Atletico Nacional | Publicado el

Equilibrio verde tiene nombre

1/2
Brayan Rovira no escatima ni una gota de sudor en cada juego. FOTO edwin bustamante
20

tarjetas amarillas y una sola expulsión, por doble amarilla, nunca por roja directa.

107

partidos como profesional ajusta el volante verdolaga en su paso por 3 equipos.

Por john eric gómez marín

Atlético Nacional saldrá hoy, desde las 8:00 p.m. en el estadio Alberto Grisales, a mantener la estadística ante Rionegro Águilas de más de casi seis años sin derrotas frente al club del Oriente antioqueño.

Las Águilas no vencen al elenco verdolaga desde el 20 de junio de 2013 (1-2). Después de ese partido han pasado 18 enfrentamientos, con un saldo de 13 victorias verdes y 5 empates.

Pese a que el funcionamiento de los dirigidos por el técnico brasileño Paulo Autuori todavía no es el que se pretende, hay rendimientos destacados a nivel individual, y uno de ellos es el de Brayan Rovira, que con un trabajo callado pero fundamental, se ha convertido en el equilibrio del equipo.

El 21 de noviembre de 2015, con 18 años de edad, este volante de marca debutó profesionalmente con Atlético Nacional. La oportunidad se la otorgó el técnico Reinaldo Rueda, pero la cantidad de estrellas que estaban en el club verde, que más adelante lograrían la Copa Libertadores en 2016, aún no lo dejaban brillar con luz propia.

En ese momento Brayan tuvo un dilema: se quedaba a la espera de tener mayor continuidad o iba a otros clubes en los que pudiera jugar más. Finalmente, se decidió por la segunda opción.

Brayan se fue para pulirse, pero lo hizo con un sueño en mente: regresar fortalecido a Nacional.

Primero fue cedido a Envigado, club con el que logró una buena campaña que permitió que el Bucaramanga pusiera sus ojos en él.

En el conjunto canario se convirtió en líder, lo que le valió para que Nacional lo “repatriara”. Con sus presentaciones este semestre, el nacido en Bosconia, Cesar, deja en claro que regresó a cumplir su sueño y a triunfar.

Una posición con historia

A sus 22 años, Rovira habla con personalidad y seguridad, mismas virtudes que aplica en el campo de juego en una posición que ha tenido referentes de la talla de Leonel Álvarez, Gabriel Jaime Barrabas Gómez, Mauricio Serna, German Carepa Gaviria (q.e.p.d), Dumar Rueda, Pedro Campero Álvarez, José Ringo Amaya, Álex Mejía, entre otros. Y, más recientemente, Mateus Uribe y el mismo Jorman Campuzano.

A su lado juega Sebastián Gómez, que por sus capacidades y características tiene más funciones mixtas y de acompañar en ataque, y es por eso que a Rovira le toca el “trabajo sucio”.

Durante los partidos se le muestra a los defensores para ser el primer pase de la salida, va de un lado al otro haciéndole relevos a los laterales, y realizando faltas tácticas a los rivales para que no cojan mal parado al equipo. De vez en cuando se anima a ir a cabecear un tiro de esquina o a estar atento a cazar un rebote que le permita rematar a la portería rival.

“Cuando me fui de Nacional lo hice con la intención de ganar minutos y experiencia, para crecer futbolísticamente y tengo claro que ahora que regresé todo ese aprendizaje lo debo poner al servicio del equipo”, dice el papá de Thiago, su hijo, que nació hace 8 meses y que es una de sus mayores motivaciones para salir adelante.

Y es que Rovira es un hombre de familia y lo expresa públicamente con fotos al lado de sus seres queridos en su cuenta de instagram @brayanrovira13, en la que comparte momentos importantes.

Elogios de sus compañeros

De entrada Brayan parece un joven callado, poco asequible, tímido. Sin embargo, al interior del vestuario inyecta energía positiva al grupo.

Sebastián Gómez, su compañero de fórmula en la zona de volantes, destaca su buen humor.

“Es una persona con la que es muy fácil hacer amistad, nosotros tuvimos química inmediatamente, es un muy auténtico y cuando entra a la cancha se transforma con seriedad y motivación para el grupo”.

Otro que se refiere en términos muy positivos a él es el capitán Daniel Bocanegra, que le atribuye un don de liderazgo. “Puede que parezca callado, pero en la cancha es de los que más habla y ordena. Es un muchacho muy serio y profesional y eso lo demuestra en el trabajo diario”.

El técnico Paulo Autuori no duda al hablar de sus virtudes. Según el estratega cuenta con los dos mejores volantes de marca del fútbol colombiano.

“Lo que nos dan Rovira y Gómez es fantástico, son dos jóvenes con un presente halagador y con un futuro inmenso. Para mí son los dos mejores en el país”.

Por eso, hoy cuando Brayan Rovira salga a la cancha del Alberto Grisales, lo hará con la misma ambición y convicción que tiene para luchar por sus sueños, confiado de que el verde tiene equipo para festejar algo grande al final de este semestre n

20

tarjetas amarillas y una sola expulsión, por doble amarilla, nunca por roja directa.

107

partidos como profesional ajusta el volante verdolaga en su paso por 3 equipos.

Contexto de la Noticia

OPINIóN Tiene un inmenso potencial

Flavio Torres
Lo dirigió en Bucaramanga
El técnico tolimense Flavio Torres calificó a Brayan Rovira como un futbolista de inmensas cualidades y él las explotó cuando lo dirigió en el Bucaramanga. “Fue un pilar en la campaña que hicimos, un volante con una gran capacidad de sacrificio, excelente visión de juego, fuerte en el uno contra uno y con muy buena media distancia. Aún puede crecer mucho”, fueron los elogios del entrenador.
Ismael Rescalvo
Lo dirigió en Envigado
El técnico español lo tuvo en 2017 en el Envigado y cuando se le pregunta por él responde que ha conocido pocos jugadores que, a tan corta edad, tengan esa personalidad para jugar. “Lo vi como un joven muy comprometido, con muchas ganas de dejar huella y de colaborar con los compañeros. Debo destacar esa conciencia colectiva que mostraba. Siempre le daba prioridad al grupo”.

Powered by Sindyk Content
Arriba