cultura | Publicado el

La poesía, esas letras incómodas. Entrevista a Lucía Estrada


LUCÍA ESTRADA Poeta

Está la noche. “Cuando la noche se inclina –se lee en el poema– y parece que pronuncia tu nombre,/ hundes tus manos en la oscuridad y buscas a tientas el cuerpo inabarcable de tu memoria”. Está el sueño. “Pregunto por el sueño/ y en su respuesta/ lentos animales/ de la noche/ rodean mi casa”.

No está el amor. O sí, depende. “El aire se abrió lentamente con el sonido de las campanas,/ y en los cuartos, cada cosa ocupó su lugar y su nombre”.

Los símbolos de Lucía Estrada van apareciendo en sus poemas. Son sus palabras, que la van construyendo como poeta con un estilo, un ritmo, un tono. Una ella. Entonces Lucía conversa sobre poesía, con preguntas que van llegando de pronto, sin orden. Ella responde por correo. Y aquí está.

Dicen algunos que la poesía es el género más difícil de escribir, porque no siempre depende del escritor. Que llega de pronto. ¿Es así?

“Hay un momento que no depende del poeta; un momento en el que va a tientas a través de sus palabras, buscando, escuchando. Casi nunca logramos definir con exactitud lo que ocurre en ese instante, pero sabemos que en esa confusa experiencia está la raíz de todo lo que vendrá después. Luego, habrá que trabajar, tender puentes entre un abismo y otro, encontrar el ritmo, el silencio que nos permita reconocer la sustancia del poema. Este último momento requiere gran atención y rigor”.

¿Qué tan importantes son las circunstancias para un poeta?¿Siempre se manifiestan en sus poemas, o no necesariamente?

“Para un poeta todo es importante, cada cosa, cada circunstancia le dará elementos para trabajar. Están las atmósferas y los otros niveles de realidad a las que el poeta accede y que no hacen parte, necesariamente, de lo cotidiano. Esta circunstancia es la que más me interesa”.

¿Se acuerda de su primer poema, de por lo menos el primero del que fue consciente?

“Intenté acercarme al símbolo de manera muy simple en pequeños poemas que hablaban de dioses y de personajes cuyas naturalezas estaban siempre transformándose. Luego me interesó la vida secreta y leve de algunos insectos. Sobre eso escribía”.

Tan difícil definir a los poetas, ¿qué es un poeta?

“Sí, es difícil, pero digamos que es alguien que permanece más que despierto, atento...”.

¿Le gusta que la llamen poeta?

“Sé que es un decir”.

¿Cuál es el rol de la mujer en la literatura colombiana?

“No creo que se trate de una cuestión de géneros”.

¿Cree que hay prejuicios sobre los temas que deben escribir las mujeres?

“No creo. Sea quien sea el que escriba, sea lo que sea que escriba, lo importante está en la mirada, en la experiencia poética que esa escritura nos propicie”.

La poesía no es muy leída. Muchos le tienen miedo, y tiene fama de difícil. ¿Qué le pasa a la poesía?

“A la poesía no le pasa nada. Nos pasa a nosotros que no queremos ponernos en situación de incertidumbre. La poesía exige del lector otra sensibilidad, otro estado de atención, a cambio no le ofrece ninguna estructura estable en la que pueda discurrir tranquilamente”.

¿Qué es eso de la experiencia poética?

“Un golpe de luz y sombra, en iguales y distintas proporciones, con el que no contábamos”.

¿Cuáles son los temas que la hacen escribir? Por qué está el sueño y la noche, por ejemplo.

“Uno tiene sus palabras, sus símbolos. Para mí, el sueño y la noche son lugares a los que siempre voy a entrar, en los que siempre voy a cavar. En esas tierras en donde nada es lo que parece, en los que uno nunca termina de saber, presiento todas mis posibilidades”.

Por qué no está el amor, por ejemplo otra vez.

“El amor sí está. Siempre estuvo, pero no tiene la apariencia que esperaban”.

Su libro Katábasis, con el que ganó el Premio de Poesía Ciudad de Bogotá 2017, tiene poemas en prosa. ¿Por qué así?

“No es algo que uno decida de antemano. Simplemente el libro es así. Tiene una respiración distinta. Claro que me gustaría decirle que es un modesto homenaje a Aloysius Bertrand y a su Gaspar de la Noche”.

¿Se siente cómoda con la etiqueta de poeta?

“Nada es cómodo en la poesía”

Iniciamos una serie de entrevistas con escritoras colombianas. La primera es Lucía Estrada, poeta antioqueña que este año recibió el premio Nacional de Poesía Ciudad de Bogotá.
Entrevista con Lucía Estrada, escritora de Medellín

Contexto de la Noticia

La palabra más bonita del español...

“Todas”.

Su primer libro leído

“Fueron dos: Alicia en el país de las maravillas y El ruiseñor y la rosa”.El primer escritor que se le venga a la mente “Henry Miller”.

Un poema...

“Para hacer un talismán, de Olga Orozco”.

Una escritora que admira.

“Hay muchas... Mencionaré a Djuna Barnes”.

¿Por qué la h es muda?

“Hasta las palabras necesitan silencio”.

Irse o permanecer

“Permanecer”.

De un extremo a otro de la casa, nuestros pasos afirman su costumbre de ir tras lo imposible. Cada uno en su ley, ausculta las paredes, la penumbra de los dormitorios, el rumor del agua que humedece las piedras y señala un camino secreto a las regiones sumergidas de la memoria.

Sin prisa, cavamos en la perplejidad del polvo, o seguimos con interés el influjo de las arañas sobre su presa. Parece improbable que la multiplicación del vino ocurra como frente a un espejo, pero el milagro rebosará dos veces la copa mucho antes de que alcancemos a comprender.

Una pequeña lámpara, una discreta rama de zahorí, son nuestra heráldica. Nos hemos alimentado de la misma sombra, las mismas visiones ocupan nuestro sueño.

De un extremo a otro de la sangre, el tiempo funda su cofradía. Pasarán muchas lunas antes de que la muerte pueda disolverla.

La semana pasada varias autoras firmaron el manifiesto Colombia tiene escritoras: “Nuestra indignación porque el campo literario colombiano siga invisibilizando a las escritoras”. La molestia empezó cuando anunciaron la delegación que representaría al país en París, como parte del año Colombia-Francia: entre los diez escritores invitados no había mujeres. Así que desde hoy empezamos una serie de entrevistas a escritoras colombianas para acercarnos a su obra y leerlas más.

LUCÍA ESTRADA
Poeta
Nació en Medellín en 1980. Ganó el Premio de Poesía Ciudad de Medellín 2005, la Beca de Creación Alcaldía de Medellín en 2008 y el Nacional de Poesía Ciudad de Bogotá en 2009 y 2017. Sus poemas se han traducido al inglés, al alemán y al francés. Tiene siete libros y tres antologías. Algunos de ellos son Continuidad en el jardín, Cuaderno del ángel, El círculo de la memoria, La noche en el espejo y Noche líquida.

Powered by