Negocios | Publicado el 9 de July de 2018

Las compañías colombianas están mutando

En el aprovechamiento de las botellas de PET, Enka soportó su transformación industrial. Foto: Julio César Herrera.

Ferney Arias Jiménez

Los crecimientos observados por la industria manufacturera en los últimos cinco años, según las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), han oscilado entre el 3,4 % y el 1,0 %, menores a lo que ha sido el desempeño general de la economía colombiana que ha fluctuado entre 4,9 % y 1,8 %.

En ese contexto, la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) les consultó a sus afiliados sobre las transformaciones que han ejecutado en sus modelos de negocio en ese periodo, encontrando que el 41,9 % asegura haber cambiado.

En su más reciente Encuesta de Opinión Industrial Conjunta, el gremio señaló que un 37,7 % de las compañías afirmaron que han desarrollado nuevas actividades industriales, particularmente en los sectores de alimentos y bebidas, metalmecánico y maquinaria y en la industria petroquímica.

“Un 36,0 % ha modificado significativamente su canasta de productos especialmente en la cadena textil, confecciones, cuero y calzado y en la cadena papel e imprenta; y 34,7 % han buscado nuevas oportunidades de mercado teniendo mayor presencia en el exterior”, se lee en el documento (ver gráfico).

Una de las transformaciones más radicales e innovadoras, iniciada en 2013, la desarrolló Enka de Colombia, que pasó de ser uno de los principales productores de fibras, filamentos e hilazas para el sector textil a liderar el reciclaje de botellas PET (envases plásticos) con orientación a atender a la industria química de llantas y bebidas.

Mercados externos

Aunque en los primeros cinco meses de este año las exportaciones de la industria nacional crecieron 19,2 %, en comparación con los mismos meses del año anterior, el potencial de este sector, de cara a los esfuerzos de transformación, debe ser mejor aprovechado.

Así lo considera la Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi), que estima que el sector puede representar mayores beneficios, dado que agrupa muchas sociedades, generadoras de empleo.

Rosmery Quintero Castro, presidenta del gremio, reconoció que aunque la industria manufacturera está evidenciando una recuperación, su participación en el índice de exportaciones sigue siendo muy baja (19 %), lo que a largo plazo implica un freno para el potencial del crecimiento económico del país (ver Informe).

“Al revisar los datos de exportaciones presentados por el Dane, se observa que subsectores con alto valor agregado, y que agrupan un buen número de micro y pequeñas empresas, tuvieron reducciones significativas en sus ventas al exterior”, dijo.

La dirigente hizo énfasis en las actividades asociadas a producción farmacéutica, cuyas exportaciones se contrajeron 10 %, calzado que cayeron 14,7 %, maquinaria para oficina que retrocedieron 43,6 % y maquinaria y equipos generadores de fuerza que descendieron 82,3 %.

“Esta realidad responde a lo poco favorable del entorno económico que rodea a nuestras empresas e impide mantener niveles constantes de exportaciones”, añadió Quintero, quien agregó que el proceso de recuperación de la industria ha sido lento.

Contexto de la Noticia

· En lo corrido de este año, la principal dificultad enfrentada por los empresarios en el desarrollo normal de su actividad es la falta de demanda, señalada por 27,8 % de quienes respondieron la encuesta de la Andi.

· También han sido problemáticas las estrategias agresivas de precios y comercialización (21,2 %), así como el mayor costo y el suministro de materias primas (20,7 %).

· Tipo de la tasa de cambio del dólar, el contrabando y la incertidumbre tributaria siguen siendo mencionados como factores que influyen negativamente en la dinámica de los negocios de la industria.

Otras Noticias