negocios | Publicado el 24 de agosto de 2018

¿Comprar casa con parte del arriendo?

Jonathan Malagón, ministro de Vivienda, presentó el Semillero de propietarios en la convención bancaria en Cartagena. Foto: Cortesía Ministerio de Vivienda.

Ferney Arias Jiménez

La convención bancaria fue el escenario elegido por el gobierno para lanzar el nuevo programa que busca que por lo menos 200 mil familias colombianas adquieran vivienda.

En la clausura del encuentro anual, organizado por Asobancaria, el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón González, presentó la estrategia “Semillero de propietarios” que busca que el alto nivel de arrendamiento en el país abra la puerta para que muchas personas cumplan el sueño de tener una vivienda.

El funcionario explicó que la apuesta es facilitar que el pago del arrendamiento genere un ahorro, que sumado a un subsidio que ofrecerá el gobierno, propicie en dos años las condiciones para que el arrendatario se convierta en propietario.

El ejemplo usado por el funcionario establece que alguien que gasta mensualmente 350 mil pesos en arriendo, destine 200 mil pesos al ahorro y 150 mil pesos al copago del arriendo. “Este no sería cualquier tipo de ahorro, por ahora lo llamamos ahorro voluntario contractual, y lo que pretendemos es propiciar un ahorro con destinación específica que beneficie a los informales”, enfatizó. El aporte mensual por cada familia tendría una contrapartida similar por parte de gobierno. De ese dinero se destinaría parte al ahorro con el que se podrá acumular la cuota inicial para la adquisición del inmueble.

Otro componente de la iniciativa es su articulación con el programa Mi Casa Ya, que subsidia la tasa de interés del crédito hipotecario, con lo que se propicia otro incentivo para la compra de vivienda.

Esos subsidios ya están convenidos con el Ministerio de Hacienda y se espera que el Congreso apoyen la iniciativa. La idea es aprovechar vigencias futuras y destinar unos dos billones de pesos.

Con este nuevo programa, las personas podrán generar historia crediticia y al término de 3 o 4 años, adquirir su vivienda propia. Durante el periodo de arrendamiento las familias y el Gobierno aportarán recursos económicos.

Otras Noticias