubo ninguna donación adicional de $25 millones”, dijo la contadora en su oficio.

Y remató: “el gasto se ejecutó con dineros de la cuenta y no por una donación”.

Otra de las anomalías reportadas por el CNE estarían relacionadas con la firma del auditor en la aplicación de Cuentas Claras en lugar de la del contador, aunque para el magistrado Gutiérrez “eso no es una irregularidad, es una pendejada que se haya catalogado como tal”.

¿Qué sigue?

Para conocer qué movidas adelantarán los líderes de la revocatoria, EL COLOMBIANO contactó al concejal del Centro Democrático y uno de los nombres que serán investigados tras la decisión del CNE, Julio Enrique González Villa.

Este insistió en que el órgano cometió una irregularidad y no cumplió con el fallo del Tribunal Superior de Medellín que le ordenó certificar, de forma positiva o negativa, los estados contables de la revocatoria en un término de 48 horas.

En el momento, no se ha expedido ninguna resolución o acto administrativo, según González Villa. Y en el comunicado de prensa emitido por el CNE se habla de una “presunta” violación de topes, cuestión que para este deja varias dudas.

“¿Con base en una posibilidad, y no en una certeza, dicen que hubo violación de topes?. Mi preocupación es que no tienen certeza o prueba. ¿Cómo es posible que con base en incertidumbres paren una revocatoria?”, se preguntó.

En razón de lo anterior, González Villa manifestó que interpondrá una acción de tutela contra la decisión del CNE. “Lo más seguro es que la interpongamos ante el Tribunal Superior de Medellín o ante el Tribunal Administrativo de Antioquia, y luego podríamos ir a una segunda instancia ante la Corte Suprema o el Consejo de Estado”.

Y agregó, tras precisar que su postura no es la de todo el comité revocador: “Todavía no nos han notificado nada. Son solo comunicados de prensa. No sabemos qué recursos caben, porque no se conoce el acto administrativo. Pero, pese a los recursos que procedan, vamos a interponer desde ya la acción de tutela”.

En el mismo sentido, Andrés Rodríguez, otro de los líderes del comité revocador, anotó que la decisión del CNE está basada en política y no en derecho. Asimismo, reiteró que como promotores de la revocatoria ven vulnerado su derecho constitucional de ejercer los mecanismos de participación ciudadana “por un simple error contable” que ellos ya habían subsanado a tiempo.

“Creo que están pescando en río revuelto y buscando excusas para no certificar positivamente los estados contables y, aparte, exceden lo que en derecho se les permite. Nosotros ya deberíamos estar votando la revocatoria”, manifestó Rodríguez, quien dijo de nuevo que los estados contables no tienen irregularidades.

También recalcó que el CNE todavía no les ha notificado de forma oficial la decisión del martes y que esta se sigue manejando a través del comunicado de prensa publicado en redes sociales y medios de comunicación.

El Partido Centro Democrático, mediante un comunicado escrito, dio a conocer que contratará una auditoría para revisar la contabilidad de la iniciativa, además de apoyar los recursos que permitan derogar la medida cautelar con la que el CNE suspendió el proceso.

$!Oficio presentado por contadora del comité revocador.
Oficio presentado por contadora del comité revocador.

Contexto de la Noticia

Lo que dijo El alcalde Quintero sobre la decisión

Para conocer su versión y su interpretación sobre la decisión del CNE y el futuro del proceso revocatorio, EL COLOMBIANO se puso en contacto con la Alcaldía de Medellín solicitando una entrevista con el alcalde Daniel Quintero, quien se rehusó a conversar y a responder las preguntas de este diario. No obstante, durante las primeras horas de la mañana, en diálogo con varias cadenas radiales, Quintero se refirió a esos temas y dio su opinión.

En entrevista con la emisora Caracol Radio, el alcalde se mantuvo en la línea que ha sostenido durante los últimos meses y calificó el proceso de revocatoria como “fraudulento” y una persecución política en su contra.

“Se evidenció que había triangulación de recursos, que habían escondido financiadores ilegales pero, adicionalmente, que estaban dando dádivas por firmas”, aseveró Quintero, insistiendo en las acusaciones que ha venido formulando ante el comité promotor de la revocatoria.

“Se encontraron miles de firmas que habían sido falsificadas y una revocatoria que tenía apoyos irregulares de parapolíticos, de contratistas condenados y de huérfanos de poder, que querían por intereses políticos y económicos recuperar el poder”, agregó.

Al ser cuestionado por las divisiones y la polarización política que ha dejado este episodio en la ciudad, el mandatario local insistió en negar la existencia de una oposición y un rechazo ciudadano en contra de su gestión, pese a los datos que han venido arrojando múltiples encuestas y estudios que han mostrado el desplome en sus índices de favorabilidad.

“La inmensa mayoría está con nosotros. No solo de ciudadanos, incluso de empresarios”, señaló en Caracol Radio, aludiendo indirectamente a sus choques con el sector privado local. “Estos eran unos huérfanos de poder que tenían al Estado de teta, tenían a EPM de teta lechera y que, una vez pierden el poder, utilizan herramientas terribles en medio de tiempos tremendamente difíciles”.

En Blu Radio, Néstor Morales le preguntó: “Alcalde, de los 305.000 votos suyos, la Registraduría avaló 132.000 firmas para la revocatoria, una tercera parte está inconforme con su alcaldía. Al margen de que se haya caído la revocatoria —no le hablo ni de mafiosos ni corruptos—, ¿qué les dice a las personas que están inconformes con su alcaldía y las peleas que usted está dando?”. Quintero respondió: “Soy el alcalde de todos los ciudadanos, de los 305.000 que votaron por nosotros y de los 240.000 que votaron por el Centro Democrático. Qué pedimos: a esas mafias que quieren retornar al poder a toda costa, que no nos vamos a dejar (...)”.

El periodista replicó: “Entonces, ¿todo el que está en desacuerdo con usted es un mafioso?” El alcalde afirmó: “No. Todos los alcaldes tenemos un porcentaje en contra. Nosotros tenemos al 30%, pero seguiremos trabajando”.

.