negocios | Publicado el

En Medellín, los alimentos que más se encarecieron fueron mandarinas y mangos

ElColombiano
Productos como la mandarina han crecido un 164 % en su precio mayorista. FOTO ARCHIVO
ElColombiano.com

¿Ha notado que en estos tres primeros meses del año ha gastado más dinero comprando mandarinas, mangos, aguacates, zanahorias o yucas? Pues el fenómeno obedece a que en Medellín, productos como la mandarina han crecido un 164 % en su precio mayorista. Lo mismo ocurrió con el mango (148 %) y el aguacate (69 %), según lo informó el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane), a través del Sistema de Información de Precios (Sipsa).

Para el caso de la mandarina, por ejemplo, el precio por kilo se conseguía, a inicios de 2018, en 2.630 pesos, en marzo se estableció en 3.749 pesos. En el mango el efecto es parecido, al pasar de 1.213 pesos en enero de este año, a 2.570 pesos durante marzo de 2018.

“El aguacate, por ejemplo, viene en escasez desde inicio de año, entran los corrientes y en muy poca cantidad. En el tema de cítricos, ya se empieza a ver un golpe por cuenta del clima: las lluvias afectan seriamente su producción”, afirma Alfonso Marín, analista de mercado de la Central Mayorista de Antioquia.

Marín confirmó que la variación de precios dependerá de factores como la mejora en la producción de algunos de los alimentos, así como lo que ocurra con el invierno, que según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), podría alargarse hasta la segunda semana de junio.

Si se hace el comparativo año a año, para el caso de la mandarina, el kilo se podía conseguir a 3.400 pesos en marzo de 2017, hoy se sitúa en 3.700, es decir que hubo un crecimiento cercano al 8 % (ver Paréntesis).

Párrafo aparte merecen los alimentos por los que los paisas pagaron más durante el mes pasado. En ese aspecto, el kilo de res (33.693 pesos), de cerdo (14.560 pesos) y el kilo de queso costeño (10.600 pesos) fueron los más altos.

“Sin duda que el golpe más grande sobre los precios lo tienen los consumidores finales, sin embargo. Las familias de bajos ingresos se ven seriamente afectadas, pues en casos como el encarecimiento del aguacate les deja sin sustitución de producto: un aceite de oliva u otro tipo de grasa vegetal es más costoso”, asegura Ramón Mesa, profesor de Economía de la Universidad de Antioquia.

Mesa agrega que para el caso de productos como el aguacate, ya se ven efectos colaterales de un envío masivo del alimento al exterior. “La demanda local se empieza a desabastecer”.

Para alimentos como la zanahoria y el pepino cohombro, la subida fue de 86 % y 52 %, respectivamente. Un kilo de zanahoria se podía conseguir, en enero, a 794 pesos, para marzo se ubicó en 1.271 pesos. Según datos del Dane, este alimento creció en 22 de los 32 mercados donde se vende el producto.

En otros alimentos sensibles para la canasta familiar, el frijol, entre febrero y marzo de este año, tuvo un incremento del 6,3 %. Un kilo de este alimento se consigue en cerca de 6.000 pesos, casi 2.500 pesos más costoso que en marzo de 2017, cuando se pagaba 4.485 pesos por el producto.

Incrementos del 164 % en el precio de la mandarina, 148 % en el de mangos y 69 % en el de aguacate ya se sienten en el bolsillo de los paisas. Los precios se mantendrán en esos rangos.
Los alimentos que más subieron de precio en Medellín

Contexto de la Noticia

Cuatro de los productos más comercializados tuvieron reducciones considerables en los tres primeros meses del año. Un kilo de cebolla cabezona redujo su precio en 50 %: se consigue a 912 pesos, en marzo del año pasado el mismo producto tenía un valor cercano a 2.400 pesos. Para el caso del kilo de papa, la reducción entre enero y marzo de este año se ubicó en 9 %, ahora tiene un costo de 1.500 pesos. Hace un año se conseguía por 100 pesos menos.


Powered by