antioquia | Publicado el

Nuevo centro les da libertades a jóvenes infractores de Medellín


Las instalaciones del centro San Gerardo les permitirán a los jóvenes infractores gozar de más libertades. FOTO cortesía icbf

Con la puesta en funcionamiento de un nuevo centro especializado de atención para los adolescentes y jóvenes infractores de la ley, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), seccional Medellín, se la juega al darle un voto de confianza a este grupo poblacional en su proceso de recuperación y reinserción a la sociedad.

La razón es que en este nuevo espacio, bautizado como centro San Gerardo, los jóvenes y adolescentes inmersos en el Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes -SRPA- tendrán más libertades e incluso, autorizados por su juez, podrán salir del recinto sin vigilancia a realizar algunas gestiones.

Pero los beneficiarios no serán todos los muchachos que estén pagando condenas sino exclusivamente aquellos a quienes les falta solo un año para alcanzar la libertad y cuyo proceso desarrollado en el centro Carlos Lleras Restrepo, de La Pola, les permite iniciar su etapa de autonomía.

“Esta idea surgió en 2012 por iniciativa de la Regional Antioquia, basados en la experiencia del programa mundial Prisión sin rejas y gracias a los lineamientos nuevos, donde hay un capítulo de autonomía para adolescentes del SRPA”, indicó la directora regional del ICBF, Selma Patricia Roldán Tirado.

Voto de confianza

El centro está ubicado en la vereda Pajarito, del corregimiento San Cristóbal. Tiene capacidad para atender a 47 jóvenes y lo administran los padres de la congregación Terciarios Capuchinos, bajo la supervisión siempre del ICBF.

Es un espacio abierto donde ellos tendrán educación, talleres de sistemas, asistencia del Sena y granjas. Podrán salir a cumplir citas médicas e ir a la universidad si lo autoriza un juez. El ICBF aportará $477 millones este año para su funcionamiento, representados en cupos, asistencia técnica y supervisión.

“Los adolescentes pueden cambiar si se les dan herramientas, oportunidades y condiciones para que transformen su vida; este centro es un espacio para irlos preparando para la inclusión en la sociedad”, señaló el padre Carlos Mauricio Agudelo, director del centro Carlos Lleras Restrepo.

Contexto de la Noticia

Vale aclarar que en Colombia los jóvenes entre los 14 y 18 años sí son penalizados por sus delitos bajo la Ley 1098 de 2006, que incluye el Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes, aunque las penas son menos severas que para los adultos, porque pueden purgarlas prestando servicios a la comunidad o tener una libertad asistida. En casos de delitos graves se les puede privar de la libertad, con penas máximas de ocho años. Los menores de 14 años no son responsables penalmente.


Powered by