tecnología | Publicado el

10 videojuegos clásicos que nunca se olvidarán


Tres personas fueron las responsables de crear Super Mario Bros: Shigeru Miyamoto, Takashi Tezuka y el compositor de la música Kōji Kondō.

Nadie olvida a Super Mario Bros. El juego creado por Shigeru Miyamoto llegó con la Nintendo de 8 bits en 1985 y a pesar de tener 32 años sigue ganando adeptos entre las nuevas generaciones, mientras le recuerda a los adultos su época de niños.

Hay títulos como el del fontanero bigotón que nunca pasarán de moda, vienen y van en el universo de los videojuegos como meteoritos pixelados que rondan el espacio y la mente de quienes no los olvidan.

Bomberman, Circus Charlie, Excite Bike, The legend of Zelda, Donkey Kong o Duck Hunt, por mencionar solo algunos pocos, cargaron con la responsabilidad de popularizar el ocio digital y convertirlo en lo que es ahora, donde los gráficos se acercan a la realidad y donde se habla de los 60 frames por segundo.

Elegimos 10 para recordar esa época en que los pixeles mandaban, Nintendo no tenía competencia y no se hablaba de Xbox o PlayStation.

El primer Pac-Man nació en 1980, de la mano de Tōru Iwatani quien trabajando para la empresa Namco desarrolló con Shigeo Funaki al popular comegalletas. En principio para Japón se llamó Puck-Man, pero a su llegada al mercado de Estados Unidos cambió de nombre al que lleva ahora.

Duck Hunt, lanzado en 1985 con la Nintendo Entertainment System (NES), cambió la forma de jugar al permitir al jugador usar la pistola Zapper para simular la caza de los patos. Acompañados de un perro que se reía cuando fallábamos, este videojuego se convirtió en un clásico.

Lanzado en 1984 por Konami para arcade (maquinitas), Circus Charlie nos ponía en la piel de un payasito que debía sortear toda clase de obstáculos en el circo. Saltaba en grande pelotas de colores, esquivaba ataques de monos y cabalgaba en leones y Ponys.

Wild Gunman vio la luz en 1974 creado por Gunpei Yokoi, sin embargo, su verdadera popularidad inició en 1985 cuando fue relanzado para la NES. Aquí de nuevo era posible usar la Zapper para abatir a los vaqueros en contiendas al más estilo del viejo oeste.

Visto por primera vez para arcade en junio de 1978 de la mano del diseñador de la empresa Taito, Tomohiro Nishikado, Space Invaders fue una revolución de los videojuegos en su época.

En 1985 la compañía Hudson Soft relanzó para la consola NES su juego Bomberman. Aunque la versión original nació en 1983 en varios modelos de computadores, su fama creció con la consola de Nintendo.

De nuevo de la creatividad de Shigeru Miyamoto y Takashi Tezuka se dio vida en 1986 a The Legend of Zelda, primer título de la saga que cuenta la historia de Link en su intento de rescatar a la princesa Zelda de las garras de Ganon.

El 12 de septiembre de 1986 se lanzó Adventure Island, videojuego desarrollado por Hudson Soft para la consola 8 bits de Nintendo. El popular Islander nos daba la oportunidad de controlar a un isleño de nombre Master Higgins que debía pasar por diferentes escenarios para salvar a su novia Tina.

Lanzado en 1987 por Konami para arcade, Contra se convirtió en poco tiempo en la maquinita favorita de los videojugadores. En 1988 tuvo su versión para la NES en la que era posible jugar en modo cooperativo, es decir, dos jugadores al mismo tiempo.

Y como olvidar al favorito de todos. Super Mario Bros es tal vez el personaje más popular de la historia de los videojuegos. Aquí los hermanos Mario deben rescatar a la princesa Peach del jefe de los koopas, Bowser. Se lanzó en Japón el 13 de septiembre de 1985 y en Estados Unidos el 18 de octubre de 1985.


Powered by