antioquia | Publicado el

Calidad del aire en el Valle de Aburrá tuvo crisis esta semana


Panorámica de la contaminación en Medellín. FOTO EDWIN BUSTAMANTE

Este viernes a las 5 de la mañana, seis de las 20 estaciones de monitoreo de calidad del aire del Valle de Aburrá estaban en ICA naranja (dañino para grupos sensibles) y una estaba en rojo (dañino para todas las personas).

De haber persistido esa situación, semejante concentración de partículas contaminantes habría obligado a los alcaldes del Área Metropolitana a tomar medidas preventivas para proteger a los habitantes, pero el clima mejoró y las autoridades ambientales suspiraron de alivio.

El Sistema de Alerta Temprana (Siata), que se encarga de medir la calidad del aire y otros factores climáticos, explicó que el aumento de la contaminación se debe a la cobertura de nubes, que se vuelve un obstáculo para la entrada de radiación a la superficie.

“Por la baja radiación, durante los últimos dos días hemos tenido condiciones de estabilidad de la atmósfera cerca de la superficie”, dijo el Siata. Una atmósfera estable impide que los contaminantes se dispersen y las partículas quedan atrapadas bajo el manto de nubes que cubre la ciudad.

Sin embargo, según el Siata, esa situación mejoró a lo largo del día y a eso de las 12:00 p.m., tres de las estaciones que estaban en naranja pasaron a ICA amarillo (calidad del aire moderada).

“Debido a la poca nubosidad que se presentó durante la mañana de hoy, se han registrado altos índices de radiación (...). Lo anterior ha favorecido la inestabilidad en la atmósfera cerca a la superficie”, explica el Siata. Por esa razón, la calidad del aire en el Valle de Aburrá ha mejorado.

Así lo registra el Siata en la tarde del viernes:

Image

La situación más crítica está en el centro y norte de Medellín, donde hay tres estaciones con concentraciones superiores a 37 partículas PM 2.5 por metro cúbico de aire (o ICA Naranja). No obstante, la estación del Museo de Antioquia no tiene incidencia poblacional -sino que está ubicada en un lugar de tránsito- y por eso no es tenida en cuenta para los protocolos de prevención.

La estación con peor calidad del aire y que aún permanece en rojo es la que está ubicada en la parada La Estrella del metro de Medellín, que tampoco tiene incidencia poblacional. Al finalizar la tarde de este viernes, los radares del Siata registraban concentraciones de 63.1 en ese punto de la ciudad, en plena autopista Regional, entre los municipios de La Estrella y Sabaneta.

Con la salida de carros por el puente festivo la calidad del aire en el Valle de Aburrá debería mejorar. Según el Área Metropolitana, el 80 % de la contaminación de la capital antioqueña es culpa de las fuentes móviles, o sea, de los vehículos que se mueven con combustibles fósiles como gasolina o diésel.

Por las fluctuaciones del clima y las concentraciones de nubosidad, Medellín presenta crisis de contaminación cada año en los meses de marzo y abril, y luego en octubre y noviembre. Este año, la primera crisis obligó a las autoridades a declarar alerta naranja durante varias semanas, que luego se transformó en alerta roja, y a tomar medidas restrictivas con los vehículos para tratar de mitigar la contaminación.


Powered by