<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Las famosas reclaman su derecho a envejecer

Madonna y Amparo Grisales a diario se enfrentan a las críticas por su edad. El caso más reciente le ocurrió a la modelo Adriana Lima.

  • 1. Adriana Lima. 2. Madonna. 3. Amparo Grisales. 4. Margarita Rosa de Francisco. FOTOS @adrianalima, Carlos velásquez, cortesía y getty
    1. Adriana Lima. 2. Madonna. 3. Amparo Grisales. 4. Margarita Rosa de Francisco. FOTOS @adrianalima, Carlos velásquez, cortesía y getty
19 de noviembre de 2023
bookmark

El pasado 6 de septiembre regresó, después de cuatro años, el desfile de los Ángeles de Victoria’s Secret con sus rostros más visibles. En ese ramillete de mujeres estaba una de las modelos más icónicas de la marca: Adriana Lima. La brasileña, de 42 años, volvió a las pasarelas luego de tener cinco hijos. Esta semana apareció de nuevo en el estreno de una película en Los Ángeles y así como ocurrió hace dos meses, le llovieron las críticas por los cambios en su físico, sobre todo en el rostro que algunos tacharon de “irreconocible”.

Ante esto, Lima se pronunció en sus redes sociales y dijo: “Esta es la cara de una madre cansada de una adolescente, dos preadolescentes, un niño muy activo, un bebé de un año aprendiendo a caminar y tres perros. Gracias por vuestra preocupación”.

Algo similar ocurrió con la artista Madonna en abril del año pasado, cuando se presentó en el concierto de Maluma en Medellín. El rostro de la diva del pop lucía diferente a como fue en los 2000. Sobre esto, los comentarios en las redes sociales también fueron una constante.

Le puede interesar: De Ovy on the drums a Kevin Mauricio Cruz: los talentos detrás de los éxitos de la música colombiana

La lista de famosas a las que la gente les cae por el “exceso” en sus cirugías o por envejecer sin hacérselas continúa. Está la actriz Renée Zellweger, quien en 2014 salió al paso sobre las opiniones por su cambio de apariencia. Esa vez dijo: “¡Me alegra que la gente piense que luzco diferente! Estoy viviendo una vida diferente, feliz y más plena, y estoy encantada de que tal vez se note”. La actriz Demi Moore vivió una experiencia parecida. En el desfile de Fendi en la Semana de la Moda de París en 2021, las miradas se dirigieron al rostro de la estadounidense que mostraba una tez impecable, unos pómulos acentuados y unos labios más finos.

Para no ir más lejos, en Colombia hay un par de famosas que le ha tocado lidiar con ese estigma sobre la vejez: Amparo Grisales y Margarita Rosa de Francisco. A ambas no les preocupa hablar de la edad: la primera tiene 67 años, mientras que la segunda 58. Margarita se ha referido a lo difícil que es lidiar con la exigencia de ser bonita cuando se envejece. Y lo dice no por vanidad, sino por ese tener que enfrentarse a los juicios sobre el reflejo de los años en su imagen.

En marzo de este año, la actriz y presentadora dijo en una entrevista con BBC que a los 45 le dio una crisis de vejez, que comenzó a preocuparse más por las arrugas en la cara, por lo que acudió un par de veces al bótox, sin embargo, con el tiempo suspendió estos tratamientos. “Me cansé de ponerme bótox y relleno, no me quiero perder el espectáculo de mi envejecimiento”, dijo. Y así, con arrugas y canas, se siguió mostrando en sus plataformas digitales, sin importar las opiniones de sus millones de seguidores.

El psicólogo Nicolás Cadavid dijo que muchas de estas críticas se deben en parte porque estas celebridades se convierten en referentes para sus seguidores, entonces cuando van envejeciendo o perdiendo la figura, lo que ocurre es que le recuerdan a sus fans que también les pasará lo mismo.

Le puede interesar: La firma Andrés Pajón revivirá sus 15 años de historia en una exposición de moda

Esto es un mecanismo psíquico de defensa conocido como “la proyección”. “Cuando ven en el otro algo que los toca directamente, les es más fácil ponerlo afuera, ahí es donde vienen las críticas sobre el físico y más porque el cerebro humano está desarrollado a la crítica y no siempre a una constructiva. El cuerpo va perdiendo belleza y capacidades, y los seres humanos les tenemos mucho miedo al proceso de envejecimiento porque nos conduce a la pérdida de autonomía”.

Según Cadavid, además, reciben críticas por las cirugías estéticas porque frente al cuerpo existe la imagen real (carne, gordos, arrugas) y la imagen inconsciente (la que se proyecta). Entonces cuando se contrasta la imagen real y la inconsciente de los famosos para algunos es como un choque y se empiezan a desdibujar luego de llamarles tanto la atención. Ahí es donde llegan los comentarios (no tan buenos) sobre ese referente que se fue alejando de su belleza natural, porque creen que dejará de ser real y la mejor forma de quedar tranquilos, es decir, que se están viendo muy feas.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*