Tendencias | Publicado el

El perro es el mejor amigo del ejercicio


FOTO SSTOCK

Miel es una border collie red hiperactiva y peluda. Jenny Zuluaga Grajales quería tener justo esa compañera de cuatro patas, solo que poco le gustaba el ejercicio, y esa raza tiene tanta energía y velocidad que es común verla ganar en campeonatos de agility o disc dog, esos en los que el perro sortea obstáculos contrarreloj o atrapa discos en el aire. Es decir, o sales con ella a caminar o te enloquece en casa.

El etólogo, zootecnista y adiestrador canino Andrés Valencia explica que requieren de largas jornadas de ejercicio para canalizar su energía.

Valencia compite con Molly, otra bordier collie negra, en los torneos de disc dog. Hace ejercicio con ella cerca de 45 minutos a una hora, día por medio y los otros, tiene una actividad de juego con otros perros de mínimo media hora.

Para Jenny, la llegada de Miel la ha obligado a salir a caminar. “Después de tenerla en entrenamiento, me orientaron e indicaron que tenía que salir, por lo menos, tres veces al día, y cómo mínimo una hora, y no es solo andar, es también llegar a un punto y jugar con ella”.

Así que terminó descubriendo que ir con su perra no solo la hace feliz sino que le ha ayudado a ser más saludable.

Los beneficios para dueños

La Asociación Veterinaria Americana (AVMA) señala que caminar es un ejercicio excelente para los dueños y sus mascotas. “No solo es la actividad física para ambos, sino también la estimulación mental del perro para oler, ver y oír más allá de los límites de un patio o un jardín. Caminar ayuda a preservar el tono muscular y el movimiento de las articulaciones de las mascotas”.

Valencia explica que tanto humanos como sus caninos se benefician ya que “queman calorías, oxigenan la sangre, ayudan a las articulaciones y al sistema cardiorespiratorio. Independientemente de la raza que sea es vital que la mascota tenga movimiento y eso obliga a los dueños a ejercitarse”.

Un artículo realizado en la Escuela de Enfermería Frances Payne Bolton de la Universidad de Case Western Reserve, en Cleveland, Estados Unidos, confirmó que entre los pacientes encuestados, en su mayoría obesos, el 68 % ya estaba haciendo ejercicio. A ellos se les preguntó además si tenían un perro en casa. Más de la mitad dijo que sí. “Es una motivación importante para salir a caminar”, escribieron.

Otro estudio más específico, realizado por la Universidad de Liverpool, Inglaterra, con 11.000 mujeres embarazadas, indicó: hay aproximadamente un 50 % más de probabilidades de lograr los 30 minutos de ejercicio recomendados al día en quien tiene un perro, eso incluye caminar a paso rápido con sus mascotas.

“Los científicos sugieren que, como es un ejercicio de bajo riesgo, pasear con un perro podría formar parte de una estrategia más amplia para mejorar la salud”.

La profesora de Ciencia Cognitiva en la Universidad Barnard, Nueva York, Alexandra Horowitz, autora del libro En la mente de un perro, le contó al diario The Washington Post que un paseo con la mascota puede ser más divertido de lo que imagina. “Nosotros vemos el mundo y un perro lo huele”. Por eso aproveche, tiene un motivador de cuatro patas para moverse

Una opción para quienes llevan una vida sedentaria es tener un perro que lo motive a hacer ejercicio. Las articulaciones y el corazón, tanto del dueño como de la mascota, lo agradecerán.

Contexto de la Noticia

Antes de iniciar el ejercicio consulte a su veterinario para asegurarse de que su mascota está sana. Cuando tenga la autorización del médico, lo primero que debe hacer, según el entrenador Andrés Valencia, es enseñarle a su perro a andar a su lado y con correa. “La mascota debe entender que caminar es caminar. Por eso lo primero que uno hace al salir es llevarlo a que haga sus necesidades y después de eso ya se realiza la rutina”. Esta puede incluir cambios de ritmo entre despacio, medio y rápido. Es importante tener instantes de descanso.


Powered by