tendencias | Publicado el

Si va de viaje, empaque hasta el perro y el gato


fotos sstock

Tal como los humanos, que deben ir en un vehículo con su respectivo cinturón de seguridad abrochado, las mascotas deben prepararse para viajar en condiciones similares porque pueden sufrir serias lesiones en caso de accidente.

Es necesario recordar que cualquier elemento suelto dentro de un vehículo podría convertirse en un proyectil al momento de una desaceleración súbita, porque por acción de la inercia, este continúa su velocidad y trayectoria de desplazamiento a menos que algo lo retenga, como el cinturón o un arnés.

Por ejemplo, un objeto suelto dentro de un vehículo y a una velocidad de 50 km/h, en una colisión sale proyectado con un peso equivalente a 50 veces su propia masa. Es decir, una mascota de 20 kilos, en un accidente a 50 km/h, tendría una carga de impacto que llega a una tonelada.

Este ejemplo expone la importancia de transportar las mascotas de manera segura. En Colombia es común verlas viajando en el maletero del vehículo, en el platón, en las piernas de un pasajero, con la cabeza afuera de la ventana o suelta dentro del habitáculo del vehículo.

De paseo

En Colombia aún no hay reglamentación sobre el asunto, pero con los argumentos expuestos anteriormente, resulta conveniente mirar hacia afuera en búsqueda de algún referente.

Por ejemplo, el código de tráfico y seguridad vial de España contempla el transporte de mascotas dentro de los vehículos y en su artículo 18.1 indica: “El conductor de un vehículo está obligado a cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos”. Es decir que el conductor debe garantizar el adecuado transporte de los animales teniendo como premisa la seguridad suya y del resto de los ocupantes.

Cinturón para el gato

Para llevar a cabo este propósito se debe contemplar el tamaño de la mascota y la estructura del vehículo. EL COLOMBIANO consultó al Centro de Experimentación Vial Cesvi para conocer las alternativas recomendadas. Estas son:

Arnés: también conocido como cinturón de seguridad para mascotas, es una de las formas más ligeras y fáciles de encontrar en el mercado para transportarlas. Puede ser usada en animales de distintos tamaños y permite sujetarla al cinturón de seguridad. Son mejores lo arneses con varios puntos de anclaje porque así el perro se mueve menos.

Rejilla: este elemento se recomienda para vehículos que cuentan con un amplio maletero y puerta trasera. Es una buena solución para animales de gran tamaño e impide que estos pasen a la parte delantera del vehículo. Es importante asegurar muy bien a las sillas traseras del vehículo.

Jaula para viaje: es una solución óptima para mascotas pequeñas, porque se pueden ubicar en el habitáculo del vehículo, en el piso, entre los asientos de adelante y los de atrás, o también en el maletero para vehículos con compuerta trasera; eso sí, nunca sobre las sillas.

Una vez se haya escogido cual será la forma de transportar nuestra mascota, es importante verificar la calidad del elemento. En el mundo existen múltiples laboratorios dedicados a realizar pruebas de ensayo que evalúan el correcto funcionamiento de elementos de este tipo.

No se trata de decir que se va de paseo y pone al perro o al gato en el carro. A ellos también hay que cuidarlos y ponerlos a viajar cómodos y seguros. Estos son algunos consejos útiles.

Contexto de la Noticia

-No sobra también tener en cuenta que es mejor hacer una revisión veterinaria de la mascota antes de emprender un viaje largo. Así, si el animal es susceptible de sufrir mareos, se le puede brindar una medicación que lo apacigüe.

-También es importante tener a mano agua, alimento y algún juguete que ayude en su distracción durante el recorrido. De igual manera es fundamental tener a la mano algún elemento de abrigo si se transita por tierras altas.

-Como las personas, el perro necesita descansar en trayectos largos de viaje, cada dos horas de desplazamiento es conveniente parar para que la mascota se baje a dar un corto paseo y aproveche para hacer sus necesidades. Eso sí, siempre con el collar y la traílla para evitar que salga corriendo, se pierda o sea atropellado.


Powered by