<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Polémica por niños en corridas de toros en Cali: estos son los argumentos de lado y lado

La temporada taurina de la capital del Valle del Cauca se reanudó, luego de que el Ministerio de Trabajo suspendiera los eventos por la participación de niños. “Es una forma de violencia psicológica contra los menores”, dijo el promotor de la medida.

  • El Ministerio del Trabajo había suspendido la temporada taurina por cuenta de la polémica que generó la participación del llamado ‘niño prodigio del toreo’, Marcos Pérez, de apenas 15 años. FOTO: COLPRENSA
    El Ministerio del Trabajo había suspendido la temporada taurina por cuenta de la polémica que generó la participación del llamado ‘niño prodigio del toreo’, Marcos Pérez, de apenas 15 años. FOTO: COLPRENSA
29 de diciembre de 2022
bookmark

No cesa la controversia por la participación de menores de edad en medio de la temporada taurina que se desarrolla en Cali. Si bien inicialmente el evento fue suspendido por el Ministerio de Trabajo ante la presencia de niños, nuevamente se reanudaron las actividades tras la separación de menores de edad en algunos espectáculos.

Detrás de la determinación que puso a tambalear las corridas en medio de la feria de la capital del Valle del Cauca se encuentra el concejal Terry Hurtado, de la Alianza Verde, quien interpuso una acción de tutela en contra de la temporada buscando proteger a los niños. Lo anterior, ante la participación de un torero de 15 años que iba a ofrecer un espectáculo.

“La acción del Ministerio de Trabajo está orientada a la búsqueda de la protección de niños que están siendo llevados a torear. Se busca garantizar sus derechos. El objetivo se cumplió”, explicó el cabildante en diálogo con la emisora W Radio.

El concejal anunció que ya interpuso otra acción judicial para que el alcalde Jorge Iván Ospina selle la plaza de Cañaveralejo, pues “no solo están vulnerándose los derechos de esos niños, sino de otros que estaban siendo llevados como espectadores. Es una forma de violencia psicológica, según la ONU. Afecta su salud emocional”.

Hurtado agregó que hace algunos años, en medio de una novillada, dos menores que hacían las veces de toreros –uno mexicano y otro colombiano–, resultaron heridos. “A los organizadores no les interesa la niñez. Este es un espectáculo en decadencia y está en cuidados terminales. Si no fuera por el gran poder económico de los grupos que pueden hacer lobby e inyectar capital para estos espectáculos, ya se habrían acabado”.

Otra es la postura de Alberto García, director ejecutivo de Tauroemoción, la firma encargada de los espectáculos taurinos durante la feria. Si bien explicó que no considera legal la medida de suspender las corridas por presencia de menores, aseguró que no tuvieron otra alternativa que acatarla para no afectar toda la temporada.

“Nos pusieron entre la espada y la pared. Teníamos dos opciones: aceptar que no podían participar o suspender la temporada, con el perjuicio no solo económico, sino a nivel de agitaciones públicas, pues mucha gente viene exclusivamente a la feria taurina. Decidimos aceptar y tomaremos las medidas oportunas”, dijo.

Para García, “no tiene sentido” que se les prohíba actuar a los menores en medio de las corridas y llamó la atención por una niña que iba a participar, quien –según él– solo saldría al ruedo unos minutos a bordo de un caballo y sin toro. “Iba a dar dos vueltas con el caballo. La niña de solo nueve años tenía la ilusión de salir con su caballo”.

Por otro lado, frente al niño torero de 15 años, el director manifestó que la reglamentación taurina permite su participación con novillos de dos años, lo que implica que no haya riesgos: “El niño viene con sus dos padres y representantes, quienes están de acuerdo. Él tiene una visa de trabajo para poder actuar”.

El directivo precisó que, más que una preocupación por los menores, lo que queda en evidencia con la directriz del Ministerio de Trabajo es que alrededor hay consideraciones ideológicas: “Lo que están consiguiendo es un efecto rebote (...) no se pude prohibir un espectáculo legal que no genera ningún problema para el bienestar mental. Si el camino cultural es que se acaben las corridas, pues que lo decida la sociedad, pero que no las prohíban”.

A su turno, el alcalde de Cali dijo estar de acuerdo con la decisión del Ministerio de Trabajo, advirtiendo que el evento taurino es de alto riesgo y no deberían intervenir menores de edad. “Es un tema desgarrador y delirante. Una persona de 15 años es un adolescente que está en transición de su madurez psicológica, física y emocional. Se asumen muchos riesgos a esas edad”, explicó en diálogo con Blu Radio.

El empleo que busca está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*