Negocios | Publicado el

El CES 2019, en tiempos de la guerra comercial

ElColombiano
Abre sus puertas mañana en Las Vegas y será la primera gran cita de 2019 en la que se observarán los avances del sector con respecto a la red de quinta generación (5G). FOTO Cortesía CES

Este año las innovaciones del Customer Electronic Show (CES) 2019, evento que inicia mañana y va hasta el 11 de enero, además de marcar la hoja de ruta sobre cómo se moverá la industria tecnológica mundial, tiene de frente dos tareas importantes: garantizar que el uso de datos de los usuarios no será vulnerado y cómo eliminar las barreras que están imponiendo las dos economías más importantes del mundo: Estados Unidos y China.

La guerra comercial que empezó Donald Trump en marzo del año pasado parece que inevitablemente tendrá incidencia en la expansión de las ventas externas de los bienes y servicios más sofisticados, muchos de ellos asociados a herramientas que, por ejemplo, funcionarán a partir del estado de ánimo de los usuarios, como el carro inteligente de Bosch que ambienta el interior del vehículo para subir el ánimo del conductor en caso de que esté deprimido.

Es en este punto donde la actual guerra comercial toma un papel representativo. De acuerdo con un informe publicado por la Asociación de Tecnología del Consumidor esa tensión comercial se está traduciendo en aranceles para el sector.

Según la organización, el nerviosismo internacional ha hecho que distintas economías hayan tomado una política proteccionista. El hecho es que desde octubre de 2017 y hasta el mismo mes del año pasado los aranceles solo para productos tecnológicos han crecido cerca de siete veces. Se calcula que los aranceles a estos bienes y servicios alcanzaron los 1.300 millones de dólares.

Y si bien esa cifra representa tan sólo el 0,52 % de una guerra arancelaria que se ha tasado en 250 mil millones de dólares, sí puede afectar significativamente a la población empresarial que se sustenta en la innovación para exportar, pero que no cuenta con el brazo económico ni la experiencia de jugadores tradicionales como Samsung, Sony o Apple.

Un dato que preocupa tiene que ver con que aquellos operadores que en el mundo ya están trabajando en redes de internet 5G, base técnica para que planes como el Internet de las Cosas funcionen, tuvieron que pagar 122 millones de dólares de más por cuenta de esos aranceles, en el último año.

Algo que para Sebastián Cabello, director para América Latina de GSMA (organización de operadores y compañías del sector de las telecomunicaciones, con 750 operadores afiliados) es un golpe a la expansión. “Se requieren políticas menos restrictivas. Facilidades de funcionamiento y expansión para que el 5G sea una realidad”.

“Es que incluso en ese gran mercado hay emprendedores de todas partes del mundo que buscan hacerse a un espacio. También son golpeados cuando hay este tipo auges restrictivos”, aseguró Francisco Cubillos, profesor experto en empresas de la Universidad del Rosario.

El analista de la consultora Technalysis Research, Bob O’Donell, aseguró que este tipo de nuevos costos “se traducen en incrementos de los precios finales”, lo que a juicio del experto podría quitarle algo de atractivo a lo que ocurre en eventos como el CES.

De otro lado, las empresas que hagan parte del evento con innovaciones que utilicen datos personales tendrán el reto de recuperar parte de la confianza que se perdió el año pasado a razón de que esquemas de seguridad de empresas como Facebook o Uber quedaron en entredicho tras el robo de datos.

Situación que les hizo además de perder credibilidad, valor en el mercado, o al menos así le ocurrió a Facebook en la Bolsa de Valores de Nueva York.

“Será un año de retomar confianza con la tecnología”, añadió O’Donell, refiriéndose a que si las marcas quieren que este mercado les sea atractivo deberán ir más allá de la innovación en la experiencia de usuario y volver a las bases: entregar tranquilidad.

*Por invitación de CES.

Contexto de la Noticia

El Customer Electronic Show (CES) se llevará a cabo en un espacio de 250 mil metros cuadrados en Las Vegas Estados Unidos, donde se espera la participación de unas 4.500 compañías de la industria electrónica.

El fuerte de este nuevo año lo entregarán las casas automotrices, pues se espera que sea uno de los pilares del evento.

Carros 100 % electrónicos y que responden al estado de ánimo del conductor serán las novedades más sobresalientes de cara a este 2019. Audi, Mercedes-Benz y Hyundai harán acto de presencia para exponer sus avances en software.


Powered by