cultura | Publicado el

¿Todo el reguetón es machista?


El sexo es un tema recurrente en sus letras. Unos dicen que cosifica a las mujeres y otros defienden su lenguaje urbano. FOTO MARIO VALENCIA

La música es poesía. Una prueba es que Bob Dylan, cantautor norteamericano, se ganó el Premio Nobel de Literatura en 2016. Él hizo de sus composiciones un hito. Sin embargo, no todas las letras han llegado a tal estado de lirismo. Hay versos más simples que tienen un lenguaje cotidiano, menos poético, y que también tienen su público. Sus autores no aspiran a un Nobel, sí al gusto popular.

La polémica

El reguetón, como una corriente popular, es un género que nació en la calle. El antioqueño Big Gio, cantautor del género, lo describe: “Es fuerte porque es callejero, tiene su sensualidad, tiene ritmo”.

Desde hace años se han multiplicado sus críticos. Aseguran que tiene letras explícitas, que incitan a la violencia de género y tratan a las mujeres como un “juguete sexual”.

Carolina Gutiérrez, Phd. en Lingüística Hispánica, quien investigó sobre la construcción de la violencia de género en las letras del reguetón, interpretadas por mujeres, se une a los detractores.

Le dijo al diario Vanguardia Liberal que el reguetón refuerza la imagen de la mujer como “un animal salvaje que debe ser domesticado a toda costa, con azotes si es preciso; la libertina que hay que contener y poner en su lugar o la sumisa a la que le gusta dejarse someter”.

Las letras y sus efectos

“Si la generación más joven llegará a identificarse y hasta a asumir la narrativa de las canciones, los jóvenes podrían pensar que vivir como los personajes de las letras es lo natural y lo debido”, agrega Gutiérrez.

Argumento que debate el jefe del pregrado en Psicología de la Universidad Eafit, Jonny Javier Orejuela Gómez. Él asegura que si bien es cierto que el lenguaje tiene un efecto sobre la conducta, quien escucha este tipo de canciones tiene criterio.

“No es un robot, son personas que pueden hacer interpretaciones múltiples. No hay una aritmética precisa entre escuchar una canción y salir a comportarse como dice la canción. Si eso fuera así, entonces, ¿por qué en la época del bolero los hombres eran románticos en las canciones pero brutales en las relaciones directas con las mujeres?”, cuestiona.

No generalizar

Big Gio asegura que en sus canciones no hay una que incite a la violencia de género. “Nunca incluyo ese tipo de letras porque soy caballeroso. En mis canciones sí puede haber sensualidad, nunca irrespeto”.

El joven cantautor considera que hay muchos artistas del género que no tienen ese tipo de letras como Golpe a golpe, por lo que darles a todos esa calificación es injusto. Asimismo, no critica a los demás, “hay cosas que venden”.

Orejuela hace una comparación entre dos canciones de Maluma, Cuatro babys y Borró Casete. “Hay un escándalo por la primera canción. Yo quisiera que hicieran el mismo ejercicio con Borró Casete (Que no se acuerda de esa noche/porque ella borró cassette/ dice que no me conoce/ y quiero volverla ver).

Ahí el usado como objeto sexual es el hombre, así que, ¿dónde está lo equitativo?”.

No es la primera vez que un género musical genera polémica. Alguna vez pasó con el doble sentido de la música guasca, también con el vallenato y con la música popular mexicana.

Muchos concluyen que pelear contra el tema es una batalla pérdida. Otros, como el colectivo Usa la razón, lideran campañas en Facebook que con imágenes recrean las letras de las canciones y exigen que las mujeres sean tratadas como personas y no como propiedad de los hombres. “Solo queremos que haya más consciencia”, insisten.

Mientras tanto, las canciones de reguetón flotan entre las mareas de la aceptación y el rechazo.

Las canciones de reguetón tienen contenidos sexuales que incomodan. Mientras algunas personas rechazan sus letras, otras las defienden y dicen que no se debe generalizar.

Contexto de la Noticia

Uno de los temas más polémicos ha sido Cuatro Babys de Maluma que le valió acusaciones de machista y misógino. Como respuesta, las mexicanas Luna Viper & La Sirena lanzaron Cinco nenes. Este un fragmento de ambas canciones.

Cuatro Babys

“Ya no sé que hacer. No sé con cuál quedarme.

Todas saben en la cama maltratarme. Me tienen bien, de sexo me tienen bien.

Estoy enamorado de cuatro babys.

Siempre me dan lo que quiero. Chingan cuando yo les digo. Ninguna me pone pero. Dos son casadas. Hay una soltera. La otra medio psycho y si no la llamo se desespera”.

Cinco Nenes

“Me están enamorando 5 babys, todos me mueven el piso.

Un colombiano que es mi favorito (...) me niego, me dicen mami me corro adentro y así te preño...siempre me dan lo que quiero, chingan cuando yo les digo, ninguno me pone, pero, a los cinco se los hago rico, yo nunca les fallo, soy como su vicio (...)

No me ganan con la palta, ni con el tamaño de su riata”

Usa la razón
Facebook y Twitter
Nadie queda indiferente ante las campañas virales de este grupo que con fotografías representan literalmente las letras del reguetón. Su misión es generar consciencia acerca de los contenidos de las canciones que reducen a las mujeres a un objeto sexual. Según dicen, no solo es evidente en las letras sino también en los videos musicales. El proyecto es liderado por la fotógrafa bogotana Lineyl Ibáñez y estudiantes universitarios y ha tenido eco en América y Europa.
Mala conducta
Alexis y Fido

“Yo tengo una gata que le gusta el castigo. Ella se vuelve loca cuando le meto agresivo. Cuando la cojo por el pelo la pego a la pared y le digo que la voy a mandar pa intensivo (...) Ella se derrite como en tu paladar el chocolate.

Le fascina que en la cama la machuque con el bate

Le gusta que la maltrate y en son con el bate. Que la amarre y la desbarate. Le encanta que me ponga como un animal. Que le tape los ojos y la comience a torturar”.


Powered by