<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Medio Ambiente | PUBLICADO EL 14 diciembre 2020

Este es el ecosistema paisa que será declarado área protegida

  • El cerro Quitasol hará parte de este corredor protegido. FOTOS Manuel saldarriaga quintero
    El cerro Quitasol hará parte de este corredor protegido. FOTOS Manuel saldarriaga quintero
  • Este es el ecosistema paisa que será declarado área protegida
  • Este es el ecosistema paisa que será declarado área protegida
  • El cerro Quitasol hará parte de este corredor protegido. FOTOS Manuel saldarriaga quintero
    El cerro Quitasol hará parte de este corredor protegido. FOTOS Manuel saldarriaga quintero
  • Este es el ecosistema paisa que será declarado área protegida
  • Este es el ecosistema paisa que será declarado área protegida

Es un cinturón biológico que involucra a 17 veredas y seis municipios de Antioquia. ¿En qué consiste?

Al norte del Valle de Aburrá está el cerro Quitasol, en el municipio de Bello y la vereda La Holanda en Girardota, un territorio de 6.888 hectáreas que ocupan 17 veredas y seis municipios (Bello, San Pedro de Los Milagros, Barbosa, Copacabana, Girardota y Donmatías) y el que en próximos días se declarará como área protegida. Este “cinturón biológico” será nombrado como Distrito Regional de Manejo Integrado (DRMI) Quitasol La Holanda, una figura con la que se busca la preservación de sus ecosistemas.

“El Distrito Regional de Manejo Integrado es la categoría más amplia para las áreas protegidas y de manejo especial que se encuentran reguladas en el país”, señala la Corporación Autónoma Regional del Centro de Antioquia, Corantioquia. Según la entidad, con esta declaratoria se podrá dar un manejo sostenible de los recursos naturales existentes por parte de la población local, sin que haya “afectación desproporcionada” para la economía de la zona.

Yenia Rivas, directora técnica de Medio Ambiente de Bello, considera de suma importancia que en este cinturón esté incluido el cerro Quitasol. “Es un ecosistema estratégico para el municipio, tiene un potencial arqueológico importante y nos permitiría tener un plan de manejo”, aseguró.

Y además del Quitasol se busca proteger la cuenca abastecedora del Alto de Medina, los bosques Altoandinos de robledales en San Pedro y los de la vereda La Holanda (Girardota), al igual que otras áreas de importancia ecológica y cultural, y especies de flora y fauna con un valor de conservación.

Conservación detallada

En un estudio de la zona que abarcará esta declaratoria ya se tienen claras especies de aves como Valor Objeto de Conservación, por ejemplo, las del género la Diglossa (Thraupidae), de las familias Cracidae, y Tinamidae, así como el taxón endémico Atlapetes blancae (Emberizidae), llamado gorrión montes o montañerito paisa, el cual se encuentra en peligro crítico (CR) e incluso estuvo considerado como extinto, aunque se evidenció la presencia de la especie en el polígono de estudio.

Entre la flora del área protegida se incluyen especies como el cedro (Cedrela odorata) en estado vulnerable (VU), y el cedro de montaña (Cedrela montana), ambas muy amenazadas por la tala y comercialización ilegal maderera. Así mismo, los helechos sarros, del género Cyathea, han sido comercializados en el pasado, razón por la cual tienen veda regional.

Por otro lado, se destaca la importancia ecológica del Alto de Medina, por su “potencial turístico de arqueología para visitar muestras de la ingeniería prehispánica. Esta zona tiene un alto potencial de Parque Nacional Arqueológico lo que sustenta su importancia”, señala Corantioquia.

Este lugar en San Pedro de Los Milagros es además un ecosistema estratégico y hábitat de varias especies endémicas donde nacen quebradas que abastecen el acueducto de La Medina, que favorece a más de 400 familias.

También están los bosques altoandinos con presencia de robles (Quercus humboldtii) en estado vulnerable (VU), y yolombó (Panopsis yolombo), que ha reducido “drásticamente” sus poblaciones en los últimos años, señala el informe de la corporación.

Recuperar el ecosistema

Otros hechos que se darán tras la declaratoria serán la protección de las fuentes hídricas como nacimientos, cuencas abastecedoras y humedales y la preservación de la biodiversidad, para restaurar ecosistemas estratégicos, corredores biológicos y mantener y cuidar las coberturas naturales asociadas a los bosques altoandinos.

“Se permitiría hacer un mayor control de las presiones que amenazan la biodiversidad, especialmente la deforestación, las prácticas agrícolas no sostenibles, la urbanización ilegal, la cacería de fauna silvestre y la pérdida del patrimonio e identidad cultural”, dice el concepto favorable del Instituto Humboldt que emitió, a principios de este mes, visto bueno previo a la declaratoria.

Este proceso está a un solo paso. Según la directora de Corantioquia, Ana Ligia Mora Martínez, esta semana se presentará el acuerdo al consejo directivo de la corporación para la publicación.

“Lo que seguiría para el año entrante es establecer el plan de manejo que nos dirá qué actividades podemos hacer, dónde y de qué manera, para empezar a operativizar las acciones”, comenta Mora.

Con este un nuevo integrante al sistema departamental de zonas protegidas, Corantioquia, que comprende 80 municipios, completa 19 áreas de este tipo que en total suman 343.098 hectáreas declaradas.

6.888
hectáreas harán parte del área protegida DRMI Quitasol La Holanda: Corantioquia

Contexto de la Noticia

Paréntesis áreas protegidas en el valle de aburrá

En la actualidad hay seis áreas protegidas declaradas en el Valle de Aburrá que suman cerca de 213 hectáreas (todas urbanas) informó Andrés Felipe Álvarez Grajales, subdirector de Planeación del Área Metropolitana. El Parque Natural Regional Metropolitano Cerro El Volador (107 hectáreas), el Parque Ecológico Cerro Nutibara (29), el cerro La Asomadera (26), el humedal El Trianón La Heliodora (23), Piamonte y La Meseta (14) y el humedal Ditaires (12). A estas se les sumarán las cerca de 6.888 hectáreas de áreas protegidas del DRMI Quitasol La Holanda.

Ronal Castañeda

Periodista. Estudiante de maestría en Estudios y Creación Audiovisual.