<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Fútbol | PUBLICADO EL 15 mayo 2022

Hermanos de Luis Díaz hacen su propio camino en el fútbol

El guajiro recoge los frutos de su esfuerzo, pero detrás de él están Róger y Jesús, quienes también siguen sus pasos, pero van tras su propia gloria.

  • Los tres hermanos Díaz, un par de años atrás. A la izquierda aparece Jesús Manuel; a la derecha Róger y en el centro Luis. Los ha unido la vida y el fútbol, y todos van por la gloria. FOTO colprensa
    Los tres hermanos Díaz, un par de años atrás. A la izquierda aparece Jesús Manuel; a la derecha Róger y en el centro Luis. Los ha unido la vida y el fútbol, y todos van por la gloria. FOTO colprensa
  • En la primera imagen aparece Jesús Manuel con la camiseta de Colombia, y en la segunda está Róger. FOTOs colprensa
    En la primera imagen aparece Jesús Manuel con la camiseta de Colombia, y en la segunda está Róger. FOTOs colprensa
  • Los tres hermanos Díaz, un par de años atrás. A la izquierda aparece Jesús Manuel; a la derecha Róger y en el centro Luis. Los ha unido la vida y el fútbol, y todos van por la gloria. FOTO colprensa
    Los tres hermanos Díaz, un par de años atrás. A la izquierda aparece Jesús Manuel; a la derecha Róger y en el centro Luis. Los ha unido la vida y el fútbol, y todos van por la gloria. FOTO colprensa
  • En la primera imagen aparece Jesús Manuel con la camiseta de Colombia, y en la segunda está Róger. FOTOs colprensa
    En la primera imagen aparece Jesús Manuel con la camiseta de Colombia, y en la segunda está Róger. FOTOs colprensa
Por john eric gómez marín

Hoy que Luis Díaz es el mejor futbolista colombiano del momento, las luminarias están puestas sobre él, pero tiene dos hermanos que recorren su propio camino en el fútbol: Róger, de 20 años, y Jesús Manuel de 17.

Así que la imagen de un niño indígena corriendo detrás de un balón, descalzo, con el estomago vacío, pero con la mente puesta en llegar a lo más alto, es realmente la de tres hermanos gambeteando el hambre y la pobreza.

Ellos se dieron cuenta que a través del fútbol podían dejar atrás las carencias y la violencia. Lo han hecho con talento, dedicación, disciplina y esfuerzo. Además, hallaron ángeles en su camino, que les permitieron avanzar en sus vidas. Luis Díaz ya alcanzó la gloria y ese ejemplo es el que siguen su dos hermanos.

Róger, el lateral

Después de hacer parte de las divisiones menores del Junior, decidió probar suerte en el Académica Coimbra, un club de la segunda división. Es lateral derecho, de ida y vuelta, rápido y muy técnico. “Él dice que es incluso mejor que Luis, más técnico, jajajaja. Yo a los tres los veo igual”, cuenta su padre Luis Manuel, entre risas.

Precisamente, fue él quien les inculcó el amor por el fútbol. Era un formador de niños entre los 5 y 14 años. Los llevaba a entrenar y veía cómo sobresalían entre los demás.

“No me gusta compararlos porque cada uno es distinto y realizan la tarea en la cancha. Lo que sí puedo decir es que tanto Jesús como Róger tienen a Luis como ejemplo. Aunque ellos están recorriendo su propio camino”, agregó Luis Manuel.

Róger se entrena con este club y espera estar entre los hombres del listado de jugadores que convoque finalmente el técnico Héctor Cárdenas para el torneo Esperanzas de Toulon.

El más parecido a Luis

Jesús Manuel, al igual que Luis, juega como extremo y hace sus primeros pinos en el fútbol profesional con el Barranquilla de la segunda división del balompié colombiano. También, espera ganarse un lugar en el combinado patrio que jugará en tierras francesas desde el próximo 29 de mayo ante Comoras, Argelia y Japón y él espera poder ganarse el cupo y mostrarse como una de las nuevas joyas del fútbol cafetero. Ya integró las selecciones sub-15 y sub-17.

“Ahora estoy en la segunda división, es un reto duro, aunque todavía no se nos dio lo que queríamos, seguiremos trabajando para ir con toda por los objetivos que me he trazado”, indicó Jesús.

Desde los medios europeos se informa que el Porto, el Brighton y otros clubes de ese continente siguen de cerca su carrera con el afán de llevárselo si llega a impresionar con su juego, tal como Lucho lo hizo con el Porto y ahora con Liverpool.

Lleva disputados varios partidos en el torneo del ascenso y otros más en la Copa Colombia.

“Como hermanos ellos se dan consejos para que cada uno pueda mejorar”, agregó también el padre de los Díaz sobre sus tres hijos.

Jesús podría emigrar pronto e integrar al Sanjoanense de la tercera división del fútbol luso. Ante sus buenas actuaciones, y con lo que ya ha logrado su hermano podría ser un colombiano más en el fútbol del exterior.

El inicio de los tres

Los tres Díaz nacieron en Barrancas (La Guajira), una población de 38.000 habitantes, en la que residen múltiples comunidades indígenas y desde muy pequeños sabían que lo suyo era el fútbol y su vida giraba alrededor de un balón. Por eso aprendieron a jugar en su pueblo, donde ya mostraban una calidad superior a la de los demás niños.

Jugaban descalzos bajo el fuerte sol y eso les servía para olvidarse de la difícil situación económica de su hogar en el que les tocó ver y padecer situaciones de violencia y desplazamiento forzado, que hoy no prefieren no recordar y su padre explica el motivo.

“No queremos vernos como unas víctimas, pasamos por situaciones difíciles, pero hoy la vida nos muestra otras salidas gracias al fútbol y de eso es lo que queremos hablar”.

Tienen muchas condiciones

Siempre se ha dicho que con unos cuantos regates y velocidad Luis Díaz deslumbró a Carlos “El Pibe” Valderrama, pero el excapitán de la Selección Colombia revela que no fue solo él, sino que los tres le llamaron poderosamente la atención.

“Son pelaos distintos, de un talento superior. No me gusta comparar pero podemos decir que Róger tiene cosas de Diego Osorio y Jesús, de Bernardo Redín”, indicó Valderrama.

El Pibe agregó que si siguen marcando diferencias con respecto a los demás jugadores, van a llegar a lo más alto. “Pueden soñar y alcanzar lo que hoy tiene Lucho”.

Agregó que ya con lo que ha conseguido Luis Díaz tienen una ventaja, porque atrás quedaron los días en los que su nevera estaba vacía y tenían problemas de desnutrición. “Ya Lucho, que es un excelente muchachos, les ayuda bastante”.

Arnoldo Iguarán, otro de los futbolistas destacados que ha dado la Guajira, contó que conoce a la familia Díaz. “A ellos los he visto jugar y lo hacen muy bien, están en una evolución constante y eso los llevará por el buen camino”.

Arnoldo, que conoce la situación de las familias de escasos recursos de la Guajira, cuenta que esos niños, que crecieron entre canchas de lodo y arena, entre inseguridad y muchas carencias, lograron superarse y van tras los pasos de Lucho.

La dinastía Díaz se forjó en el lodo, con hambre y con miedo, pero con la valentía y el convencimiento de conquistar las canchas, y esperan que ojalá sean las de toda Europa como ya lo hace Luis Díaz

$!En la primera imagen aparece Jesús Manuel con la camiseta de Colombia, y en la segunda está Róger. <span class=mln_uppercase_mln>FOTOs</span> <b><span class=mln_uppercase_mln>colprensa</span></b>
En la primera imagen aparece Jesús Manuel con la camiseta de Colombia, y en la segunda está Róger. FOTOs colprensa
John Eric Gómez

Comunicador Social-Periodista bilingüe, amante de los deportes. He trabajado en Radio Bolivariana, RCN y Telemundo. Actualmente hago parte de El Colombiano.

.