<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Ecos y Comentarios | PUBLICADO EL 10 octubre 2021

Covid-19 ha sido el peor siniestro

Ningún evento de la naturaleza, o de cualquier otro tipo, se acerca a la magnitud de lo pagado por la industria aseguradora en Colombia a raíz del covid-19. Según datos recopilados por Fasecolda, entre enero y agosto de 2021 las compañías de seguros han pagado, en el total de los ramos, once billones de pesos a sus asegurados. Como dice el presidente de Fasecolda, Miguel Gómez, el seguro, como mecanismo de protección social que opera en los momentos críticos, ha demostrado, en el 2020 y 2021, toda su valía. Las compañías han atendido cerca de sesenta mil reclamaciones de seguros de vida, alrededor de 800 familias han recibido pensiones de supervivencia y se han prestado 1,2 millones de servicios a través de pólizas de salud, que incluyeron pruebas PCR, antígenos, medicina domiciliaria, telemedicina, provisión de oxígeno e internación. Aunque la pérdida de 126 mil vidas por el covid-19 es irreparable, el pago del seguro pudo representar un alivio para las familias que quedaron desprotegidas. Un tema importante es la fortaleza de la industria para responder estos siniestros. A la fecha, las compañías de seguros de vida cuentan con reservas técnicas por 48,3 billones de pesos y patrimonio de 8,9 billones, lo que les da la tranquilidad de poder atender las reclamaciones restantes que se puedan presentar