Elecciones 2018 | Publicado el

Por fin habrá tarjetón presidencial


ILUSTRACIÓN ARCHIVO

En la noche del domingo, cuando la Registraduría entregue los resultados de las consultas interpartidistas, el inventario de candidatos terminará de depurarse y el tarjetón quedará listo para la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

Para Jaime Duarte, profesor del área de Gobierno de la Universidad Externado de Colombia, los ganadores de izquierda y derecha parecen estar claros, pero no por eso las consultas dejan de ser importantes para la democracia.

Eso sí, el analista opina que las consultas debieron celebrarse el año pasado, cuando el Partido Liberal llamó a los electores a votar por sus candidatos, y no este 11 de marzo con los comicios de Senado y Cámara de Representantes.

“Por un lado, para no poner una carga mayor en el elector, que debe llenar un tarjetón adicional. Pero también porque a estas alturas tenemos las cosas poco claras con tantísimos candidatos presidenciales”, explica el experto en Gobierno y Política.

Ahora bien, con las consultas de este domingo las coaliciones no solo elegirán un candidato a la Presidencia, sino que también medirán los pulsos electorales. “Ponerlas en este momento es jugar a cómo quedará armado el Congreso”, dice Duarte.

Según el profesor, es posible que la consulta Inclusión Social para la Paz, en la que participan los candidatos de izquierda Gustavo Petro y Carlos Caicedo, saque muchos más votos que la Lista de la decencia al Senado y la Cámara de Representantes. De hecho, de acuerdo con el analista, es posible que este movimiento no quede con un solo escaño en el Congreso, lo que afectaría la gobernabilidad si el presidente llega a ser alguno de estos dos candidatos.

“Así, aunque haya un presidente de izquierda, es muy poco probable que Colombia se transforme en una ‘nueva Venezuela’, porque el Congreso estaría en oposición”, asegura Duarte.

El profesor afirma que el reto de la Gran Consulta por Colombia, en la que están el Centro Democrático, con Iván Duque, y los independientes Alejandro Ordóñez y Marta Lucía Ramírez, es recomponer la derecha y conquistar al Partido Conservador, que mueve votos importantes en las regiones y aún no ha decidido a quién va a apoyar en la carrera por el poder Ejecutivo .

Contexto de la Noticia

Image
Alejandro Ordóñez
Gran consulta por Colombia
Aunque estuvo ocho años al mando de la Procuraduría y, al mismo tiempo, ocupando titulares por sus polémicas declaraciones, nunca ha sido elegido por voto popular. Este jurista bumangués, de 63 años, estudió Derecho en la Universidad Santo Tomás y es especialista en Derecho Administrativo de la Universidad de Salerno (Italia). Esa misma institución le dio un magíster honoris causa en Ciencias Políticas. Fue magistrado del Tribunal Administrativo de Santander, miembro del Consejo de Estado, trabajó en la OEA y en la Asociación Internacional de Altas Jurisdicciones Contenciosas Administrativas en Budapest (Hungría). La propuesta de Ordóñez es la redacción de una nueva Constitución “en perspectiva de familia, porque es allí donde se inculcan los valores de los colombianos”. También propone pena de muerte para violadores y asesinos de menores de edad.
Image
Iván Duque
Gran consulta por Colombia
Con 41 años, es el más joven de los cinco precandidatos que se jugarán el apoyo de las coaliciones para las Presidenciales y el que menos tiempo lleva en la vida pública. Fue elegido senador en 2014 gracias a la lista cerrada del Centro Democrático y ha sido uno de los congresistas más activos del uribismo. Aunque sería la primera vez que la cara de Duque aparecería en un tarjetón, la hoja de vida de este bogotano es prolífica: estudió Derecho en la Universidad Sergio Arboleda y tiene posgrados en Georgetown, Harvard y la American University. Antes de ser senador, trabajó por ocho años en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y fue asesor internacional del gobierno de Álvaro Uribe. Sus propuestas se centran en la doctrina uribista, que tiene como pilar fundamental “la garantía de convivencia por medio de la Seguridad Democrática”, dice su página oficial.
Image
Marta Lucía Ramírez
Gran consulta por Colombia
Es la más experimentada de los candidatos y única mujer que ha estado a la cabeza del Ministerio de Defensa, lo hizo durante el primer año de gobierno del expresidente Álvaro Uribe. Es abogada de la Univesidad Javeriana. Fue directora del extinto Instituto Colombiano de Comercio Exterior (Incomex), viceministra y ministra de Comercio Exterior, embajadora de Colombia en Francia y senadora de la República por el Partido de la U, entre 2006 y 2009. Ese es el único cargo de elección popular que ha ocupado Ramírez en su carrera política. A diferencia de Duque y Ordóñez, esta candidata no tiene una propuesta polémica que sea su caballito de batalla: la zipaquireña promete reactivar la economía, fomentar el emprendimiento y las cadenas de producción, invertir, pero con austeridad en el gasto público y luchar contrala corrupción.
Image
Gustavo Petro
Consulta inclusión social para la paz
El pasado guerrillero de Gustavo Petro es una de las principales críticas de sus detractores. El cordobés se unió al M-19 un año después de graduarse del colegio. Estudió economía en el Externado, fue personero de la Anapo en 1981 y concejal de Zipaquirá entre 1984 y 1986. Después de la desmovilización del M-19 viajó a Bélgica a ocupar un cargo diplomático, estudió una especialización y volvió a Colombia. Fue elegido a la Cámara en 1998 y repitió en 2002, con la votación más alta. En 2006 fue elegido senador del Polo y en 2011, con el Movimiento Progresistas, logró ser alcalde de Bogotá. Su plan de Gobierno, llamado “Colombia Humana”, busca una transición de la economía extractiva y de hidrocarburos a la de industria y servicios, educación gratuita universal y la disminución de la inequidad. Lo que no ha dejado claro es cómo lo piensa lograr.
Image
Carlos Caicedo
Consulta inclusión social para la paz
Después de Germán Vargas, Carlos Caicedo fue el político con más firmas aprobadas por la Registraduría para inscribir su candidatura a la Presidencia (885.000). Nació en Aracataca, Magdalena, y estudió Derecho en la Universidad Nacional, donde empezó a militar en organizaciones de izquierda como A Luchar. En los año noventa del siglo XX hizo parte de la lista de la Unión Patriótica para la Asamblea Nacional Constituyente. Fue rector de la Universidad del Magdalena y durante su gestión, de casi 10 años, logró sacarla de la quiebra. Pagó 4 años y 8 meses de prisión domiciliaria por un delito del que luego fue absuelto y, tras recobrar su libertad, ganó las elecciones a la Alcaldía de Santa Marta, derrotando a la tradicional casta de los Díaz-Granados que llevaban décadas en el poder. Dice ser cabeza de un movimiento ciudadano “independiente y ajeno a la clase política”.

Powered by