tendencias | Publicado el

Y qué le pasa a su cuerpo si no come carne

ElColombiano

Solo comer una hamburguesa de res al día lo pone en riesgo de diabetes, enfermedades coronarias, ataques cerebrales y algunos cánceres. La Fundación Internacional para la Investigación sobre Cáncer del Reino Unido asegura que aunque la carne roja es una buena fuente de nutrientes, no es necesario comerla todos los días, es decir, en exceso.

Este argumento, así como el de los gases de efecto invernadero que produce la ganadería, y el trato que viven cerca de 10 mil millones de animales que se crían en granjas de producción masiva bajo condiciones que muchos no querrían para sus perros o gatos, han servido, en parte, para que se haya popularizado la dieta vegetariana.

Según el Atlas de amigos de la tierra de la Fundación Heinrich Böll hoy hay 375 millones de vegetarianos en el mundo. Uno de ellos es el tenista Novak Djokovic, quien le atribuye milagros a su dieta sin productos de origen animal (vegano), y otro es el exBeatle Paul McCartney, quien lo es desde hace 40 años y le propuso al público evitar la carne los lunes.

Mal vegetariano

¿Por qué entonces si atletas de alto rendimiento y artistas prolíficos redujeron o erradicaron la carne de su dieta algunos estudios científicos la relacionan con una peor salud? Uno de ellos se publicó en 2014 por un equipo de investigadores austriacos con sede en el Instituto de Medicina Social y Epidemiología de la Universidad Médica de Graz y se trató de un análisis con más de 1.350 personas de 15 años o más.

Si bien hubo beneficios positivos asociados con el vegetarianismo, el estudio señaló que “en general, nuestros hallazgos revelan que los vegetarianos reportan peor salud, siguen tratamientos médicos con más frecuencia, tienen peores prácticas preventivas y una calidad de vida inferior”.

Tenga en cuenta que en ciencia se debe observar con detalle las correlaciones que se encuentren. Según dice la comunicadora científica londinense Marina Murphy, no todo lo que relaciona un asunto A con B, significa que A dio como resultado a B.

Así que tome con pinzas los resultados de los austriacos que encontraron que los vegetarianos reportan condiciones crónicas y una peor salud subjetiva (cómo la percibe usted) con mayor frecuencia.

Estos especialistas además hallaron incidencias de cáncer “significativamente más altas” en ellos, así como un aumento en las tasas de trastorno de ansiedad y depresión, si bien señalan que esto es inconsistente con otras investigaciones.

Por supuesto, hay opiniones encontradas. La nutricionista Beatriz Rada, graduada de la Universidad de Antioquia y quien ejerce en Puerto Rico, así como el médico especialistas en deporte Jesús Miranda, de la misma universidad, aseguran que llevar una dieta vegetariana balanceada tiene sus ventajas: estas personas, en promedio, tienen un índice de masa corporal más bajo y sufren menos problemas de colesterol, hipertensión, enfermedad arterial coronaria y diabetes tipo 2. Y, en muchos casos, dicen los expertos, los vegetarianos tratan mejor sus cuerpos: hacen más ejercicio y fuman y beben menos alcohol.

Otro estudio, como la compilación de cinco investigaciones prospectivas, titulado Mortalidad en vegetarianos y no vegetarianos: hallazgos detallados de un análisis colaborativo, sugiere que en realidad las diferencias en cuanto a salud son muy pequeñas. Este análisis, que apareció en la revista American Journal of Clinical Nutrition publicada en 1999, analizó a más de 60.000 personas durante veinte años, entrevistándolos sobre sus hábitos alimenticios al inicio del proceso y, luego, a distancia de 5, 10 y 15 años.

Más recientemente, en 2016, un trabajo de la Universidad de Oxford sostiene que ambos grupos tienen la misma esperanza de vida, siempre y cuando el consumo de proteína animal sea moderado.

Hágalo bien

Definitivamente los niveles bajos de hierro pueden provocar una afección llamada anemia, que fatiga, aumenta los latidos del corazón y deja sin aliento al subir las escaleras.

También es cierto que las proteínas animales son una fuente principal de hierro, que ayuda a que sus células sanguíneas transporten nutrientes a través de su cuerpo. Y, así mismo, que la anemia es un problema común para los vegetarianos.

No obstante, hay que aclarar, dice Miranda, que “un vegetariano o una persona que no consuma ningún tipo de producto que provenga de fuentes animales, puede ser tan enfermizo al comer productos vegetales inadecuadamente seleccionados como el omnívoro que solo come hamburguesas o nuggets de pollo.

Una dieta vegetariana cargada de granos refinados como el arroz blanco y el pan, jugos y bebidas azucaradas, galletas, papas fritas y helados sin lácteos no es saludable.

Quienes se deciden por una dieta estricta, carente de proteína animal enfrentan un desafío. Incluso los médicos sugieren suplementarse para obtener la vitamina B12.

La clave es consumir una dieta que incluya elementos de todos los grupos alimenticios. Recuerde que no porque una comida esté etiquetada como vegetariana, o no sea de procedencia animal, es más saludable.

Cada organismo es distinto por tanto diferentes dietas cumplen objetivos distintos. Si va a reducir o a abandonar productos animales, cuídese de seguir recibiendo los nutrientes que necesita.

Contexto de la Noticia

Paul Mccartney habla de sus pasiones y de cómo cualquiera puede marcar la diferencia en su reciente documental Un día a la semana (2017). One Day a Week, un breve documental que ha realizado con sus hijas, Mary y Stella McCartney cuenta con la participación de los actores Emma Stone y Woody Harrelson, que comparten datos acerca del impacto de la agricultura y la ganadería en el cambio climático. McCartney espera animar a la gente a que contribuya a frenar el avance del calentamiento global comiendo menos carne.


Powered by