tecnología | Publicado el

Este hombre es el más conectado del mundo


Decenas de aparatos le permiten cuantificar y registrar sus actividades y movimientos en tiempo real. FOTO Cortesía Chris dancy

Chris Dancy usa unos 700 sensores, dispositivos y servicios que funcionan en su cuerpo y en su entorno cercano. Por eso lo han llamado “el hombre más conectado del planeta”.

El estadounidense captura toda clase de datos que le ayudan a evaluar su salud, el ambiente que lo rodea, su trabajo y sus relaciones con otros.

Conversamos con él telefónicamente mientras visita Estocolmo, Suecia.

En tiempo real mide su temperatura, presión sanguínea, oxígeno, volumen de su voz, humedad, luz... ¿Compartiría algunos de estos números con nosotros?

“Sí claro. En este momento mi ritmo cardíaco es de 57 y la temperatura de mi cuerpo es de 37.1°C; la temperatura de la habitación en la que estoy en es de 20.5°C, la humedad es del 53 % y la habitación tiene 43 decibeles de sonido”.

Está hiperconectado, y puede cuantificarse tanto como quiera a través de decenas de dispositivos. ¿Ser un cyborg lo ayuda a estar más conectado con la gente a su alrededor o de alguna forma lo aísla?

“Hoy en día me conecta con la gente a mi alrededor, pero hace tres años podía decir que me aislaba”.

¿Y qué ha cambiado?

“La forma en que uso los datos. Ahora lo hago de forma interconectada con otros. Así que ya no chequeo mi sueño a menos de que haya chequeado el de mi pareja con el fin de tomar decisiones al respecto. Solía estar interesado en todos mis números, sin embargo eso me generó soledad y decidí comenzar a buscar en otros y a compartirlos con mi familia y mis amigos”.

Así que mide a otras personas también, ¿cualquiera?

“Solo a mi pareja. Por ejemplo, él me comparte su actividad de sueño, su ubicación e información de conducción. Así que siempre estoy cerca de él de esta manera, porque cuando viajo no podemos estar físicamente juntos”.

Algunas personas son más entusiastas que otras en cuanto a la inteligencia artificial y los cyborgs. ¿Qué piensa de estos miedos?

“Creo que tenemos varias razones para temerle a la inteligencia artificial. Es definitivamente algo que nunca habíamos visto antes en la Tierra y tiene la habilidad de cambiar y afectar la vida. También creo que la vigilancia es un gran problema”.

¿La vigilancia y la inteligencia artificial serán un peligro?

“Con el tiempo lo será si no tenemos cuidado. Actualmente los líderes del mundo, desde Putin hasta el presidente Trump, han mencionado la inteligencia artificial. Igual los de grandes empresas tecnológicas como Elon Musk y Mark Zuckerberg, pero solo pocos como Musk o Putin perciben el peligro y creo que, aunque es muy pronto para saber, en este momento estamos pasando la línea delgada de ponernos en riesgo”.

Es muy interesante su propuesta de apropiarnos de nuestros datos. Lo que ve como problemático es que fácilmente los regalamos...

“Sí, por ejemplo, yo tengo un carro Tesla, pero como funciona con software, toda su información se va hacia Tesla. Así que yo no tengo la opción de revisar. Creo que, si quisiera, debería poder dar esa información a mi aseguradora y obtener tarifas más económicas, o a mis empleadores, para que ellos sepan cuánto me toma ir al trabajo”.

Ya que parece que todos estamos conectados, entonces todos somos cyborgs. ¿Cuál es el límite?

“Definitivamente todos somos cyborgs, aunque no tengas algún dispositivo electrónico, alguien más lo hace, así que lo somos por defecto. No creo que haya ningún limite, creo que la humanidad está evolucionando muy rápido, solo es cuestión de mirar nuestro cerebro y cómo pensamos y cómo medimos y cómo comprendemos... Si miramos 300 años atrás este tiempo nos parecerá bastante primitivo, pero igual podremos reconocernos e identificarnos con los humanos de aquella época, lo cual no creo que sea igual en 200 años a partir de hoy”.


Powered by