<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Ecos y Comentarios | PUBLICADO EL 29 noviembre 2020

3.200 millones de personas viven en zonas donde la escasez de agua es cada vez más crítica

La última investigación global de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), titulada Estado mundial de la agricultura y la alimentación 2020, presentado esta semana, trae datos preocupantes sobre la disminución de las fuentes de agua, las sequías, cada vez más frecuentes y extensas en amplias regiones del planeta debido al manejo irregular de los ecosistemas, la explotación acelerada para atender la demanda de alimentos y los efectos del cambio climático, entre otros fenómenos.

En el apartado, escasez de agua en todo el mundo, sostiene que 3.200 millones de personas viven en territorios agrícolas con gran disminución del líquido. De estas, 1200 millones, una sexta parte de la población mundial, habita zonas con limitaciones severas, lo que exige una “acción urgente” para garantizar una gestión sostenible del agua. Sin esta será imposible cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) relacionados con el recurso en mención.

El líquido sustenta muchos de los ODS, no solo el sexto, que busca “garantizar la disponibilidad de agua, su gestión sostenible y el saneamiento para todos”, también el de lograr el Hambre Cero y la seguridad alimentaria, entre otros. La agricultura representa 70 % de las extracciones de agua dulce mundial y la ONU pidió una mejor gestión para mantener los recursos bajo control y aumentar los rendimientos agrícolas de recolección, almacenamiento y riego.

Continúa Leyendo
.