<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

Sobre Salvar a Ecopetrol, de Juan Carlos Echeverry

El libro de Echeverry también se convierte, tristemente, en un recordatorio de los desincentivos que los entes de control representan para aquellos que buscan trabajar de manera honesta en el sector público en Colombia.

03 de diciembre de 2023
bookmark
  • Sobre Salvar a Ecopetrol, de Juan Carlos Echeverry

Por David González Escobar - davidgonzalesescobar@gmail.com

Asistí a una charla donde presencié a un Juan Carlos Echeverry simpático y despreocupado hablar sin pelos en la lengua sobre las perspectivas económicas para el 2024. Me persuadió de comprar y leer Salvar a Ecopetrol: liderazgo en tiempos de crisis, su más reciente libro.

En otras condiciones, probablemente jamás habría elegido leer un libro con ese título. En general me interesan poco los libros con tono de “autoayuda empresarial”. Sin embargo, en este caso no fue así: el libro de Echeverry me sorprendió gratamente.

Lo que menos me gustó, efectivamente, fueron los “consejos de liderazgo” del expresidente de Ecopetrol. No transformaron mi perspectiva de vida. De hecho, casi me hacen abandonar la lectura en las primeras 50 páginas.

Afortunadamente, decidí continuar, y ahí es donde entendí que esa supuesta lección de liderazgo sirve para despistar al lector casual y adentrarse en el verdadero corazón del relato: una serie de anécdotas, explicaciones didácticas e historias del día a día que logran dar un mejor entendimiento sobre cómo opera la empresa más grandes del país, una entidad que, a pesar de su influencia, a menudo es comprendida superficialmente como una compañía que extrae y vende petróleo.

Leer el libro de Echeverry ha transformado por completo mi visión acerca de la envergadura de Ecopetrol. Dirigir una empresa que sustenta directamente a más de 10 mil empleados y 40 mil contratistas, que en 2015 ya realizaba compras anuales de bienes y servicios por más de 20 billones de pesos, con un consumo energético comparable al de la quinta ciudad más grande de Colombia, sujeta a la vigilancia desde la SEC hasta la Contraloría, operando en más de 300 municipios y enfrentándose a una amplia gama de interlocutores, desde el presidente de Chevron hasta congresistas y la amenaza del ELN, implica un desafío casi equiparable a la gestión de un país pequeño. Todo esto con la desventaja adicional de la necesidad de garantizar una rentabilidad. ¿Cómo alcanzar esta meta cuando, debido a factores externos, el precio del petróleo cae abruptamente de más de 100 a casi 25 dólares?

Lo que más me gustó del libro es la manera en que Echeverry narra su perspectiva sobre la evolución de la empresa, pasando de un enfoque de producción a toda costa durante el auge de los commodities – cuando todo daba -, a convertirse en una entidad rentable ante la disminución del precio del petróleo, a través de la historia de las personas que lo acompañaron: logra transmitir y hacer atractivas todas las labores de la compañía, desde las financieras hasta las de auditoría y cumplimiento.

El libro también genera un sentimiento de orgullo al destacar el logro que supone la transformación de Ecopetrol desde 2007, donde, a pesar de sus dificultades, su manejo se destaca en comparación con otras petroleras estatales de la región como Pemex, PDVSA o YPF. Es fundamental recordar, especialmente dada la situación actual del gobierno, el papel crucial que ha desempeñado Ecopetrol para el avance del país en las últimas dos décadas.

En relación al extenso y denso capítulo sobre Reficar, lo único evidente es lo difícil que resulta tomar una postura tajante sobre el asunto. Lamentablemente, en su momento la Contraloría no pensó igual, y ni siquiera los recientes fallos a favor de Ecopetrol lograrán borrar la mancha imborrable que dejó el actuar mediático y precipitado de las “ías” en la reputación de muchísimas personas que trabajaron por un proyecto que hoy en día opera de manera exitosa. El libro de Echeverry también se convierte, tristemente, en un recordatorio de los desincentivos que los entes de control representan para aquellos que buscan trabajar de manera honesta en el sector público en Colombia.

Sigue leyendo

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*