entretenimiento | Publicado el

Una pasarela para volver a empezar


FOTO CORTESÍA juan pablo socarrás

Esta es una historia de país. A Juan Pablo Socarrás lo inspiraron las rayas que se ven en Colombia en las hamacas de San Jacinto, las tramas del sombrero vueltiao, los cañaguates florecidos del Cesar, las casas veraniegas que se ven en la Costa.

También Eufenia, Luisa Santiaga, Sara Simona y Manuela Cristina. Su historia se contará este jueves en la pasarela Volver a comenzar, cuando sean las 8:00 de la noche.

Socarrás no estará solo. “Hay diseño de cocreaciones colombianas con 30 jóvenes talentos y aparte están los empresarios del programa Vivimos pacíficamente, que ahora es una marca. Ellos son unos 33, más todas sus empresas, somos más de 800 personas trabajando”, dice.

Ha dormido poco en las últimas semanas. Es la expectativa del desfile. El inicio es una red que se va conectando: empezó mediante el programa Inclusión en los Mercados que se realiza desde hace dos años con población víctima del conflicto armado. Los apoya el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y Propaís.

Algunos empresarios vinculados a ese programa crearon la Precooperativa Red-i y estos, a su vez, Vivimos Pacíficamente, que cuenta ya con dos colecciones, 2015 y 2016. Volver a comenzar es uno de sus proyectos.

Verse en pasarela

Socarrás trabaja en equipo. Se trata de dejar el ego a un lado. “Aquí no importa mi nombre, estamos sumando para ser más, lo que vamos a mostrar es una colección de país”.

Para el diseñador, el mensaje a compartir en la feria es que los miren como emprendedores, personas con talento. “Considero que a quienes hacen parte de este programa debemos dejar de llamarlos víctimas. Tenemos que incluirlos en la sociedad como empresarios colombianos de la moda. No podemos seguir victimizando a nadie. Hay que limpiarnos las piernitas, seguir caminando y mirando hacia adelante”.

Para eso también está la pasarela. Eufenia, Luisa Santiaga, Sara Simona y Manuela Cristina son las tías abuelas costeñas del creador, y su vida estará recreada en cada pieza. “Yo quiero mostrarles un poco de las historias colombianas, ellas son las mujeres de mi vida, cada mujer tiene un estilo de vida diferente, que se puede plasmar en todas las colombianas”.

Así que aunque sea una historia muy de patria, para Socarrás es un relato con un adn muy colombiano, que no deja un lado lo internacional: de aquí para el mundo.

Que les dé de comer

La pasarela es solo uno de los componentes de Vivimos Pacíficamente. En Colombiamoda también tendrá un puesto. Así, Socarrás es el gestor creativo en lo que se verá en el desfile, y si bien para él una pasarela es una gran responsabilidad, asegura que hay un trasfondo social más grande.

“En esta red trabajan más o menos 300 personas, ellos están en la búsqueda de volverse empresarios. Unos hacen jeans en Bucaramanga, camisetas en grandes volúmenes en Medellín. Hay talleres de hogar y empresas pequeñas, otros tienen consolidadas sus marcas, pero necesitan un respaldo, un país que consuma, esto es solo el principio para una colección que se vuelva comercial”.

Los empresarios tendrán asesoría técnica con Inexmoda, la idea es que los colombianos vean una colección coherente y que sea sostenible.

Benjamín Buitrago, representante de la precooperativa, dijo a Colprensa que Colombiamoda es un trampolín para mostrarse como empresarios. “No nos rendimos ante las adversidades, queremos convencernos de que vivir en paz es posible con este tipo de oportunidades”.

Quizá Socarrás duerma mejor después del jueves, cuando vea sus diseños que desfilan por una causa común: la moda que une, que construye, que tiene que ver con la reconciliación.


Powered by