Tendencias | Publicado el

El contacto piel a piel es tan importante como darle leche materna a un bebé


La OMS recomienda lactancia materna exclusiva mínimo hasta los 6 meses de vida e idealmente hasta los 2 años. FOTO SSTOCK

La leche materna es un superalimento digno de esta etiqueta. Esto dicen varios investigadores desde hace varios años. Uno de ellos es Bruce German, director del Instituto para la alimentación saludable de la Universidad de California. No obstante más recientemente otros autores también llaman la atención sobre el vínculo cercano y su importancia que está casi al mismo nivel que la de alimentar al bebé con leche de la madre.

Esta leche es más que solo comida: contiene anticuerpos y enzimas que combaten los gérmenes y ayudan a los bebés a crecer. Investigaciones como la publicada en 2002 en la revista Cochrane Library demostró que los bebés amamantados tienen menos infecciones en el pecho, y otra de estas publicada en la revista Pedriatrics en febrero de 2006, encontró que también disminuye infecciones en el intestino en sus primeros meses de vida.

Otros trabajos como el compilado por la Organización Mundial de la Salud en un documento de 42 páginas publicado en 2007 enunció los beneficios que se dan a largo plazo sobre la inteligencia y las condiciones como la obesidad, el asma y el eccema.

El contacto piel a piel

Así como el alimento materno, la conexión piel a piel con la madre o un familiar que le de la bienvenida al mundo al bebé también será clave. Médicos como Juan Manuel Aguilar, pediatra y experto en el Programa Canguro del Hospital General de Medellín lo aseguran y así mismo se enunciaba en el libro Parto si temor (1955) del doctor Grantly Dick-Read, uno de los primeros en anotarlo: “El recién nacido solo tiene tres necesidades: el calor de los brazos de su madre, el alimento de sus pechos y la seguridad de saber que está junto a él. Amamantar las satisface todas”, decía.

El Programa Canguro que se creó hace 40 años en Bogotá también ha venido sumando casos que validan esta sugerencia de los investigadores. Aguilar, por ejemplo, resalta que mantener al bebé cerca al pecho de la madre o un familiar hace que el pequeño se sienta como en el útero del que recién salió, sienta los latidos del corazón como lo hacía en su gestación y finalmente haga un tránsito a su nuevo hogar con naturalidad.

Contexto de la Noticia

Los resultados de la última Encuesta Nacional de Situación Nutricional de Colombia (ENSIN), realizada en el 2015, mostró que el 72 por ciento de los recién nacidos reciben lactancia materna en su primera hora de vida, con lo que Colombia superó la meta establecida por la OMS y el UNICEF de mejorar el inicio temprano de la lactancia materna en al menos 70 por ciento. No obstante 1 de cada 3 niños menores de 6 meses (36,1%) se alimenta exclusivamente con leche materna en sus primeros seis meses de vida.


Powered by