internacional | Publicado el

Toma fuerza la resistencia ciudadana en América Latina

ElColombiano
El éxodo venezolano representa la crisis social, política y de Derechos Humanos que se viven en este país: HRW. FOTO AFP

Venezuela, Brasil, México y Nicaragua son vistos por Human Rights Watch (HRW) como los países de América Latina en los que hay mayores alertas por la vulneración de Derechos Humanos.

Según la ONG, el ascenso de la violencia en estos países hará que se avizoren “tiempos oscuros” en esta materia, pues la violencia y el abuso de los derechos serán una constante, sobre todo por el aumento de los gobiernos “autócratas”.

El informe detalla, país a país, cuáles son las principales preocupaciones y resume lo que ha pasado entre finales de 2017 y noviembre de 2018.

México, una catástrofe

El reporte describe que en este país hay “una catástrofe de Derechos Humanos, originada en la violencia extrema de la delincuencia y los abusos generalizados por parte de militares, policías y agentes del Ministerio Público”.

Señala que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, tendrá que “avanzar” en políticas que protejan los Derechos Humanos, al resaltar que fueron “pocos los avances para mejorar” las acciones que ejecutó el expresidente Enrique Peña Nieto.

No obstante, el nuevo presidente ha elegido en cambio profundizar la influencia de los militares en la seguridad a través de su proyecto de la Guardia Nacional, aprobado esta semana en la Cámara. Esto a pesar de que, según HWR, “las fuerzas de seguridad siguieron perpetrando ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y torturas”.

Además, destaca HRW que pese a que en 2017 se promulgaron leyes que podrían contribuir a abordar los problemas, “su implementación ha sido lenta”. Otro dato crudo tiene que ver con el número de desaparecidos. Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos, “más de 3.900 cuerpos han sido hallados en más de 1.300 fosas clandestinas desde 2007”.

El régimen en Venezuela

Migrantes, persecución a opositores, represión en protestas, ejecuciones extrajudiciales e impunidad son algunos de los síntomas que muestran la realidad que se enfrenta.

El reporte de HRW recoge el informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, el cual informó que más de tres millones de ciudadanos, de una población venezolana de al menos 32 millones, habían huido del país entre 2014 y noviembre de 2018, por cuenta de la “grave crisis que se vive” con el régimen de Nicolás Maduro.

Sumado a ello, recuerda el abuso del poder para encarcelar a opositores o a quienes salen a las calles para manifestarse contra el régimen.

Nicaragua, más represión

HRW ve a Daniel Ortega como referente de la represión en América Latina, sobre todo porque ha hecho, políticamente, todo lo necesario para “concentrar el poder” en sus manos, lo que lo ha llevado a cometer “gravísimos abusos contra críticos y opositores con absoluta impunidad”.

El informe describe que la represión ejercida por miembros de la Policía y grupos armados partidarios del gobierno en 2018 dejó un saldo de más de 300 muertos, 2.000 heridos y cientos de personas detenidas arbitrariamente.

“Desde que asumió en 2007, el gobierno de Ortega se ha empeñado en desmantelar todos los controles institucionales al poder presidencial”, señala el informe, que muestra especial preocupación por el sometimiento que realizan a los críticos.

Bolsonaro y el miedo

HRW no duda en alertar sobre el temor que representa la llega de Jair Bolsonaro a la Presidencia del gigante suramericano, pues “ha avalado la tortura y otras prácticas abusivas” como forma de gobierno. La organización también señala que le genera preocupación por sus declaraciones “abiertamente racistas, homofóbicas y misóginas”.

En Brasil, dice HRW, la violencia tocó un nuevo récord, el cual tuvo que ver con los cerca de 64 mil asesinatos que se registraron en 2017. “Las ejecuciones extrajudiciales perpetradas por policías agudizan la ola de violencia”, sostiene el informe, el cual califica de “débil” el control estatal en las cárceles, lo que facilita “el reclutamiento de nuevos miembros de pandillas”.

Resistencia, una esperanza

Según Kenneth Roth, director ejecutivo de HRW, pese a que los “tiempos oscuros” toman protagonismo, la fuerza de la “resistencia” ciudadana está ganando espacio. Menciona que esa “resistencia se está viendo en las calles”, principalmente. Ante esto, Andrés Colmenárez, miembro de la ONG Funpaz en Venezuela, señala que las condiciones de vida se han degradado a niveles históricos y por “la opacidad como una política sistemática de desinformación” del régimen ha generado que las organizaciones de Derechos Humanos, la iglesia y las universidades sean las que se encarguen de “hacer las investigaciones para poder combatir el silencio promovido por la dictadura”.

Sobre la resistencia, Gabriel Ignacio Gómez, docente de la U. de Antioquia, señala que debe ser vista como una luz de esperanza, sobre todo porque los gobiernos “autócratas” buscan desconocer y vulnerar los derechos de las comunidades. “Los defensores de derechos deben ser vistos como activos de la sociedad”.

Los modelos políticos autócratas han puesto en jaque la situación de Derechos Humanos; sin embargo, la resistencia social, para Human Rights Watch, es una luz de esperanza en el mundo.

Contexto de la Noticia

· El informe recoge eventos que representan la vulneración de los Derechos Humanos en Colombia en los últimos años:

· ”Entre los serios problemas de derechos humanos que persisten se incluyen la impunidad por violaciones a los derechos”.

· “Persisten obstáculos a la restitución de tierras para las personas desplazadas”.

· “Graves condiciones que enfrentan las comunidades wayúu y otras comunidades”.

· “Defensores de derechos, periodistas, líderes indígenas y afrocolombianos y otros activistas comunitarios han sufrido amenazas de muerte y actos de violencia”.


Powered by