<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

El gabinete del presidente

El gobierno actual está lejos de ser el gobierno del cambio. No sorprende que un estudio haya revelado que es la peor ejecución en los últimos 22 años.

26 de julio de 2023
bookmark

Por Cristina Plazas Michelsen - opinion@elcolombiano.com.co

El 20 de julio escuchamos al presidente, luego de haber llegado dos horas tarde a la instalación del congreso, autoproclamándose como el salvador de Colombia. Desafortunadamente, la evaluación del gabinete presidencial de este año es sumamente decepcionante y contradice lo manifestado por él.

En menos de un año, han renunciado o dejado de ser parte del Gobierno 11 ministros. Esta situación sin precedentes demuestra la inestabilidad que enfrenta el gobierno del presidente Petro, algo que no difiere de lo que sucedió durante su alcaldía.

Cuatro de sus alfiles más cercanos salieron por la puerta de atrás: Laura Sarabia, su mano derecha, está siendo investigada por abuso de poder e interceptación ilegal de comunicaciones. Carolina Corcho causó la ruptura de la coalición de gobierno y generó un fuerte rechazo en la opinión pública, además de poner en peligro la salud de los colombianos. Irene Vélez, debido a su falta de conocimiento, puso en riesgo un sector vital de la economía. Además, su salida fue motivada por posibles conductas delictivas. María Isabel Urrutia, exministra de deporte, fue imputada por celebración indebida de contratos, es decir, corrupción.

Tres ministros fueron removidos por expresar sus opiniones y no estar de acuerdo con las medidas que pretendían destruir los avances logrados y que representaban riesgos para la economía.

Respecto a los que continúan en el gobierno: Alfonso Prada, exministro del Interior, y su esposa fueron acusados por Benedetti de haberse robado el ministerio. Además, su nombre ha sido mencionado en la investigación sobre el desfalco a la Universidad Distrital. Recordemos que utilizó el término “cerco humanitario” para minimizar el secuestro de 78 policías y seis civiles. Sorprendentemente, fue premiado con el cargo de embajador en Francia.

Álvaro Leyva ha asumido el papel de representante de grupos al margen de la ley dentro del gobierno. Sus declaraciones inapropiadas y los nombramientos de personas como León Fredy Muñoz, quien enfrenta cargos por narcotráfico, demuestran la desastrosa gestión diplomática del país.

El invisible ministro Iván Velásquez: La seguridad del país está en jaque y el gobierno no tiene una estrategia que impida volver a esa época oscura donde el país se bañó de sangre. Las fuerzas armadas están solas porque en el gobierno se tiene alineación ideológica, se justifica el crimen y se ve a las fuerzas armadas como su enemigo, llevando a que, en lugar de afianzar sus capacidades, se han asegurado en humillarlas, debilitarlas y limitarlas.

El Ministerio de Cultura, a pesar de haberse afirmado que era una de las carteras más importantes, está en interinidad, luego de la salida de la ministra Patricia Ariza, por su desacuerdo con la señora Alcocer en relación con la adopción del modelo de las orquestas de Venezuela.

El polémico ministro Lizcano, mencionado en escándalos de corrupción y enfrentando una denuncia de acoso sexual, sorprendentemente, fue nombrado ministro de Comunicaciones, a pesar de su falta de conocimiento en el área.

La directora Cielo Rusinque del DPS, debido a su terquedad y postura ideológica extrema, ha ocasionado un retroceso de 17 años en la transferencia de subsidios a los más desfavorecidos.

Ni hablar del comisionado de paz, Danilo Rueda. El periodista Ricardo Calderón lo advirtió. El pacto de La Picota fue una realidad, así la bodega petrista haya tratado de aniquilarlo. Este pacto con los criminales más peligrosos demostraba que estaban dispuestos a entregarles el país con tal de llegar al poder.

Por último, ¿qué tal el rotundo fracaso de la gestión de Luis Fernando Velasco? ¡El gobierno perdió la presidencia del Senado! Ahora, veremos cómo se las arreglan para establecer una relación con Iván Name después de esto.

El gobierno actual está lejos de ser el gobierno del cambio, y lamentablemente tendremos tres años más de improvisación, escándalos y mala gestión. No sorprende que un estudio haya revelado que es la peor ejecución en los últimos 22 años. Desafortunadamente, nos quedaron debiendo el cambio que tanto pregonaron.

Sigue leyendo

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*