internacional | Publicado el 11 de julio de 2017

Ya serían 19 personas las interceptadas en México

Entre las presuntas nuevas víctimas del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (Giei) están los juristas colombianos Alejandro Valencia (izq.) y Ángela Buitrago. FOTO eneasmx

Daniel Armirola Ricaurte

Cuando se supo del bochornoso caso de presuntas interceptaciones del Estado mexicano contra periodistas y activistas que investigan la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, EL COLOMBIANO pudo hablar con una de las 14 víctimas iniciales: Salvador Camarena, director de investigación periodística de la ONG Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, afirmó que la lista de afectados por las chuzadas aumentaría incluso hasta cientos de personas.

Ayer ese vaticinio empezó a plasmarse en la realidad, puesto que los cinco integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (Giei), denunciaron haber recibido también los mismos mensajes con los que autoridades mexicanas habrían presuntamente logrado interceptar los teléfonos móviles.

“Esto es un asunto muy delicado (...) un problema mayúsculo. Cualquier Estado debe reaccionar de manera inmediata”, dijo a Reuters la colombiana Ángela Buitrago, una de las investigadoras del Giei, quien considera que de haberse filtrado datos reservados esto pudo “haber llevado al traste algunas pesquisas”.

Paralelo a la acusación, el centro de estudios canadiense Citizen Lab, publicó un nuevo informe sobre el caso, que establece que “los intentos de infección documentados ocurrieron a principios de marzo de 2016, poco antes de la publicación del informe final de Giei sobre su investigación”.

Los nuevos mensajes analizados fueron dos, recibidos el 1 y el 4 de marzo, dijo Citizen Lab en su publicación.

Apenas el inicio

Como han apuntado Camarena y otros expertos que EL COLOMBIANO consultó al hacer seguimiento a la problemática que viven los colegas en México, y como apuntó Javier Valdez antes de ser cobardemente asesinado por su labor de denuncia, hay un esfuerzo sistemático por perseguir a los periodistas en ese país.

“No son ataques indiscriminados, sino que fueron perfectamente planeados y programados. Así ténganlo por seguro que no serán los únicos casos”, aseguró Camarena.

Francisco Eguiguren, presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh), instó a México a realizar “una investigación con todas las garantías de independencia e imparcialidad”. ¿Realmente eso lo permitirá el acusado?.

120

periodistas fueron asesinados en México desde el año 2000, según distintas ONG.

Contexto de la Noticia

· El fotógrafo hondureño Edwin Rivera Paz fue asesinado ayer a tiros en el estado de Veracruz, en el oriente de México, confirmaron fuentes policiacas. El joven —quien fue cámara del periodista también hondureño Igor Padilla Chávez asesinado en enero pasado en San Pedro Sula— fue atacado a tiros en el municipio de Acayucan, en el sur de Veracruz, por dos sicarios que viajaban en una moto.

Otras Noticias