<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Economía | PUBLICADO EL 12 septiembre 2022

Échele más agua a los frijoles: el precio se triplicó en el último año

El fin de semana el kilo del grano se cobraba a $22.000 en tiendas de barrio de Medellín.

  • El precio del frijol está elevando el costo de la bandeja paisa. FOTO Juan Antonio Sánchez
    El precio del frijol está elevando el costo de la bandeja paisa. FOTO Juan Antonio Sánchez
  • El precio del frijol está elevando el costo de la bandeja paisa. FOTO Juan Antonio Sánchez
    El precio del frijol está elevando el costo de la bandeja paisa. FOTO Juan Antonio Sánchez
Échele más agua a los frijoles: el precio se triplicó en el último año

En el último año el precio de los frisoles, alma y nervio de la bandeja paisa, se triplicó. Según los registros del Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario del Dane, el kilo del grano en septiembre del año anterior valía $7.655, y el mes pasado se cotizó a $15.456.

El valor del alimento ha estado superando la curva ascendente que observa la inflación de alimentos, que en los últimos doce meses se ubicó en 26%. El fin de semana en la Central Mayorista de Antioquia el kilo de frijol cargamanto estuvo a $18.000 y en tiendas de barrio de Medellín se cobraba a $22.000.

¿Qué está jalonando el costo de la leguminosa y llevándola a esos niveles? José Ignacio Duque, gerente de Mundial de Granos y Panelas, explica que son varias las razones que causan este incremento. Una de ellas es la respuesta del mercado al encarecimento global de las proteínas, y el frijol es una de ellas. Otro motivo es el invierno en Colombia, ya que su impacto es contundente frente a este tipo de cultivos, cuya productividad resulta muy perjudicada.

A lo anterior se suma el alto costo de los insumos de producción, entre ellos abonos, ureas, insecticidas, plaguicidas y empaques, que impactan a este sector agrícola.

Además, la escasez de mano de obra para atender estas faenas del campo se ha convertido en otra problemática para los cultivadores que requieren personal en momentos precisos del año.

El frijol, de acuerdo con Duque, es uno de los productos sensibles a las variaciones de precio y su alto costo hace que el consumidor migre a otra opciones de proteína como lentejas o garbanzos.

Contrario a lo que se cree popularmente de que el frijol cargamanto es el más demandado, este comercializador asegura que la gente prefiere otras variedades, entre estos los granos rojos de un tamaño mediano.

Entonces, ¿por qué el cargamanto es el más caro? “Por el proceso de producción. Esta es una especie muy delicada y requiere muchos cuidados. Da un grano muy bonito y mostrón, y nosotros somos muy visuales, creemos que los granos más grandes y exuberantes son los de mejor sabor”.

Otra señal del alto costo del producto se siente a la hora de pedir una bandeja con frisoles, pues a comienzos de año esta y un menú ejecutivo tenían el mismo valor, pero ahora en muchos restaurantes los precios son distintos, y el del plato con frijoles es mayor.

Seco y verde

En la dinámica de la Central Mayorista un 95% de los compradores prefiere el frijol seco al verde en sus distintas variedades: cargamanto rojo y blanco, calima, nima, radical, Uribe, blanquillo o catalino.

En los últimos cinco años, según cifras del Ministerio de Agricultura, el área cultivada de frijol en el país ha estado en promedio en 92.687 hectáreas, y la producción en 115.150 toneladas.

Nariño y Santander figuran como los departamentos con el mayor área sembrada de frijol en el país, pero no cuentan con los rendimientos más altos (1,1 toneladas por hectárea), mientras que en el Putumayo, en el Valle de Sibundoy, la producción es mayor (2 toneladas por hectárea).

Antioquia, Huila, Cundinamarca, Tolima y Boyacá son otras zonas productoras de este alimento. Vale anotar que en 2020 se apreció un decrecimiento de 9% en áreas cultivadas con respecto a 2019, debido a los efectos de la pandemia del covid-19.

Este es un cultivo que se adapta bien en altitudes que van desde los 800 metros sobre el nivel del mar a los 2.800 metros y a temperaturas entre los 13 y 28 grados centígrados. Requiere suelos francos, sueltos y con buen drenaje ya que no tolera encharcamientos.

En este punto, el ministerio añade que existen dos clases de frijol de la cual se desprenden varias especies. El primero es el arbustivo, de crecimiento bajo; luego va el voluble, de crecimiento enramado.

En el país se consumen en mayor parte los frijoles volubles dado que el consumidor prefiere un grano más grande y de mejor cocción. El consumo per cápita anual de frijol en Colombia está entre tres y cuatro kilos, asegura la cartera de Agricultura.

A su turno, las importaciones en los últimos cinco años sumaron unas 29.635 toneladas en promedio anual, que llegaron de Ecuador, Perú, Argentina, Estados Unidos, Canadá e incluso Bolivia.

El alto precio de los frisoles se suma al de otros productos de la canasta familiar que durante el último año han tenido igual comportamiento, entre ellos la yuca que acumula una inflación del 131,08%, la cebolla con 92,81% y los plátanos con 65,89%, provocando que las finanzas de los hogares se sientan ahogadas.

Los datos de inflación divulgados por el Dane para los últimos doce meses ubicaron el indicador en 10,84%, y las proyecciones de los analistas sugieren que para final del año no bajará de dos dígitos.

Con esas estimaciones se podría decir que los frijoles van a estar muy aguados.

115.000
toneladas de frijol produce en promedio el país cada año, según MinAgricultura.
Infográfico
Ferney Arias Jiménez

Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.

Si quiere más información:

.