Medio Oriente | Publicado el

Cinco muertos por tiroteo en casco antiguo de Jerusalén


FOTOS EFE

Tres árabes israelíes abrieron fuego este viernes en el casco antiguo de Jerusalén y mataron a dos policías, antes de ser abatidos en la Explanada de las Mezquitas, tras protagonizar el incidente más serio de los últimos años en esta zona extremadamente sensible.

Tras el suceso, la policía anunció que todas las entradas de la Explanada de las Mezquitas, situada en Jerusalén Este -anexionado y ocupado por Israel- habían sido cerradas y que las oraciones del viernes no se celebrarían.

Ante la posibilidad de un recrudecimiento de las tensiones, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente palestino, Mahmud Abas, conversaron por teléfono, según la agencia de noticias palestina Wafa.

Abas condenó el incidente y expresó “su rechazo a todo acto de violencia”, mientras que Netanyahu “hizo un llamado a la calma”.

Es el primer ataque de tal magnitud con arma de fuego desde hace años dentro de los confines del casco antiguo de la ciudad, subrayaron los comentaristas, pues los últimos 20 meses han estado marcados por ataques con arma blanca cometidos por palestinos que, en general, actuaban solos.

Dos policías que resultaron heridos de gravedad fallecieron poco después del ataque, mientras que un tercer policía estaba herido leve, señaló la policía.

Los policías muertos, Hail Satawi, de 30 años, y Kamil Shanan, de 22, formaban parte de la minoría árabe drusa de Israel, muy presente en la policía y el ejército.

Image

Según la policía y el Shin Bet, el servicio de seguridad interior de Israel, los tres atacantes también eran árabes israelíes, oriundos de la ciudad de Um el Fahm (norte).

Fueron identificados como Mohamed Jabarin y Mfadal Jabarin (ambos de 29 años) y Abdel Latif Jabarin (19 años).

Hacia las 07H00 locales (4H00 GMT), abrieron fuego contra policías israelíes cerca de una puerta del casco antiguo de Jerusalén y luego huyeron hacia la Explanada de las Mezquitas, donde fueron alcanzados por las fuerzas de seguridad, que los abatieron.

En un video difundido por medios israelíes y palestinos grabado en la Explanada de las Mezquitas, se puede oír un intercambio de disparos.

El ministro israelí de Seguridad Pública, Gilad Erdan, acudió al lugar y calificó el ataque de “acontecimiento extremadamente grave”.

“Tendremos que reevaluar todas las disposiciones de seguridad en el Monte del Templo [como llaman los judíos a la Explanada de las Mezquitas] y sus alrededores. Insto a los líderes de ambos bandos a [...] mantener la calma en Jerusalén”, agregó.

Tras haber consultado a responsables de seguridad, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, decidió que la Explanada de las Mezquitas permanecería “cerrada hoy por razones de seguridad”, según un comunicado de sus servicios.


Powered by