Educación | Publicado el

Chocó vuelve a tomar las riendas de su educación


A pesar de la intervención, Chocó permanece en los últimos lugares de progreso educativo, solo superado por La Guajira. En la fotografía, una escuela de Quibdó. FOTO Julio césar Herrera

La lluvia de irregularidades en la educación de Chocó, que se hizo evidente en 2008 y que provocó que el Gobierno Nacional la interviniera, tras ocho años y medio, toma un nuevo aire. Desde el miércoles pasado, el gobierno departamental asumió las riendas de este trascendental sector en el que, según el Dane, el 20 % de los chocoanos siguen sin tener ningún nivel educativo.

Cuando se tomó la decisión, la corrupción y los malos manejos eran los protagonistas: escuelas sin docentes, embargos a los dineros para la educación, colegios con sobreabundancia de profesores e, incluso, maestros que cobraban sin trabajar. Esos eran algunos de los líos identificados y que, a través del documento Conpes 124 del 6 de julio de 2009, ordenó que el gobierno central asumía la administración “temporal” de la educación, aunque ese temporal duró ocho años y medio.

Las razones

Lo que argumenta la ministra de Educación, Yaneth Giha, es que a través del acompañamiento y administración que se realizó durante este tiempo, se logró “normalizar” la atención y se pactaron y cumplieron compromisos para solucionar estas dificultades.

“Hemos aumentado la cobertura y la matrícula indígena, el analfabetismo bajó 15 puntos porcentuales en ese lapso, en materia administrativa, y la calidad en la educación ha mejorado, por ejemplo, en las más recientes pruebas Saber, Chocó fue uno de los pocos departamentos que incrementó sus puntajes”, aseguró Giha, aunque vale destacar sigue en los últimos departamentos con mejor progreso educativo.

En ese sentido, José Camilo Córdoba, quien se desempeñó como administrador temporal de la educación en 2013, manifestó que la noticia es una clara muestra de que las cosas se hicieron “bien”, y que los esfuerzos pactados en un principio se cumplieron.

“Esto no sería posible sin el trabajo mancomunado que ejecutaron docentes, padres, gobiernos nacional y departamental”, señaló Córdoba, destacando que si no hubiese existido ese compromiso, las cosas seguirían igual que hace una década, cuando los reportes del Ministerio indicaban que las deudas y embargos ascendían a 27.829 millones de pesos, entre 2004 y 2008, según el Conpes.

Construcción de confianza

El gobernador del Chocó, Jhoany Palacios, manifestó que 2017 fue el año de la consolidación, tras las labores hechas para recuperar la confianza de los habitantes del departamento, y del Gobierno. “Recuperamos la autonomía de la educación, logrando la reducción de la deuda de 192 mil millones de pesos a 9.519 millones de pesos, además de la dotación de mobiliario escolar con una inversión de alrededor de 8.000 millones de pesos”, manifestó.

Tanto el exadministrador temporal y el coordinador del programa Jóvenes Excelentes, Yefferson Asprilla, destacan que cuando se inició la intervención, quienes llegaron a laborar eran de otras regiones, para evitar intereses y compromisos.

“Ahora el personal que administra es de aquí, se notan los resultados y permite tener este sector bajo las riendas de los propios chocoanos”.

Si bien el presente que encarará Chocó es alentador, también hay otras tareas en el tintero, como establecer un régimen con enfoque diferencial para la Universidad Tecnológica, dotar a las nuevas instituciones, la financiación del Plan Maestro de Infraestructura, entre otras.

Contexto de la Noticia

Vale recordar que aunque la educación es una necesidad principal en Chocó, el año pasado, durante el paro liderado por el Comité Cívico, también se dejaron claras otras necesidades, como la construcción de un hospital de tercer nivel, dotación de la red primaria de atención en salud, saneamiento fiscal, la construcción de una unidad mental y más inversión en programas para población étnica. Otra necesidad se basa en interconectar 11 municipios, los cuales se encuentran fuera del sistema nacional de energía.


Powered by