Tendencias | Publicado el 9 de febrero de 2018

Tomar omeprazol es bueno, pero si es por mucho tiempo, no tanto

ilustración sstock

Helena Cortés Gómez

Los medicamentos conllevan efectos adversos, sin excepción. Eso lo dice Andrés Felipe Zuluaga, jefe de farmacología y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia. Por eso, varias investigaciones en el campo de la salud exploran la relación de los fármacos con diversas enfermedades.

En el caso del Omeprazol, cualquier hallazgo afecta a gran parte de la población. Según Juan Carlos Ricaurte Ciro, especialista en gastroenterología del Hospital San Vicente Fundación, 30 % de la población occidental sufre de dispepsia funcional, como se conoce a esa sensación de indigestión, dolor, hinchazón, acidez o náuseas que se origina en el tracto gastrointestinal superior.

No se asocia ni a gastritis ni a una infección por helicobacter pylori o al consumo de alcohol. El especialista precisa que también “el 30 % de ese sector de la población mejora con un tratamiento individual a través de este medicamento (omeprazol) o cualquier otro que inhiba la bomba de protones que produce la acidez gástrica (esomeprazol, lansoprazol, pantoprazol, por ejemplo)”.

Estos medicamentos son usados para disminuir la cantidad de ácido gástrico producido por las glándulas en el revestimiento del estómago.

Las úlceras gástricas, gastritis hemorrágica, dispepsia son muy comunes y se tratan de la misma manera.

También, la población mayor de 65 años, que por lo general está polimedicada, están de acuerdo Zuluaga y Ricaurte, son los que más usan estos protectores gástricos.

Para poner atención

Recientemente, un trabajo publicado por investigadores del University College de Londres (Reino Unido) y de la Universidad de Hong Kong (China) sugirió una posible relación entre el uso prolongado de estos fármacos y la aparición de cáncer de estómago. Los casos en el país son bajos, 36 por 100.000 habitantes, según cifras del Ministerio de Salud, pero su mortalidad es la más alta.

El médico Ricaurte, luego de revisar el artículo científico que se publicó en la revista Gut, enfatiza en que es un estudio importante y se debe estar atento al interés que produzca. Agregó que se debe tener en cuenta que la población occidental es muy diferente a la oriental y los estudios “no son reproducibles dado diferencias genéticas, dietéticas y de condiciones económicas”.

Los expertos están de acuerdo en que, aunque hay más, estas son las cuatro bondades y las cuatro desventajas del omeprazol.

80 %

de la secreción de ácido clorhídrico se inhibe al anular salida de protones en la bomba electrogénica.

Contexto de la Noticia

Combate la Dispepsia

Es la razón por la que más lo prescriben. Ricaurte asegura que 3 de cada 10 pacientes mejoran. Debe estar bien diagnosticada, “más de la mitad de los casos está mal”.

Mejora las úlceras

Ricaurte, especialista en el área, confirma que el 80 % de los pacientes tratados disminuyen el sangrado digestivo cuando padecen úlceras. Debe ser como lo indique el doctor.

Curan reflujo gastroesofágico

En esta afección, que en su mayoría se produce por malos hábitos alimenticios, 90 % de los pacientes se alivian, según estudios publicados en revistas como Gastroenterol Hepatol.

Eliminación de la H. pylori

La terapia con omeprazol, amoxicilina y claritromicina durante una semana erradicó la bacteria H. pylori en 80 % de pacientes según la Revista Atención Primaria.

salud reseña

¿Cáncer de estómago?

En 2017 un estudio en Hong Kong analizó a 63.397 chinos con una úlcera de estómago. 153 que usaron omeprazol de manera prolongada desarrollaron este tipo de cáncer.

Riesgo de infecciones

El consumo crónico (más de 6 meses) inhibe la producción de ácido clorhídrico incrementando el ph estomacal, dice Zuluaga, lo que favorece infecciones y diarreas.

Posibilidad de osteoporosis

Estudios sugieren que incrementa la posibilidad de padecer osteoporosis. Se debe a que el ácido se requiere para la absorción de calcio, explica Ricaurte.

Favorece la demencia

Estudio publicado en JAMA Neurology en 2016 usó los datos de personas de la tercera edad, mayores de 65 años, y encontraron relaciones con la alteración de la memoria.

1
Si toma vitaminas o suplementos nutricionales cuéntele al médico. Igual antibióticos y anticuagulantes.
2
Señale si está tomando rilpivirina (Edurant, en Complera, Odefsey). Probablemente le recomendará no usarlo.
3
Diga a su médico si es descendiente asiático o ha tenido bajo nivel de magnesio en la sangre o enfermedad del hígado.
4
Si planea tomar omeprazol de venta libre, tenga en cuenta qué la acidez estomacal no lleve más de 3 meses.

Otras Noticias