Colombia | Publicado el

El país que soñamos


La elección presidencial siempre pone a pensar a los colombianos en el ideal del país que quieren, en esa situación están los 19 millones 636 mil 714 colombianos que salieron a votar el pasado 27 de mayo, y quienes saldrán a expresarse nuevamente el próximo 17 de junio.

Por tal razón, EL COLOMBIANO buscó conocer la opinión de algunas de estas personas. Ellos nos contaron sus expectativas en relación al futuro de Colombia. Seleccionamos ciudadanos de Antioquia, Cundinamarca y Santander, que aunque no están en la vida política, son relevantes en su oficio. Se trata de profesores, médicos, escritores, deportistas, ingenieros y estudiantes, que están entre los 20 y los 70 años.

Expresaron sus preocupaciones, por ejemplo, en torno a las oportunidades laborales para la población joven y el problema de la corrupción política. Estos son algunos retos que el próximo gobernante deberá tener en cuenta.

Natalia Sánchez
Deportista


Yo sueño con un país donde las diferencias de opiniones no generen obstáculos, donde los gustos no causen polémicas, donde las preferencias no sean ofensivas para los demás sino que sean un motivo para crecer, sean un motivo para que construyamos país desde la misma diferencia.

María Botero
Ambientalista


El pensamiento ambiental predominante en las políticas colombianas ha privilegiado una concepción de naturaleza como materia prima, fuente de riqueza o recursos abundantes, que esperan ser aprovechados. Al futuro presidente le pido romper esa cadena de años que nos mantiene anclados a valores que no somos y maniatados frente a la masiva destrucción de lo que sí somos. Cambio para devolver el protagonismo a la vida, la esperanza y la dignidad de todos los seres.

Jhon Alexánder Echeverri
Docente


Sueño con un país en igualdad de oportunidades y condiciones de vida, donde se respeten las diferencias y se tengan en cuenta las necesidades de la comunidad para que entre todos generemos soluciones viables. Que se apoye la investigación y programas como Colciencias, que dejan en alto el nombre de nuestro país. Una nación que tome conciencia de la importancia de preservar el medio ambiente y se favorezcan las personas más necesitadas.

Diego Morales
Ingeniero industrial


Realmente el país que yo me sueño es menos desigual, ofrece a todos los ciudadanos acceso a la educación, a la salud, y a los servicios de forma equitativa. En ese país hay paz, menos inseguridad y nula desconfianza. Creo que construir confianza entre todos los colombianos hará un mejor país. También será foco de desarrollo turístico e industrial, pero será a la vez próspero para todos.

Felipe Muñoz
Líder de transportadores


El país con el que sueño es uno en el que todos los ciudadanos seamos conscientes de que nuestros actos tienen consecuencias para los demás, de esta manera, si cada uno hace su parte bien hecha, daremos el primer paso para un país mejor.

Sergio Ocampo Madrid
Escritor


El país que sueño es uno en donde la mayoría de gente se muera de vieja, pero no en la calle sino en su cama, y rodeado de la familia que quiso construir, no la que le ordenó la religión ni la mayoría. El país que sueño es uno donde nadie se tenga que ir a buscar otros horizontes porque los de aquí le quedaron estrechos o se le nublaron, o nunca existieron.

Hernán Saldarriaga
Arquitecto


Sueño con un país donde se confíe en la justicia y valga la pena ser gente de bien. Donde las instituciones democráticas se ganan el respeto por su honesta labor. Sueño con un país alegre y trabajador, donde el emprendimiento genera oportunidades y la solidaridad se dimensiona en términos de equidad y patria.

Greizze Paola Pérez
Universitaria


Yo, al igual que todos los jóvenes que nos esforzamos cada día para salir adelante, sueño con un país unido y en paz, en donde se respete la diversidad de pensamientos, y que esto se convierta en un pilar fundamental para construir una sociedad más justa, democrática y equitativa, en donde predomine el bien común, para que no se repitan los errores del pasado.

Norberto Álvarez
Líder juvenil


Sueño con un país en el que podamos salir a las calles tranquilos, de oportunidades para los jóvenes que deseamos una educación oportuna y de calidad, donde la falta de experiencia no sea un impedimento para laborar y en donde nuestros gobernantes brinden confianza para todos.

Juan Diego Rico
Ejecutivo comercial


Quiero vivir en un país libre de tanta corrupción en la política y en sus esferas estatales. El mejor principio para una paz en Colombia es que no se derroche tanto dinero de los colombianos en las instituciones del Estado y en otros ámbitos como el sistema de salud. Que no se roben nuestro dinero.

Darío Alzate Medina
Comerciante


Espero en los próximos cuatro años tener un país renovado en su dirigencia política, con líderes jóvenes comprometidos, coherentes, justos, empresarios con justicia social, educación al alcance del pueblo, más oportunidades de trabajo, y todos unidos por nuestra querida y amada Colombia.

Ricardo Restrepo
Docente


Quiero una Colombia honesta y justa, donde nuestros políticos trabajen por el pueblo y cada uno de nosotros trabajemos por nuestros hijos y las nuevas generaciones, con pasión y perseverancia, para entre todos construir día a día un mejor país.

Angélica María Rojas
Médica


Un país en el que los recursos de la salud no sean parte de un negocio que enriquece a los intermediarios. Donde todos tengamos acceso a servicios de salud completos, oportunos y de calidad y dónde los profesionales de la salud podamos ejercer nuestra profesión con calidad, humanismo, ética y sin presiones del mercado.

Nicolás Ordóñez
Ingeniero


Sueño con un pais donde el desarrollo sea sostenible. Que entendamos que lo social, lo ambiental y el desarrollo económico deben ser compatibles. Cuando no avanzamos de manera articulada no hay desarrollo duradero. Sueño con un país donde no se roben los recursos públicos para poder avanzar rápidamente en el desarrollo de las regiones más alejadas.

Marcela Díaz
Animalista


Queremos que haya rigidez en las legislaciones hacia los animales y que se escuchen más los sectores que buscamos el respeto hacia los animales. No tenemos una educación hacia ellos, falta una cátedra de respeto a los animales en todo el país, y tenemos tradiciones cruentas como las galleras y los corridos.

Fabián Puentes
Gastroenterólogo


Un país educado: en el que cada persona entienda que su salud no solo depende del azar sino de las conductas que tome cuando joven. Que no tengamos un desempleado que por no tener seguridad social no tenga un adecuado acceso a los servicios de salud y que en la salud no haya barreras de atención, pero haya lógica ella.


Powered by