<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Síguenos en:
Antioquia | PUBLICADO EL 26 septiembre 2022

Acuerdos con mineros no sirvieron para acabar con protesta en vía a la Costa

Aunque los artesanales quedaron satisfechos, los mineros de maquinaria dicen no sentirse representados y decidieron hacer sus propios bloqueos de la carretera.

  • Los cierres de la vía a la Costa no afectan solo a los transportadores, pues el comercio y las poblaciones también sufren los impactos a pesar de ser ajenos al problema. FOTO carlos velásquez
    Los cierres de la vía a la Costa no afectan solo a los transportadores, pues el comercio y las poblaciones también sufren los impactos a pesar de ser ajenos al problema. FOTO carlos velásquez
  • Los cierres de la vía a la Costa no afectan solo a los transportadores, pues el comercio y las poblaciones también sufren los impactos a pesar de ser ajenos al problema. FOTO carlos velásquez
    Los cierres de la vía a la Costa no afectan solo a los transportadores, pues el comercio y las poblaciones también sufren los impactos a pesar de ser ajenos al problema. FOTO carlos velásquez

Muy confusa era ayer la situación en la vía a la Costa Atlántica debido a los bloqueos que adelantan los mineros del Bajo Cauca desde la semana anterior: mientras el sábado se logró un acuerdo en beneficio de los pequeños mineros, los grandes mineros que la autoridad califica de “ilegales” no se sintieron representados y decidieron seguir la protesta.

Aunque en las horas del mediodía el gobernador, Aníbal Gaviria Correa, anunció en su cuenta de Twitter que con la intervención del Ejército la carretera había sido despejada, la realidad era otra, pues a esta redacción llegaron videos de una larga fila de decenas de camiones parados en jurisdicción de Tarazá.

Otras escenas mostraron protestas en El Bagre, que aunque hasta el sábado no había participado en los bloqueos, ayer sus mineros cerraron el paso por el puente sobre el río Nechí. Se apreciaban quemas y voces de rechazo a los acuerdos logrados el sábado entre el gobierno y los artesanales.

“Continúan las protestas en El Bagre, no se acepta la negociación que se hizo el sábado en la mesa de diálogo, porque el diálogo lo hicieron con los pequeños dragueritos, barequeros y motobombas, la maquinaria amarilla y las dragas grandes quedaron por fuera”, dijo la voz que acompañó el video. Añadió que “necesitamos la presencia del gobierno en El Bagre, hasta que no llegue no se deja de manifestar en este pueblo”.

Anta la confusión, los mineros artesanales emitieron un comunicado aclarando que ellos acudieron a la mesa de diálogo con la intención de representarse ellos mismos y que nunca asumieron otra vocería. “Desde un comienzo la lucha nuestra fue una protesta de pequeños mineros artesanales y así nos presentamos en la mesa de negociaciones”, dijeron.

El acuerdo logrado con los delegados del Gobierno Nacional les permitirá a los artesanales seguir ejerciendo su labor sin que la Fuerza Pública les queme las pequeñas dragas mientras se crea un protocolo que permita su identificación y caracterización. Es decir, podrán trabajar mientras se formalizan.

La vía y sus problemas

Pero mientras en las calles de los pueblos del Bajo Cauca se libra la lucha de los mineros por ser reconocidos, las consecuencias de los bloqueos en la carretera las pagan otros sectores económicos y la población que es ajena a este conflicto.

Como se ha relatado durante toda la semana, el cierre de la carretera, que empezó el miércoles 21 en el sector El Guarumo, de Cáceres, trajo impactos negativos para el transporte de pasajeros y de carga, hasta ahora de montos incalculables, aunque en un balance preliminar el gremio ha dicho que estas ascienden a más de $160.000 millones.

Eso en lo gremial y del transporte. En el comercio no hay negocio que opere en el corredor de 285 kilómetros entre Medellín y Caucasia, hasta donde llegaron los cierres, sin afectación.

Un ejemplo de la gravedad de la situación lo expuso Gloria Álvarez, del restaurante Mina Vieja, (entre Yarumal y Valdivia), uno de los más reconocidos de la zona porque suele ser de los lugares preferidos para los camioneros hacer parada y alimentarse.

Según su testimonio, los cinco días que hasta ayer llevaba el cierre de la vía el negocio estuvo sin ventas, aunque abierto por un acto de fidelidad con los clientes:

“Acá se quedaron seis camioneros a los que los dueños de la carga no les permitieron devolverse y debimos abrir para atenderlos. Son diez empleadas laborando a las que hay que pagarles todo sin que al negocio entre un peso”, dijo. Añadió que cuando la vía opera con normalidad atienden hasta 200 clientes al día.

Otro afectado, por ejemplo, fue Luis Ramírez, dueño de un montallantas cerca a Valdivia. “Mis clientes son sobre todo camioneros, y llevo seis días sin hacer un peso, ya estoy prestando plata porque de esto vive mi familia”, expuso.

Entre los camioneros el drama no es menor. Aparte de llevar varios días lejos de sus familias, sufren estrés y pérdidas económicas que nadie les va a compensar. Lo asegura Carlos Valencia, quien acostumbra llevar cargas desde Manizales hasta el departamento de Sucre. “Ya ajusto cinco días acá parado (en Valdivia) pagando hotel y comida, son como $80 mil al día y eso es de mi cuenta, a mí me pagan es por llevar la carga al destino”, indicó.

Afirmó que adicional a los problemas de los bloqueos y la inseguridad, lo peor de la Vía a la Costa es el mal estado. “Lo más maluco pa’ uno es lo malas que son las carreteras, eso viene de años atrás y todos sabemos dónde están los huecos”. Su secreto para evitarse accidentes es no manejar de noche. Pero no siempre se puede, claro.

Hoy será otro día crucial en el pulso de estos bloqueos. Aún no hay anuncios del Gobierno sobre si se abrirán diálogos con los mineros grandes o si con la Fuerza Publica se pondrá orden en la vía n

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

Si quiere más información:

.