<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Ecos y Comentarios | PUBLICADO EL 01 agosto 2020

A los médicos y todos los profesionales de la salud, nuestro respeto y reconocimiento permanentes

El pasado jueves, en nuestras páginas de Opinión, publicamos varias columnas, entre las que destacamos la de un respetado médico intensivista, quien de forma oportuna e ilustrativa explicó por qué la ciudadanía puede tener plena confianza en los profesionales médicos de Antioquia y de Colombia para atender no solo la crisis generada por la covid-19, sino en general los riesgos de salud. En la otra página, en la sección Taller de Opinión, salió otra columna diametralmente opuesta, desafortunada, inexacta y que no debió haberse publicado. No cumplía con los valores que este periódico asume y practica, y por eso se retiró de la edición digital.

Nos han enviado muchos mensajes de protesta e indignación de médicos y agremiaciones por esta segunda columna. Todas las recibimos con respeto y con la atención que merecen sus justas apreciaciones. EL COLOMBIANO lamenta que se originara con esta publicación un sentimiento de agravio y presenta sus disculpas a los médicos y profesionales de la salud, a los pacientes que confían su cuidado a ellos, y a las instituciones donde cumplen su labor. Ya se han tomado por parte de la Dirección los correctivos que requería esta situación. Durante los próximos días publicaremos varios de los puntos de vista planteados por los profesionales de la medicina.

Este periódico ha defendido, de forma insistente en sus espacios de opinión editorial y en las páginas informativas, la labor que realizan, su sacrificio en la actual y anteriores épocas, y ha pedido siempre total protección a su misión.

Debemos aclarar, finalmente, que las universidades asociadas al proyecto Taller de Opinión (Eafit, de Antioquia y Pontificia Bolivariana) no tienen ninguna responsabilidad en la publicación de la columna del pasado jueves. A ellas también nuestras sinceras disculpas.

Contexto de la Noticia