<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Economía | PUBLICADO EL 13 octubre 2021

Coninsa protegería sus 6.000 empleos

  • Coninsa Ramón H hace parte del consorcio constructor de Hidroituango. Desde 1972, la empresa ha desarrollado proyectos inmobiliarios, para la industria y el comercio. FOTO Juan Antonio Sánchez
    Coninsa Ramón H hace parte del consorcio constructor de Hidroituango. Desde 1972, la empresa ha desarrollado proyectos inmobiliarios, para la industria y el comercio. FOTO Juan Antonio Sánchez
  • Coninsa Ramón H hace parte del consorcio constructor de Hidroituango. Desde 1972, la empresa ha desarrollado proyectos inmobiliarios, para la industria y el comercio. FOTO Juan Antonio Sánchez
    Coninsa Ramón H hace parte del consorcio constructor de Hidroituango. Desde 1972, la empresa ha desarrollado proyectos inmobiliarios, para la industria y el comercio. FOTO Juan Antonio Sánchez
Coninsa protegería sus 6.000 empleos
Por Ferney Arias Jiménez

Compañía del consorcio CCC Ituango asegura que las obras no se afectarán por proceso de reorganización.

La constructora Coninsa Ramón H, que tiene una participación del 10% en el Consorcio CCC Ituango, fue autorizada para iniciar el trámite de Negociación de Emergencia de un Acuerdo de Reorganización (Near), previsto en el Decreto Ley 560 de 2020.

En un comunicado, la compañía señaló que esta figura carácter preventivo le permitirá reorganizarse para mantener adecuadamente la continuidad de sus operaciones y proteger el cumplimiento de las obligaciones pactadas con sus empleados, clientes, contratistas, proveedores y entidades financieras.

La empresa, es uno de los jugadores relevantes en el sector edificador paisa, que recoge la trayectoria de Coninsa y de Ramón H. Londoño, fundadas en 1972 y 1975 respectivamente, y fusionadas en 1999.

En su portafolio de proyectos en ejecución, además de su participación en Hidroituango, exhibe 32 proyectos, propios y con aliados, de apartamentos, casas, bodegas, locales comerciales y apartaestudios en Antioquia, Atlántico, Cundinamarca, Magdalena, con precios entre 81,7 y 1.280 millones de pesos.

Bajo el Near, la empresa busca proteger la estabilidad de 1.600 empleados directos, 1.400 contratistas y más de 3.000 empleos indirectos que se generan con sus diferentes frentes de trabajo.

Mediante el Auto 2021-01-610458 expedido el lunes, la Delegatura de Procedimientos de Insolvencia de la Superintendencia de Sociedades (Supersociedades) admitió a la empresa para acoger el mecanismo que le permitirá enfrentar las dificultades que atraviesa.

“Ninguno de los proyectos que adelanta actualmente Coninsa, de forma individual o con otras organizaciones, se verá afectado por cuanto la finalidad de este tipo de procesos es la protección del crédito y la continuación de los negocios, a través de los trámites de reorganización y siempre bajo el objetivo de agregar valor”, anotó la constructora.

Según el texto, las operaciones y compromisos de la empresa con los clientes seguirán en sus mismas condiciones, ya que hacen parte del giro ordinario de su objeto social”.

Sobre este trámite, desde la gerencia de EPM se indicó que está siendo revisado y se analiza su posible impacto en consorcio constructor de la central de Ituango, en el Norte de Antioquia, del que hacen parte Camargo Correa (55% de la sociedad), Constructora Conconcreto (35%) o incluso en el avance de las obras.

También se enfatizó en que sigue en pie la posibilidad de ejecutar el Plan B, es decir el cambio de contratistas para la terminación del complejo hidroeléctrico, que ya tuvo visita de 8 potenciales empresas interesadas en culminarlo.

El proceso

La Supersociedades, por su parte, explicó que al amparo de este trámite, la compañía deberá fijar un aviso sobre el término de duración de la negociación, comunicar a los acreedores el inicio de la negociación de emergencia y a todos los jueces y entidades que adelanten procesos ejecutivos, de restitución, de ejecución de garantías o de cobro coactivo, con el fin de que se suspendan durante el trámite.

Otra de las acciones que debe emprender esta sociedad es iniciar la negociación con sus acreedores y celebrar el acuerdo de reorganización en un término no mayor a tres meses para la confirmación por parte del Juez del Concurso.

Ni la constructora Coninsa Ramón H ni la superintendencia precisaron el monto de las acreencias que se intentará reorganizar mediante este proceso. A diciembre de 2020 esta constructora contabilizó ingresos por 151.461 millones de pesos y sus pasivos sumaban 317.143 millones (ver gráfico).

Tabla de salvación

El exsuperintendente de Sociedades, Francisco Reyes, precisó que normas como el Decreto Ley 560 se establecieron por un plazo determinado (dos años) y la idea es permitir negociaciones por fuera del ámbito de la Supersociedades otorgándoles facultades a las cámaras de comercio para conducir un proceso de insolvencia o que las partes concierten y acepten el acuerdo de reorganización empresarial.

“Lo interesante de estos procedimientos es que no excluyen la posibilidad de acudir al trámite de insolvencia, contemplado en la Ley 1116 de 2006, es decir que complementan el régimen general de insolvencia que contiene dos fases: una de reorganización y otra de liquidación”, comentó.

Reyes destacó que el ánimo de estos mecanismos es facilitar los acuerdos, quitarles un poco de formalismos y hacer que se pueda cumplir el proceso de reorganización de manera rápida de la que ocurriría si se tuviera que tramitar ante la Supersociedades.

“El objetivo es flexibilizar el procedimiento y que las compañías puedan reorganizarse, pero esto no depende del proceso sino de la viabilidad de la empresa, y lo acabamos de ver con el caso de Almacenes La 14 en el que por más mecanismos que existan, al no haber plata ni recursos no habrá manera de salir adelante”, agregó Reyes.

En esa línea, el comunicado de la empresa sostuvo que “el Auto de la Supersociedades aclara que la situación futura de los negocios es factible si se adoptan las medidas necesarias para su adecuada administración”

10%
es la participación de Coninsa Ramon H en el consorcio CCC Ituango.
Infográfico

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS Los pilares del decreto

El Decreto Ley 560 del 15 de abril de 2020 estableció medidas transitorias especiales en materia de insolvencia empresarial, creando herramientas extrajudiciales de negociación expeditas.

Adicionalmente, fija mecanismos extraordinarios de salvamento para proteger la empresa, el empleo y el crédito. Adopta algunas medidas tributarias orientadas a brindar ayuda con la caja y aliviar la situación de los deudores admitidos a un proceso de reorganización empresarial. Y suspende algunas normas y obligaciones legales con el fin de preservar las empresas y facilitar el manejo del orden público económico, tales como la causal de disolución por pérdidas.

Ferney Arias Jiménez

Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.

.