opinión | Publicado el

TRUMP ACTÚA CON COHERENCIA DEMOCRÁTICA. SON MEDIDAS POSITIVAS


La decisión de reversar algunas de las medidas de flexibilización de las relaciones con la dictadura castrista, anunciada por Donald Trump en Miami, debe recibirse de manera positiva, teniendo en cuenta que se trata, en primer lugar, del cumplimiento de una promesa hecha en campaña a la comunidad cubanoamericana, y, en segundo lugar, de la necesidad de replantear las condiciones en que se dio el acuerdo entre el gobierno del expresidente Obama y el de Raúl Castro. Esto, porque el objetivo fundamental que motivó el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y comerciales, aún está muy lejos de cumplirse: los cubanos continúan padeciendo un régimen totalitario y no se han dado signos de democratización ni de apertura del sistema, manteniéndose la represión a las libertades civiles y políticas de los ciudadanos. Entre tanto, la dictadura es la principal beneficiaria de los nuevos negocios con las empresas estadounidenses, y las reformas económicas anunciadas aún son muy tímidas y no producen el impacto esperado. Así, Trump, como representante de una de las democracias más sólidas del mundo, está dando una lección de coherencia a los líderes del mundo occidental, que predican su aprecio por la democracia liberal pero privilegian y dan estatus especial a dictadores en todo el mundo.


Powered by