Tecnología | Publicado el

Estas son las redes sociales que ya descansan en paz


Los hábitos de los consumidores cambian con rapidez y todo lo que no sea capaz de adaptarse a ese ritmo está condenado a desaparecer, incluidas las redes sociales.

Las redes sociales no nacieron con Facebook, tampoco con MySpace o Hi5, algunas que seguro recordarán los ciberusuarios menos jóvenes. Antes de ellas surgieron otras de las que, en muchos casos, poco se conoce. ¿Le suena SixDegrees.com o Friendster? Si no, le adelantamos que estas fueron las primeras que existieron y ahora no son más que un recuerdo de esas estructuras virtuales que aparecieron hace 21 años sin tener la pretensión de cambiar el mundo, como sí lo terminaron haciendo las que supieron mantenerse vigentes, como Facebook.

Pocos las tenían en su radar, por eso la desaparición de algunas de ellas fue silenciosa. A la despedida que más ruido se le ha hecho en los últimos cinco años ha sido a la de Vine, que pasó de ser la que tenía mayor crecimiento en el mundo, según GlobalWebIndex, a cerrar después de solo tres años de funcionamiento.

Antes de que Vine se retirara en octubre de 2016, casi un año antes, en junio de 2015, Friendster decidió tomar un descanso. Su plataforma no continuó funcionando porque la comunidad que había construido –gamers o jugadores de videojuegos– no se involucró tanto con ellos como esperaban y “la industria” se hizo cada vez más competitiva.

Esos son apenas dos ejemplos. En general, los cierres de diferentes plataformas han obedecido a distintas causas. Según Rubén Darío Vásquez, blogger en la red de Forbes México, son tres las causas por las que una red social fracasa: problemas con el desarrollo de las plataformas, modelos de negocio mal entendidos, y falta de contenido atractivo.

Para Vásquez, ese fue el origen del declive de MySpace y Hi5, que hace 10 años conformaban el top tres de las más usadas en el mundo.

Pero esas dos no han desaparecido, siguen vivas, así como Badoo, que renovó su aplicativo móvil en 2017.

Este requiem es por las que ya definitivamente no están, pero que tienen sus nombres escritos en los anales de la evolución de la web en el mundo.

Vine, que llegó a competir cabeza a cabeza con Instagram, es una de las redes que tuvieron rápido ascenso y hoy hacen parte del cementerio digital y los recuerdos de los usuarios.
Las redes sociales que ya murieron

Contexto de la Noticia

SixDegrees fue la primera red social que surgió ya que permitía crear un perfil y construir una lista de amigos y familiares. Su objetivo era conectar a las personas en función de la teoría de los seis grados de separación, es decir que se pudieran contactar con cualquier persona en una cadena de conocidos con no más de cinco intermediarios, así en 1998 ya tenía un chat.

Pero el desarrollo de esta red fue muy corto, pocos años después, apenas en el 2000, su creador Andrew Weinreich decidió cerrarla argumentando que era muy adelantada para ese momento.

Friendster nació en 2002 y goza de un gran logro: fue la primera red social que les permitió a los usuarios crear perfiles y compartir contenido como fotos y videos. Su caída comenzó en 2009 cuando decidieron rediseñarla, año en el que Facebook se consolidaba como la reina entre las redes. En 2011 Friendster cambió su enfoque y se concentró en los jugadores de videojuegos. Decidió cerrar como red en 2015 y en junio de 2018 se liquidó la compañía.

Google se caracteriza por sus exitosos productos, como YouTube, sin embargo también han tenido sus fracasos y uno de ellos fue Orkut, que surgió en 2004 después de un intento de comprar Friendster, que también desapareció.

Orkut ofrecía la posibilidad de agregar amigos y compartir contenidos y fue popular en países como Brasil e India. La red estuvo activa hasta hace poco, cerró en 2014 después de que Google lo anunciara.

Vine salió al público en enero de 2013 y un año después, según datos de la compañía de análisis Statista, ya era la más popular entre los jóvenes estadounidenses. Para los usuarios de esa red el encanto eran los videos cortos, de apenas seis minutos, con los que se comunicaban; pero un año más tarde otras redes como Snapchat e Instagram comenzaron a atraer más usuarios.

Finalmente, Vine, que era propiedad de Twitter, comenzó un cierre paulatino en octubre de 2016, primero empezando a no permitir que los usuarios cargaran sus videos.

Para ese momento la red social tenía 200 millones de usuarios activos mensualmente, pero su modelo de negocio no fue próspero.


Powered by