<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Cultura | PUBLICADO EL 26 mayo 2022

Lokkus cumple diez años y sale a recorrer Medellín

La galería de arte pasará un año fuera de su sede en El Poblado para llevar el arte contemporáneo nacional a otros puntos de la ciudad.

  • La variación en las técnicas de Daniel Salamanca también carga de significado las diferentes obras, así algunas tengan apariencia mecánica y estén hechas a mano. FOTO EDWIN BUSTAMANTE
    La variación en las técnicas de Daniel Salamanca también carga de significado las diferentes obras, así algunas tengan apariencia mecánica y estén hechas a mano. FOTO EDWIN BUSTAMANTE
  • Quienes encontraron los volantes, pueden llevarlos a la exposición para que el artista los firme el día de hoy. FOTO CORTESÍA
    Quienes encontraron los volantes, pueden llevarlos a la exposición para que el artista los firme el día de hoy. FOTO CORTESÍA
  • La variación en las técnicas de Daniel Salamanca también carga de significado las diferentes obras, así algunas tengan apariencia mecánica y estén hechas a mano. FOTO EDWIN BUSTAMANTE
    La variación en las técnicas de Daniel Salamanca también carga de significado las diferentes obras, así algunas tengan apariencia mecánica y estén hechas a mano. FOTO EDWIN BUSTAMANTE
  • Quienes encontraron los volantes, pueden llevarlos a la exposición para que el artista los firme el día de hoy. FOTO CORTESÍA
    Quienes encontraron los volantes, pueden llevarlos a la exposición para que el artista los firme el día de hoy. FOTO CORTESÍA
María Antonia Giraldo R.

Manuela Velásquez lleva casi diez años contando que el nombre de su galería viene de “locus”, que significa “lugar”, pero escrito así con doble k, es un espacio físico o no, para el arte contemporáneo. Por eso este 2022 decidió salir de los límites del edificio La doble elle, donde ha sido su sede tradicionalmente, para llevar los montajes y conversatorios a otros puntos de la ciudad.

La primera iniciativa dentro de esta descentralización fue Marea, un encuentro bimestral que plantea también móvil. Su primera edición fue el 11 de mayo en la Facultad de Artes y Humanidades del ITM, con la participación de las artistas Adriana Ramírez y Natalia Giraldo, que tuvieron una buena acogida, no solo con estudiantes de arte sino con músicos e interesados en el audiovisual, que ven en las artes plásticas una fuente de inspiración.

Ahora inaugura su primera exposición del año, en el Palermo Cultural con el artista bogotano Daniel Salamanca, que se vio impulsado por la galería a crear ¿Adolfo? un proyecto al rededor de la muerte de su padre, como referente personal, y la influencia del artista gráfico Adolfo Bernal en su proceso creativo. “La relación con Lokkus no es solo como ‘dealer’ de obras, sino que nos retamos mutuamente. Creo que no hubiera llegado a Adolfo Bernal si Manuela no me hubiera dicho que tenía el plan de hacer algo fuera de la galería”, cuenta Salamanca. Así no solo planearon la exposición, sino una acción el 23 de mayo, donde tiraron volantes desde una avioneta en Barbosa y Caldas, también tendrán una valla, pues la exposición toca el tema democrático.

Quienes encontraron los volantes, pueden llevarlos a la exposición para que el artista los firme el día de hoy. FOTO CORTESÍA
Quienes encontraron los volantes, pueden llevarlos a la exposición para que el artista los firme el día de hoy. FOTO CORTESÍA

Una búsqueda personal

Daniel Salamanca ha tenido varias exposiciones en Lokkus, pero esta es su primera individual, para la que produjo una obra que retrata su camino de exploración del duelo, lleno de coincidencias. Su padre, Adolfo Salamanca murió de cáncer, después de haber padecido los estragos de la enfermedad por varios años, incluso una de las intervenciones lo dejó sin habla por dos años. En la obra de Daniel se pueden ver interpretaciones artísticas de las imágenes diagnósticas que le tomaban a su padre, para hablar de la enfermedad, pero también otras piezas más nostálgicas, como los óleos de los zapatos, uno los retrata vacíos, otro con los pies del niño tratando de llenarlos. El vestuario tiene una parte importante de lo que queda en el duelo, como el tapiz que recrea el estampado del clásico gabán Burberry, símbolo de la profesión del padre como abogado y, al mismo tiempo, de su ascensión social.

Las piezas gráficas hacen más referencia a Adolfo Bernal, un artista medellinense que en los años setenta cubría las paredes de la ciudad con carteles, intervenciones en el espacio público que despertaban preguntas en los transeúntes. Bajo ese espíritu, Salamanca también desarrollará algunas acciones que acompañan su exposición, para sacar la obra de lo objetual.

Salamanca no solo explora la historia familiar y sus referentes profesionales, también su formación, técnica y la manera como las artes gráficas, parte también de su ejercicio, se encuentran con la plástica para crearse a sí mismo. Las pequeñas piezas, las historias de vida, que conforman al ser humano.

La exposición estará abierta al público hasta el 26 de junio.

María Antonia Giraldo Rojas

Periodista cultural del área de Tendencias de EL COLOMBIANO.

.